PATROCINADO POR
Amandín. La opción más saludable

Empieza el verano y el calor, y nuestro cuerpo se merece algo bueno y refrescante como éste Helado de té verde Matcha.

Delicioso y reconfortante gracias al aporte de las almendras y muy digestivo gracias a la bebida vegetal sin lactosa y sin azúcares añadidos.

De esta manera se obtiene un helado sano, natural y ¡fácil de hacer! Apto para los más grandes y pequeños de la casa, ideal como merienda gracias a su sabor delicadamente dulce y alta cremosidad, aportando saciedad y placer pero sobre todo salud gracias a su contenido en calcio, magnesio, fibra y alto poder antioxidante.

Todo el mundo conoce más o menos los beneficios del té verde , pero éstos se potencian 3 veces más cuando se trata del té verde Matcha, al tratarse de un té verde en polvo de origen japonés del que se consume la hoja entera pulverizada y  que se caracteriza por tener altos niveles de polifenoles y vitamina C. Es por ello que su poder antioxidante es 15 veces mayor que el de la granada o el de las moras azules, además de ser fuente de vitamina A y hierro.

Un té que con solo su color y nivel de clorofila, nos revitaliza, además de aumentar nuestras defensas y detoxificarnos. Y por eso éste Helado de té verde Matcha es un auténtico aliado para  el verano y para nuestra línea, gracias al 17% de su potencial quema grasa, cuida de nuestro peso además de nuestro colesterol y salud cardiovascular.

Té verde antioxidante te verd antioxidant

Al llevar ingredientes de calidad, podemos disfrutar con salud y placer de cada bocado, teniendo en cuenta su acción reparadora y antiinflamatoria además de combatir el cansancio.

Una apuesta segura si buscamos estar y sentirnos limpios desde dentro hacia fuera mientras nos protegemos de los daños celulares provocados por los radicales libres del sol y estrés tan característicos en ésta época del año.

Utensilios

-Batidora de vaso potente

Ingredientes para un tarro mediano

  • 1 taza de almendras sin piel previamente remojadas durante 8 horas
  • 180 ml de bebida de avena y coco
  • 1 c. sopera de té verde Matcha en polvo
  • 5 ml de sirope de coco
  • 1 c. postre de extracto de vainilla

Elaboración

  1. En la batidora, mezclar y batir la bebida vegetal con el té Matcha hasta que quede todo bien homogéneo.
  2. Añadir las almendras, sirope y extracto de vainilla, y volver a batir bien.
  3. Verter la mezcla en un tarro de vidrio y congelar durante 8 horas, sacando y removiéndolo todo bien si se puede, cada 4 horas para una mayor cremosidad.
  4. Una vez listo, servir unas bolas del helado en un cuenco, con copos de avena sin gluten o el topping

Autora: Mareva Gillioz, Dietista y Coach nutricional, especializada en Naturopatía. Certificada en cocina crudivegana por Matthew Kenney Culinary Institute
Bio Eco Actual Junio 2017

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here