miel contaminada con pesticidas mel contaminada

Un estudio global en el que se han recogido muestras de miel de los cinco continentes demuestra que el 75% de las muestras de miel están contaminadas con pesticidas. Si bien la concentración de estos agentes tóxicos no es perjudicial para el consumo humano, sí lo es para las abejas y otros polinizadores que están en riesgo y cumplen un rol fundamental en la cadena alimenticia.

Si bien la concentración de estos agentes tóxicos no es perjudicial para el consumo humano, sí lo es para las abejas y otros polinizadores que están en riesgo y cumplen un rol fundamental en la cadena alimenticia.

Los científicos vienen observando desde hace unos años la desaparición progresiva y masiva de la población de abejas en todo el mundo. Se atribuye la causa a los insecticidas empleados en agricultura como losneonicotinoides, (pesticidas sistémicos basadoa en la nicotina). Estos insecticidas atacan de forma fatal el sistema nervioso del insecto. Se aplican generalmente a las semillas y se despliegan por toda la planta a medida que crece, flores y frutos incluidos. Solo afectan a invertebrados que se alimentan de las plantas tratadas, siendo inocuos para los vertebrados, como los humanos.

El análisis muestra que el 75% de todas las muestras de miel contenían al menos un neonicotinoide; de estas muestras contaminadas, el 30% contenía un único neonicotinoide, el 45% contenía dos o más. Incluso un 10% de los botes contaban con un cóctel de cuatro o cinco de estos pesticidas. Las concentraciones fueron más altas en muestras europeas, norteamericanas y asiáticas.

Pensábamos que íbamos a encontrar muchas muestras contaminadas, pero no el 75% de la miel. Buena parte de ellas proceden de zonas remotas o de áreas en su mayoría naturales y por eso los resultados son aún más impactantes”, dice el biólogo de la Universidad de Neuchâtel (Suiza) y principal autor del estudio, Edward Mitchell. “Además, que el 45% presente múltiples contaminaciones es un porcentaje alto y preocupante, ya que no conocemos bien el impacto de estos cócteles. Y solo hemos analizado cinco de los aproximadamente 500 que hay. Así que se pueden imaginar que es solo la punta del iceberg”, añade.

El neonicotinoide más presente es el Imidacloprid, hallado en el 51% de las 198 muestras. Es un desarrollo de Bayer, que lo comercializa bajo diversos nombres.

En concreto, la media de cantidad de pesticida en las muestras positivas de es de 1,8 nanogramos (ng) por gramo de miel. La Unión Europea tiene establecido el límite admisible en 50 ng para tres de los neonicotinoides analizados y en 10 ng para los otros dos.

Sin embargo, tal concentración sí podría estar afectando a las abejas.

A finales de año, las autoridades europeas tendrán que decidir su aplican una moratoria a la prohibición parcial al uso de determinados neonicotinoides, si la levantan o incluso la amplían. El problema es que, como recuerda Connolly, “los neonicotinoides son unos insecticidas muy efectivos y con baja toxicidad para los humanos”. El hecho de que se encuentre su rastro en tantas mieles puede afectar a la decisión que se tome.

Publicado en Ecoportal.net
Con información de:

Bio Eco Actual, informativo mensual gratuito impreso y digital 100% ecológico
Bio Eco Actual Octubre 2017

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here