Algunas de nuestras ciudades y pueblos ya han puesto en marcha experiencias como la red de Huertos Urbanos de Barcelona, pero, ¿hasta qué punto pueden ser rentables -económica y socialmente- este tipo de experiencias?

El potencial escondido de los huertos urbanos
123rf Limited©federicofoto. Cultivo de tomates en balcón urbano

Espacio para los huertos urbanos

Cuántas veces hemos pasado por el enlace de una autovía o calle principal y nos hemos preguntado por la gran superficie de terreno desperdiciado entre tanto puente y rotonda. Por no hablar de los tejados de las grandes superficies comerciales.

Las ciudades suelen estar densamente pobladas, pero incluso en estos amasijos de edificios y asfalto, además de jardines públicos, también se pueden encontrar rincones en los que se podrían poner en práctica nuevas formas de horticultura.

Nueva investigación en el Reino Unido

En nuestro país no existen muchos datos a gran escala sobre este tema, pero en el Reino Unido acaba de ser publicada una investigación en la que se calcula que, aprovechando espacios urbanos ahora considerados marginales, la práctica de la horticultura podría cubrir el 15% de la demanda de frutas y verduras de la población. Y para conseguirlo sería suficiente con plantar en el 10% de los espacios verdes o no urbanizados de las ciudades.

La cifra no es nada despreciable, en especial en un horizonte en el que la seguridad alimentaria se encuentra en riesgo y en el que se hace imprescindible la producción de proximidad y la reducción de las emisiones debidas al transporte. Por si fuera poco, la horticultura urbana podría ayudar a mejorar la calidad del aire de las ciudades, reducir el estrés de una parte de la población y recuperar la conexión con la naturaleza entre las generaciones más jóvenes.

El estudio publicado ahora en la revista Nature Food por expertos del Instituto para la Alimentación Sostenible de la Universidad de Sheffield (Reino Unido) se centra en esta ciudad inglesa del condado de Yorkshire del Sur pero según sus autores puede ser extrapolable a otras localidades. Utilizando datos del catastro y de Google Earth, los autores han calculado la superficie que ocupan en Sheffield los espacios verdes (jardines, parques y similares) y los espacios «grises», terrenos no urbanizados pero tampoco utilizados con una finalidad concreta.

La horticultura urbana es una alternativa de producción y de cohesión social en crecimiento en España

Uno de los datos conseguidos es que existe un 15% extra de superficie urbana (que hasta ahora no salía contabilizada en la estadística) que podría ser utilizada -debidamente acondicionada- para la horticultura. La superficie verde y gris disponible en ciudades como Sheffield equivalen a 98 metros cuadrados por habitante, una superficie casi cuatro veces superior a los 23 metros cuadrados por habitante que, en la actualidad, como media, se dedican a la producción agrícola en el conjunto del Reino Unido.

Solo utilizando el 10% de la superficie disponible, en esta localidad de 87.000 habitantes se podría conseguir el 15% de los alimentos vegetales que se consumen.

Los autores de este estudio recuerdan que sólo el 16% de las frutas y el 53% de las verduras que se consumen en el Reino Unido se producen en el propio país, y no necesariamente porque sea técnicamente imposible el cultivo de vegetales.

123rf Limited©julief514

Problemas de la horticultura urbana

Uno de los problemas de la horticultura urbana – en especial en países como España- es la escasez o el precio elevado del agua en las ciudades. En el caso del Reino Unido, este problema podría ser compensado con la incorporación de buenas prácticas en el riego y una mayor utilización de agua de lluvia (con sistemas de almacenamiento por lo general poco utilizados hasta ahora).

En el estudio publicado ahora en Nature Food también se presentan datos sobre el potencial de la agricultura practicada en tejados planos utilizando métodos como la hidroponía, donde las plantas se cultivan en una solución nutritiva, y la acuaponía, un sistema que combina peces y plantas.

Uno de los problemas de la horticultura urbana – en especial en países como España- es la escasez o el precio elevado del agua en las ciudades

Estas técnicas podrían permitir el cultivo durante todo el año con requisitos mínimos de iluminación, utilizando invernaderos alimentados con energía renovable y calor capturado de los propios edificios, con recolección de agua de lluvia para el riego.

En el caso concreto de la acuaponia, el estudio encontró tejados planos para cubrir 32 hectáreas de tierra en el centro de la ciudad de Sheffield. Si bien equivalen a solo 0,5 metros cuadrados por persona, los investigadores creen que la naturaleza de alto rendimiento de la agricultura sin suelo,  podría hacer una contribución significativa a la horticultura local.

Más datos

Siguiendo con el estudio de la dependencia de productos vegetales, en el estudio se destaca que el Reino Unido importa el 86% de su suministro total de tomates. En este cultivo en concreto, los autores indican que con solo dedicar el 10% de los techos planos identificados en Sheffield a la producción hidropónica se podría cubrir el 8% del consumo de tomates de toda la población local. Si el objetivo fuera más ambicioso y se utilizaran tres cuartas partes de los tejados disponibles, se podría llegar a cubrir el 60% de la demanda de tomates en esta ciudad.

Unos datos a tener en cuenta para muchas otras ciudades y países, indican los autores.

La horticultura urbana es una alternativa de producción y de cohesión social en crecimiento en España, con ejemplos notables y larga tradición como los desarrollados en Valencia por el Consell Agrari Municipal (en Sociópolis y el Cabanyal), la  Red de Huertos Urbanos de Barcelona con la participación del Área de Medio Ambiente del ayuntamiento de esta ciudad y los Huertos Urbanos Comunitarios de Madrid, con el apoyo del Área de Medio Ambiente y Movilidad de su l ayuntamiento.

Un informe publicado en 2014 en la revista Ecologista por Gregorio Ballesteros, miembros de Ecologistas en Acción y de la Sociedad Española de Agricultura Ecológica, indicaba que en España sólo 14 ciudades tenían en marcha proyectos de huertos urbanos en 2006 pero que esta cifra pasó a ser de 216 en 2014.

Fuentes:

Autor: Joaquim Elcacho, Periodista especializado en Medio Ambiente y Ciencia

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Septiembre 2021

1 Comentario

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here