De la planta de cannabis se pueden extraer más de 100 cannabinoides diferentes. Sin embargo, hay dos que destacan claramente ante los demás: el THC y el CBD.

Se pueden usar en aquellos pacientes que tienen una dolencia crónica, con enfermedades como VIH o cáncer, entre otras.

El cannabis medicinal es un tipo de hierba que se utiliza con el objetivo de tratar los síntomas de determinadas enfermedades, así como ciertas afecciones. Si quieres saber más sobre este tema, te invitamos a seguir leyendo:

¿Cómo funciona la marihuana medicinal?

Hay diferentes fórmulas de consumir este tipo de hierba: comiéndola, consumiéndose como un extracto líquido, vaporizándola o fumándola.

Tanto en los brotes como en las hojas de la maría es posible encontrar unos elementos que reciben el nombre de cannabinoides. Cada variedad de marihuana puede tener distintos cannabinoides en proporciones muy variables. Esto es precisamente lo que hace que los efectos de su consumo no sean fáciles de controlar.

Estas son algunos de los síntomas para las que puede servir el cannabis medicinal:

  • Control de náuseas y vómitos: es uno de los usuarios más comunes, sobre todo en pacientes que tienen cáncer y están sometidos a un tratamiento de quimioterapia.
  • Alivio de dolor: aquí podemos encontrar diferentes categorías, aunque lo más habitual es que se emplee como fórmula para aliviar el dolor crónico. También es muy efectivo para minimizar el dolor provocado por ciertas lesiones de carácter nervioso.
  • Provocar el apetito: incluso hasta puede resultar muy interesante para devolverle el apetito a personas que no comen lo suficiente y están perdiendo peso peligrosamente. Por ejemplo, podríamos estar hablando de pacientes con cáncer o VIH/SIDA.

Existen muchas líneas de investigación que concluyen que el cannabis medicinal puede utilizarse como tratamiento para aliviar los síntomas de enfermedades como esclerosis múltiple, enfermedad de Crohn, Epilepsia o Enfermedad inflamatoria intestinal.

¿Qué efectos secundarios puede provocar el cannabis medicinal?

Antes de consumir este tipo de producto es muy importante que se tengan en cuenta los efectos secundarios.

  • Efectos secundarios físicos: podríamos estar hablando de mareos, vómitos, tiempo de reacción más lento de lo normal, latidos cardíacos irregulares o rápidos o hasta somnolencia.
  • Efectos secundarios mentales/emocionales: algunos de los más comunes son la pérdida de memoria a corto plazo, sensación de euforia, problemas de concentración, sensación de confusión, incremento o disminución de ansiedad…

También se ha comprobado que su consumo podría producir dependencia o adicción, conducción peligrosa u otros comportamientos que podrían considerarse de riesgo, o irritación pulmonar.

¿Qué personas no deberían utilizar la marihuana medicinal?

A pesar de los beneficios probados de este tipo de producto, existen personas que no deberían consumirla bajo ninguna circunstancia:

  • Personas que tienen algún tipo de enfermedad cardiaca (debido a que el consumo podría elevar la tensión sanguínea).
  • Individuos que tengan antecedentes de psicosis.
  • Mujeres que estén embarazadas o en periodo de lactancia.

Además, los proveedores tienen totalmente prohibido recetar marihuana medicinal a personas que tengan menos de 18 años.

Ahora ya conoces las ventajas y los riesgos de la marihuana medicinal.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Junio 2022

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí