BioCultura, la Feria de la Alimentación Ecológica y el Consumo Responsable, ha cerrado sus puertas en el Palau Sant Jordi de Barcelona este domingo 12 de mayo, con un notable éxito de asistencia y con un más que insólito éxito, también, de las actividades paralelas de la feria. Muchas de las conferencias han registrado llenos absolutos. Las jornadas profesionales han congregado a ecoemprendedores venidos de todo el estado español.

Barcelona vota Bio: BioCultura bate récords

Las dos salas de showcooking con talleres, catas y recetas han registrado un lleno continuado de principio a fin del salón. El showroom de ecoestética también ha congregado a muchos profesionales de un sector cada vez más al alza dentro del mundo bio. Y el buen tiempo ha facilitado que en la zona de picnic, con ecofoodtrucks con diversas ofertas ecoalimentarias, se viviera un ambiente eufórico y refrescado por música de grupos emergentes del ámbito catalán.

Para Ángeles Parra, directora de la feria, “el éxito de BioCultura Barcelona/Catalunya es el éxito de un sector que no deja de crecer respaldado por una ciudadanía consciente y despierta. El sector ecológico en Catalunya no va a dejar de crecer en los próximos años. Falta mucho para que toquemos techo. Nosotros estamos trabajando para formar al público y que puedan elegir lo mejor entre lo mejor. Es decir, productos locales, de circuitos cortos, más vegetales que animales, lo más artesanales posible, en el comercio especializado… Y que el sector orgánico llegue a colegios, hospitales, guarderías, residencias de ancianos. Esto un tsunami ecológico y ya no hay quien lo pare ”.

“Queremos que el producto ecológico esté en todas partes, pero sin que se pierda la esencia de lo que nos ha traído hasta aquí”

Parra hace hincapié “en el éxito de las jornadas para profesionales, dirigidas a que los protagonistas del sector puedan sobrevivir en un nicho de mercado cada vez más amenazado por la competencia de las grandes marcas y grandes superficies, cuyas reglas de juego no son las mismas que siempre ha tenido nuestro sector. Queremos que el producto ecológico esté en todas partes, pero sin que se pierda la esencia de lo que nos ha traído hasta aquí”.

Ángeles Parra es presidenta también de la entidad que organiza el certamen, la Asociación Vida Sana, y declara que “cerramos con la satisfacción del trabajo bien hecho; nos habíamos propuesto volver a batir la cifra de visitantes del año pasado y lo hemos conseguido. Ya hemos superado, en BioCultura Barcelona,  los 74.000 visitantes. Mucho antes de abrir puertas, todo el espacio expositivo estaba adjudicado. Creo que todo el mundo es consciente de que la Humanidad está ante una encrucijada medioambiental, alimentaria, social, energética, económica… Una crisis transversal está tocando a nuestra puerta. La gente está despertando. Especialmente, muchos jóvenes… De nosotros depende el cambio hacia un mundo en armonía con la Naturaleza y con la sostenibilidad (ecológica, económica, social). Y en BioCultura se manifiesta todo ello. La alimentación ecológica enfría el clima, fija población en las zonas rurales, respeta la diversidad, protege la salud de los agricultores y de los consumidores… Tenemos un producto que no necesita mercadotecnia, porque es lo mejor de lo mejor. Sólo falta que la gran industria no nos ‘contamine’  ni nos invada”.

Barcelona vota Bio: BioCultura bate récords

Diversas tendencias triunfan dentro de la feria. Los productos para veganos, por ejemplo. Por otro lado, los productos que se venden a granel y aquellos que son “residuo 0”. También triunfan los productos ecológicos para niños/familias y todos aquellos productos compatibles con el sector gourmet.  Los productos de higiene y cosméticos les siguen como sector al alza con la creación de nuevas empresas nacionales  que contribuyen a aumentar un sector empresarial fuerte y descentralizado capitaneado por jóvenes mujeres ecoemprendedoras.

Destaquemos, también, que España es el primer país en superficie dedicada a la agricultura ecológica en Europa y el 4º mundial. La revolución “bio” ha llegado. Catalunya es líder en consumo dentro del estado español (el 26% del consumo en el estado se concentra en Catalunya) y ello se ha hecho muy palpable en largas colas para entrar en el Palau Sant Jordi, en los  estands abarrotados de público deseoso de conocer los productos y en los pasillos llenos de familias comprando la cesta de la compra en la feria para toda la semana.

La alcadable por Barcelona Ada Colau llevó su caravana electoral ayer, sábado, a BioCultura y se dio un baño de masas. Ha sido la única política que ha visitado la feria. Ángeles Parra denuncia que, pese a que el sector ecológico es un sector de futuro y tan positivo para la sociedad, “la mayoría de políticos parecen no estar por la labor. En Europa, el sector orgánico es una cuestión de estado para la mayoría de partidos, independientemente de sus idearios políticos. Aquí, desafortunadamente, ni la izquierda ni la derecha ha comprendido que el sector ecológico es esencial para emprender la transición ecológica hacia una sociedad sostenible, justa y de futuro. Pocos políticos se dan cuenta de ello. Nos alegramos de que Ada Colau haya visitado BioCultura y de que haya roto una lanza en este sentido”. En su visita a la feria, Colau ha anunciado que el consistorio barcelonés está trabajando para que Barcelona sea la capital mundial de la alimentación sostenible y saludable y acoja una cumbre de ciudades sobre la alimentación orgánica organizada por la FAO.

Para más información sobre BioCultura visite www.biocultura.org

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual Mayo 2019

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here