Si queremos lucir un rostro luminoso y sin imperfecciones, la limpieza es el tratamiento por excelencia. El ABC de las rutinas faciales sigue tres pasos: limpieza, hidratación y protección, pero podemos extenderlos en función de nuestros gustos y necesidades personales. En este artículo proponemos 6 pasos para una rutina de limpieza facial profunda capaz de remover impurezas, eliminar imperfecciones y cuidar el cutis, a fondo y desde nuestra casa.

Rutina Limpieza Facial

Pasos para una rutina de limpieza facial profunda

  1. Desmaquillar

Si somos amantes del maquillaje, nuestra rutina debe empezar por retirar sus restos. Los aceites, geles o leches desmaquillantes son perfectos aliados para destapar los poros y facilitar su limpieza.

  1. Limpiar

Ya sea en formato gel espuma o leche, los productos limpiadores remueven el exceso de grasa y refrescan la piel, a la vez que restauran la barrera natural protectora del cutis. Además de retirar la suciedad acumulada en los poros, dejarán nuestra piel esponjosa e hidratada.

  1. Exfoliar

Para profundizar con la limpieza, podemos recurrir a mascarillas exfoliantes. De este modo, eliminaremos las células muertas y conseguiremos que la piel sea más receptiva a las cremas y aceites que aplicaremos a posteriori. ¡Pero cuidado! No debemos seguir este paso en nuestra rutina de diario. Se recomienda exfoliar la piel una o dos veces por semana, según el tipo de piel que tengamos.

  1. Tonificar y nutrir

Tras la limpieza conviene cerrar los poros. La mejor manera de hacerlo es con productos de textura muy ligera que se absorben con mucha facilidad. Hablamos de tónicos faciales, agua micelar o aguas florales (manzanilla, lavanda, romero) que ayudan a equilibrar el pH natural de nuestra piel, así como calmar, desinflamar o reactivar la circulación de nuestro cutis.

Podemos completar este paso con sérums ricos en principios activos, para una hidratación y una nutrición intensa.

  1. Hidratar

A continuación, llega el turno de la crema hidratante. Es un paso necesario para sellar los nutrientes que hemos aplicado en el paso anterior. Además, si queremos que cumpla con funciones más específicas, podemos escoger una crema hidratante que también sea anti arrugas, anti manchas o reafirmante.

Cabe tener presente que la zona que rodea los ojos es delicada y debemos tratarla con un producto específico. Para ello, podemos aplicar un contorno de ojos con toquecitos suaves, sin arrastrar.

  1. Proteger

Algunas cremas hidratantes ya incorporan filtros de foto protección solar, pero si no es el caso de tu crema de confianza, no olvides el protector solar para terminar tu rutina facial de día.

PATROCINADO POR
Herbolario Navarro | Casa Fundada en 1771

Herbolario Navarro

Autora: Ariadna Coma, Periodista.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Enero 2022

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here