Biocop presenta la lenteja verdina, apreciada por su sabor y color y porque una vez cocida queda entera.

Es ideal para ensaladas, caldos y sopas.
Su color característico se debe a la presencia de un pigmento azul en su carne amarilla. Dicho pigmento no aparece de manera uniforme, lo que provoca curiosas manchas verdosas en esta legumbre.

Son procedentes de Guadalajara.