Mediante la combinación de agua, aceite y una base alcalina como la sosa o la potasa, es posible producir un jabón ecológico en pastilla como el de toda la vida, como lo hacían nuestros antepasados siglos atrás.

Jabón ecológico artesano natural Así se hace: Fabricar un jabón ecológico

Estos ingredientes, mediante la reacción de saponificación, dan lugar a un jabón puro, sin trazas de los ingredientes inicialmente empleados. Los beneficios indudables de esta mezcla son que tanto la sosa y/o potasa, en contacto con el aceite, dan lugar a una sal de gran eficacia contra todo tipo de suciedad, el jabón puro.

En los últimos años, han aparecido nuevas formas de producir jabones que, en lugar de utilizar un álcali, utilizan otro ingrediente químico que da lugar a una mezcla sólida que  carece de jabón en su composición, pues no tiene lugar la saponificación en ningún caso. En definitiva, no se trata de un jabón natural, aunque de apariencia sí lo sea.

Adentrándonos en aspectos técnicos, para fabricar un jabón ecológico o natural se utiliza sosa con el fin de obtener jabón sólido, y potasa, si se quiere un jabón blando. Paralelamente, es determinante la elección de la base oleosa a utilizar. Atendiendo a nuestra experiencia, es recomendable utilizar aceites vegetales, como el aceite de coco, que tiene propiedades muy buenas para todo tipo de tejidos, pieles delicadas y genera una espuma muy cremosa.

Tras una breve agitación de los dos componentes anteriores, se añaden todos aquellos ingredientes que pueden mejorar el jabón. Nos referimos a la utilización de aceites de rosa mosqueta, argán y jojoba, entre otros, y a ingredientes como el aloe vera y la glicerina vegetal que aportan una suavidad adicional a las superficies sobre las que el jabón actúa. Por último, se adicionarían aromas naturales, aceites esenciales y/o sustancias de origen vegetal compatibles con el pelo y la piel. Mediante la saponificación anterior se obtiene un jabón de excelente aplicación para limpieza de la ropa y también, como jabón de uso cosmético corporal.

Adicionalmente, si el propósito es conseguir un jabón ecológico, es necesario estar certificado bajo los estrictos criterios de las agencias de certificación. Actualmente existen diferentes criterios, más o menos permisivos entre las agencias acreditadas, para poder certificar a una empresa productora de jabón certificado. Las hay que toleran un sensible uso de ingredientes sintéticos, de origen petroquímico y las hay que no evalúan con exhaustividad la selección y procedencia de la materia vegetal utilizada. De ahí la importancia en el conocimiento de cada entidad certificadora. En nuestra opinión, actualmente es destacada la labor de ECOCERT (recientemente COSMOS en cosmética), ya que su alcance abarca no sólo el origen y composición de cada uno de los ingredientes empleados, sino que además es ejemplar en su evaluación de la producción, envasado, etiquetado y obviamente en responsabilidad medioambiental de su utilización, garantía total de confianza y responsabilidad ecológica.

La fabricación artesanal de este tipo de jabones no difiere en gran medida de la producción industrial y todavía hoy en día es frecuente esta práctica en el hogar

Se puede seguir fabricando artesanalmente en frío utilizando agitadores y moldes en los que reposar la mezcla para finalmente proceder a la etapa de corte. Mediante este procedimiento artesanal, el jabón conserva todas sus propiedades y se mantiene compacto durante largo tiempo. Se trata de una diferencia sustancial en comparación con los jabones de extrusión, menos compactos y que utilizan bases sintéticas prefabricadas.

Por último, es importante destacar que el jabón propuesto en este artículo puede ser utilizado como ingrediente en jabones líquidos adaptados para uso en lavadora. Esta propuesta innovadora sustituiría la selección de tensoactivos y otras sustancias de síntesis petroquímica, ampliamente utilizados en detergencia convencional. Esta tendencia demuestra un compromiso con una gestión sostenible de los recursos vegetales y de menor impacto en el medio, como así lo avala la elevada biodegradabilidad de los jabones en el medio.

Autor: Pablo Isach Damià, Departamento Técnico de Jabones Beltrán

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual

1 Comentario

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here