gmo filipinas

The Ecologist 16/12/2015
La Corte Suprema de Filipinas prohíbe los ensayos de cultivos transgénicos.

Las Filipinas estaban destinadas a ser la caja de arena de los EE.UU. para el desarrollo de los OGM y su penetración en el sureste de Asia, pero todo ha cambiado por la decisión del Tribunal Supremo de prohibir los ensayos de cultivos de OGM en espera del desarrollo de nuevos protocolos de bioseguridad.

El Tribunal Supremo de Filipinas ha ordenado una prohibición permanente de las pruebas de campo de berenjena GM y una interrupción temporal en la aprobación de las solicitudes de » uso contenido, importación, comercialización y propagación» de los cultivos transgénicos, incluyendo la importación de productos modificados genéticamente.

El tribunal falló a favor de Greenpeace Sudeste de Asia, así como varios activistas filipinos, académicos y políticos, en una gran victoria para los agricultores filipinos y activistas de todo el mundo (ver la lista completa a continuación).

«Esta decisión se basa en una ola de países de Europa que rechazan los cultivos transgénicos, y es un importante revés para la industria de GE», dijo Virginia Benosa-Llorin, Activista en Agricultura Ecológica de Greenpeace Filipinas.

«Filipinas se ha utilizado como modelo para la política regulatoria de GE en todo el mundo, pero ahora por fin estamos haciendo progresos para dar a la gente el derecho de elegir la comida que quieren comer y el tipo de agricultura que quieren fomentar.»

La prohibición temporal está en su lugar hasta que un nuevo «orden administrativo» tenga efecto. Es notable que incluye la muy controvertida GM, el «arroz dorado», un proyecto experimental por el Instituto Internacional de Investigación del Arroz (IRRI), que está actualmente de vuelta a la etapa de investigación y desarrollo debido a sus pobres rendimientos en el campo del cultivo.

Sin embargo, no se espera un impacto en el maíz transgénico ‘Bt’ ya cultivado  en Filipinas, diseñado para emitir insecticidas en toda la planta y sus semillas, que representaron alrededor de un cuarto de la cosecha de maíz del país en 2014.

Defender el principio de precaución en la contaminación genética

La decisión del Tribunal Supremo sienta un precedente mundial, ya que es la primera decisión judicial sobre GM en Filipinas mediante el Auto de Kalikasan (medio ambiente) – un remedio legal ambiental que sólo se encuentra en las Filipinas.

El tribunal también es el primero en el mundo en adoptar el principio de precaución – que sostiene que es mejor errar por el lado de la precaución en ausencia de consenso científico – respecto a los productos transgénicos en su decisión.

«Este caso reivindica los numerosos casos de contaminación genética que nosotros y otros han puesto de relieve, así como el simple hecho de que no existe un consenso científico sobre la seguridad de los cultivos modificados genéticamente», dijo Benosa-Llorin. «Es una gran victoria para los filipinos, especialmente para los agricultores que luchan con los incidentes de contaminación genética.»

«Los cultivos transgénicos promueven un modelo de agricultura ineficaz basado en la agricultura industrial, un sistema que no puede soportar los impactos de un clima que cambia rápidamente, y que está fallando para ofrecer lo que los filipinos actualmente necesitan: seguridad alimentaria y nutricional en tiempos de patrones climáticos inconstantes», dijo Benosa-Llorin.

No hay más aprobaciones GE hasta nuevo aviso

La decisión del alto tribunal invalida la Orden Administrativa Nº 08-2.002 (DAO8) del Departamento de Agricultura y prohibirá al Departamento de Agricultura y al Departamento de Ciencia y Tecnología la emisión de aprobaciones de GE, en espera de la elaboración y aprobación de una nueva  Orden Administrativa. También tendrá un impacto en el comercio de cultivos transgénicos y productos.

Un reciente informe del USDA señaló que «la prominencia de Filipinas en la biotecnología ha convertido al país en un objetivo para los grupos anti-biotecnológicos nacionales e internacionales. Esta oposición a principios de 2012 culminó en una demanda contra la seguridad de la berenjena Bt.

«La decisión resultante del tribunal ordenó la suspensión de las pruebas de campo de GE y ha ralentizado el proceso de aprobación final. Los demandados en el caso han presentado todos peticiones a la Corte  Suprema de Filipinas (PSC) buscando una revocación de la decisión del tribunal inferior.»

Ahora parece que las peores pesadillas de la USDA se han hecho realidad: el Tribunal Supremo ha afirmado la orden del Tribunal de Apelaciones de Mayo  2013 para que el gobierno prepare un plan de acción inmediato para la rehabilitación de los centros de ensayo de campo y proteger, preservar y conservar el medio ambiente, así como recomendar medidas para reformar el proceso regulatorio actual.

Greenpeace Sudeste de Asia ha pedido al gobierno de Filipinas que apoye las políticas de agricultura ecológica, inversiones y financiación.

Este artículo fue publicado originalmente por GMWatch. Reporte adicional de The Ecologist.

Los demandantes al caso son: Greenpeace Sudeste de Asia (Filipinas), Magsasaka Siyentipiko sa Pagpapaunlad ng Agrikultura (MASIPAG), el diputado Teodoro Casino, el Dr. Ben Malayang III, Dr. Angelina Galang, Sr. Leonardo Ávila III, la Sra.. Catalina Untalan, Lcdo. María Paz Luna, el Sr. Juanito Modina, el Sr. Dagohoy Magaway, el Dr. Romeo Quijano, el Dr. Wency Kiat, Lcdo. H.Harry Roque, Jr, ex senador Orlando Mercado, el señor Noel Cabangon, el alcalde Edward Hagedorn, el Sr. Edwin Marthine López

Traducción: Montse Mulé – Bio Eco Actual

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí