entrevista green valley

Green Valley reivindica en sus canciones la autogestión, el respeto por el medio ambiente y las personas, el no a la violencia de género o la crisis y el capitalismo. Seis músicos catalanes y alaveses trabajan desde 2004 en su pequeño ecosistema musical donde crecen el Reggae y el Dancehall, creando canciones con letras reivindicativas y mensajes positivos que contagian y conciencian a quienes las escuchan.

Se trata de uno de los grupos estrella, participante en BioRitme Festival, del 25 al 28 de agosto en el Pantà de Sau, donde presentará su nuevo álbum AHORA, disponible desde finales de marzo de este mismo año.

Bio Eco Actual
¿Qué representa para vosotros el BioRitme Festival?

Green Valley
Tuvimos la gran suerte de participar en el festival el año pasado y quedamos encantados. Un festival muy comprometido con el cuidado del medio ambiente. La energía que se respira en el festival es fantástica y algo que valoramos muy positivamente.  Aparte de la calidad musical, y el ambiente de hermandad, fue la amplia variedad de comida vegetariana que había, no es usual encontrar esa calidad gastronómica en los festivales puesto que se suele optar más por la comida rápida y de baja calidad. El entorno donde se realiza el festival es un lugar idílico rodeado de una riqueza natural impresionante.

Lo más destacado quizá sea esa unión de energías entre seres humanos y naturaleza, un poco olvidado en estos tiempos de plastificación…

¿Cuál es la receta para, desde un grupo de música, concienciar a la gente para intentar cambiar las cosas y llevar un estilo de vida más sostenible?

El cambio está en uno mismo, en los pequeños actos del día a día, debemos cuidar la naturaleza y verla como un lugar que compartimos y en la que se nos ha dado la posibilidad de habitar, no como un lugar que nos pertenece y que podemos hacer lo que queramos en él. La base está en el respeto y el amor que se proyecta hacia este increíble paisaje que tenemos a nuestro alrededor y que a veces olvidamos por completo.

Respeto, conexión y unidad, somos parte de un todo y ese todo hay que mimarlo y cuidarlo en todos los aspectos posibles.

En vuestro éxito “El río de la vida” cantáis Por el río de la vida voy plantando una semilla positiva, ¿Cómo creéis que podemos conseguir plantar todos esa semilla?

Vivimos en un mundo en el que gran parte de las personas solo piensan en sí mismas, en lo material y en enriquecer sus bolsillos, cuando la verdadera riqueza reside en nuestro interior, ayudarnos entre nosotr@s y vivir en armonía tanto entre personas como con el medio ambiente.

Esa semilla es la semilla del amor, el amor universal, el que conecta las almas y las hace brillar, el amor está en una mirada de complicidad entre dos personas que no se conocen de nada, en ayudar a quien lo necesite desinteresadamente, en cada gesto de bondad hacia otras personas, el amor como único vehículo de nuestras energías.

Es ese el mensaje que queremos transmitir en nuestras canciones, el mensaje de unidad y respeto completo. En nuestra opinión estamos despertando y hay un gran movimiento entorno al amor en muchos lugares del mundo, vamos por muy buen camino, el rio de la vida cada vez fluye mejor y se ve más fuerte y mágico…

Hablando sobre vuestro nuevo álbum, AHORA, ¿En qué se diferencia de  vuestras anteriores obras?

La diferencia es que va pasando el tiempo y todo lo que vivimos influye en nuestro arte, el disco «Hijos de la Tierra» nos dio la oportunidad de viajar mucho y conocer tanto personas como lugares nuevos, somos pequeñas esponjas de energía que vamos por el camino con los sentimientos a flor de piel y abiertos a todo, de ese modo todo nos influye y la evolución es estrictamente natural.

Las canciones van apareciendo en el camino, entre noches de inspiración y viajes en furgoneta van naciendo melodías y letras que acaban convirtiéndose en canciones que hablan de un nuevo capítulo que nos ha tocado vivir en los últimos dos años.

Musicalmente hablando, hemos querido cuidar al máximo cada detalle y cada sonido, en cuanto a las letras están escritas con el corazón en la mano, no se escriben pensando, se escriben sintiendo, de ahí viene lo de la evolución natural. 

Toda la información sobre BioRitme Festival en www.bioritmefestival.org

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí