En el artículo anterior hablamos sobre los ingredientes que se encuentran en los tintes ecológicos y sobre algunas particularidades de este tipo de productos. En esta segunda parte explicaremos las opciones que encontramos y consejos sobre su aplicación.

Se puede pensar que la aplicación de los tintes ecológicos es un proceso complicado pero hoy en día las marcas ofrecen productos cada vez más satisfactorios y se ha mejorado mucho la facilidad en la preparación y aplicación.

Con el uso continuado de los tintes vegetales, el cabello va a estar más brillante, se notará menos encrespamiento, lo vamos a sentir más resistente y el cuero cabelludo va a sanarse si tenemos problemas. La henna, ingrediente omnipresente en los tintes ecológicos,  es antibacteriana y antifúngica por lo que problemas de descamación por caspa pueden mejorar. Durante las primeras aplicaciones, mientras el pelo se está “depurando”, algunas personas pueden notar el cabello algo reseco.  Para solucionarlo podemos nutrir el cabello con algún aceite vegetal apropiado como el de coco, jojoba o amla.

usos aplicacion tintes bio

El mercado nos ofrece básicamente estas dos opciones de tintes ecológicos (certificados):

1.- Tintes vegetales en polvo a base de henna (Lawsonia inermis) y otras plantas. Es importante señalar que la calidad de la planta en el origen es esencial para conseguir buenos resultados. La henna contiene un pigmento (la lawsona) que da su color característico anaranjado rojizo y ha de estar en un porcentaje adecuado para teñir correctamente. Cuando la planta no ha sido recolectada ni tratada de manera adecuada, algunas empresas recurren a añadir sales metálicas en sus fórmulas para que el producto pueda teñir. Generalmente el polvo se mezcla con agua caliente y se forma una pasta que se aplica en el cabello según las indicaciones de cada marca. Para potenciar el color y, según el tono que queramos conseguir, se pueden añadir ingredientes como sal, limón, vinagre, té negro o infusión de hibisco. Lo mejor es no incorporar a la mezcla ningún producto que pueda interferir en la fijación del tinte en el cabello como acondicionadores, aceites vegetales, huevos, miel, etc.

2.- Cremas colorantes ya preparadas para aplicarlas directamente en el cabello sin necesidad de mezclar con otro ingrediente. Como comentamos anteriormente, hay que seguir las instrucciones de cada fabricante para conseguir buenos resultados. Algunas cremas son permanentes pero, en otras, el color desaparece con los lavados.

En cualquier caso es importante proteger bien las manos, la ropa y la frente para que no aparezcan manchas. Siempre se debe cubrir bien la cabeza con gorro o film de plástico preferentemente para que el producto actúe correctamente.

LOGOECOESTETICAAutora: Natalia Daza, Colaboradora i profesora del Proyecto Red Ecoestética Asociación Vida Sana www.ecoestetica.org
Bio Eco Actual Abril 2017

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí