Piel del bebé en verano belleza ecológica belleza natural cosmética ecológica cosmética natural pell del nadó a l'estiu cosmètica ecològica

Durante la estación veraniega, el calor, el sol y la humedad, afectan el delicado equilibrio de la piel del bebé. Tener en cuenta una serie de aspectos nos ayudará a mantenerla protegida y saludable. 

Es importante mantenerla perfectamente hidratada, con la crema o body milk natural. La hidratación con una crema natural asegura a la piel de nuestro bebé, un aporte fundamental de ácidos grasos esenciales que permitirá reforzar la función barrera, enriquecer el manto hidro-lipídico, disminuyendo así la pérdida trans-epidérmica de agua en la piel. Son ideales las fórmulas ligeras, sin alérgenos, tipo body milk, de fácil absorción.

También potenciar la hidratación y el aporte de ácidos grasos esenciales a la piel, aplicando un aceite de masaje después del baño. El aceite de jojoba, algodón, baobab y la manteca de karité, son algunos de los más aconsejados, ya que no contienen alérgenos específicos para la delicada piel del bebé. Si lo aplicamos con la piel húmeda, resultará muy agradable para nuestro bebé y nos permitirá dedicar unos momentos al masaje que potenciará nuestro vínculo afectivo.

Recordar también que es importante hidratar al bebé por dentro, ofreciéndole líquidos con frecuencia

Para evitar la aparición de rojeces, sarpullidos o erupciones cutáneas en mejillas, comisuras o pliegues, o tratarlos si ya han aparecido, se debe mantener al bebé fresco y seco y podéis aplicar una pequeña capa de polvo de arroz fluido con caléndula (evitar el talco que obstruye los poros y empeora la situación), ello contribuirá a reducir la irritación, calmar y recuperar la piel de estas zonas específicas.

Es importante vestir al bebé con ropa ligera, tejidos suaves y fibras naturales que permitan una buena transpiración de la piel y el uso de humidificadores en regiones especialmente secas.

En general la piel de los niños con piel atópica, mejora durante la estación veraniega y los baños en el mar, pero es importante tener especial cuidado de las zonas donde existen lesiones, mantenerlas protegidas y evitar el contacto con la arena. Después de la playa, limpiar cuidadosamente la piel y mantenerla perfectamente hidratada con bálsamo adecuado, rico en ácidos grasos esenciales, fundamentales para contrarrestar la inflamación.

La piel puede irritarse también con las sustancias químicas procedentes de los detergentes y suavizantes de la ropa, por lo que aconsejamos lavar la ropa con detergente natural- certificado.

Autora: Maribel Saíz Cayuela, Licenciada en Ciencias biológicas
Bio Eco Actual Julio-Agosto 2017

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here