PATROCINADO POR
Naturality. Cosmética BIO Certificada

naturality desodorantes ecológicos

El proceso de sudoración o transpiración es el método a través del cual el organismo segrega líquido. El cuerpo suda cada vez que realiza un esfuerzo físico como practicar deporte, por estrés o durante las altas temperaturas del verano. El sudor aparece para equilibrar la temperatura corporal, cuando esta supera la media de 37 grados.

Cuando el organismo detecta un aumento drástico de la temperatura empieza a sudar para refrescarse con la transpiración. El sudor por sí solo no huele, pero es en contacto con las bacterias que se encuentran sobre la epidermis donde aparece el mal olor.

El sudor se libera del cuerpo a través de las glándulas sudoríparas. Estas se encuentran por todo el cuerpo, aunque no todas son iguales. En las axilas el sudor se presenta con una composición, color y olor distinto. Las glándulas sudoríparas son más activas en los hombres, por eso ellos sudan más.

La sudoración es un proceso biológico natural del cuerpo por el que además se eliminan toxinas. Aunque es un proceso normal y necesario, el sudor no es bienvenido y crea una sensación de malestar cuando se presenta.

Desodorantes ecológicos

La publicidad de determinados productos cosméticos y marcas nos han hecho creer que el sudor aparece por falta de higiene.

Bajo esta idea de no sudar, las grandes marcas han tratado de crear desodorantes capaces de bloquear al sistema de sudoración corporal. Este bloqueo no solo afecta a la función de las glándulas sudoríparas sino que, además puede afectar al funcionamiento normal del organismo.

Estos son los ingredientes tóxicos y químicos que encontramos en muchos desodorantes convencionales y que debemos evitar:

Aluminio (Chlorohydrate de Aluminio)

El Aluminio es un neurotóxico. Puede afectar al tejido nervioso adulto y en desarrollo. Las sales de aluminio son ampliamente utilizadas en las formulaciones de los desodorantes antitranspirantes. Su función es la de bloquear los extremos de las glándulas sudoríparas para evitar que el sudor salga.

Así, el cuerpo no transpira. Se evita que regule la temperatura y elimine toxinas. El aluminio es soluble, por tanto se absorbe por la piel. Sus moléculas se ionizan formando los radicales libres que pueden llegar hasta órganos vítales como el riñón o hígado.

Aunque no existen estudios que certifiquen su relación directa con el cáncer de mama, tanto desde la OCU como desde ciertas comunidades médicas aseguran que existen sospechas de la relación entre el Aluminio y el Cáncer de mama e incluso con el Alzheimer.

La nomenclatura de este ingrediente en el INCI: Aluminium Chlorohydrate, Aluminio hydroxychloride, Aluminium Zirconium pentachlorohudrate…

Perfumes

La fragancia o aroma procede de una composición de moléculas que puede tener origen natural o sintético. Las fragancias son ampliamente utilizadas en la industria cosmética, de hecho la mayoría de productos contienen algún aroma.

Estos aromas necesitan grandes cantidades de materias primas para obtenerse de forma natural así que, para abaratar costes las empresas formulan sus productos con fragancias sintéticas, réplicas de las moléculas aromáticas creadas artificialmente.

La particularidad a destacar de los aromas y las fragancias sintéticas es, que son grandes alérgenos y solo una pequeña parte de ellos ha sido analizada.

En el listado de ingredientes de un cosmético encontramos las palabras ‘parfum’, ‘aroma’ o ‘fragance’. Dentro de estas denominaciones pueden englobarse más de 3.000 sustancias distintas. La legislación permite que no se especifique claramente la composición de cada una de las sustancias para proteger el ‘secreto profesional’ de los aromas.

Pero camuflados como aromas se pueden encontrar además ingredientes como Ftalatos o Tolueno, compuestos químicos considerados cancerígenos.

Parabenos

Son sustancias químicas utilizadas en la industria alimentaria y cosmética por sus cualidades antibacterianas y fungicidas.

Estos conservantes sintéticos son más baratos que los de procedencia natural.
Saltaron a la fama después de que un estudio en Reino Unido los relacionara con cáncer de mama. El estudio demostraba que en la mayoría de muestras de tejido cancerígeno se había encontrado presencia de parabenos.

Además los parabenos son considerados disruptores endocrinos, una característica que se les otorga a aquellas sustancias o ingredientes capaces de alterar el funcionamiento normal de las hormonas.

Las hormonas son sustancias que se producen en las glándulas, tejidos y neuronas que influyen en el metabolismo, crecimiento y sexualidad entre otros órganos.
Los disruptores endocrinos son más peligrosos en niños, mujeres embarazadas y lactantes por su vulnerabilidad frente a los tóxicos.

En el listado de ingredientes localizamos a los parabenos como: methylparaben, ethylparaben, propylparaben, butyparaben, isopropylparaben, isobutylparaben.

Triclosán

Es un ingrediente químico utilizado en cosmética por sus cualidades antibacterianas y fungicidas.

En los desodorantes se utiliza por su gran capacidad para atacar a las bacterias depositadas en la epidermis causantes del mal olor.

Se acumula en los tejidos llegando incluso a la leche materna. Se le considera además, disruptor endocrino.

Desde la OCU advierten sobre sus efectos negativos tanto para la salud humana como para el medio ambiente y aconsejan limitar su uso.

Como alternativa más natural y sobre todo saludable hay que decantarse por desodorantes que no contengan estos ingredientes químicos.

Los desodorantes ecológicos están formulados con ingredientes vegetales que cuidan y protegen la piel. Su composición natural garantiza la ausencia de tóxicos, químicos e ingredientes procedentes del petróleo. No contienen fragancias ni perfumes sintéticos, sin aceites minerales.

Un producto higiénico que ha ido ganando cada vez más adeptos es la Piedra de Alumbre.

La Piedra de Alumbre es un desodorante compuesto por Alumbre de potasio. Esta piedra se mantiene neutra, solo en contacto con el agua se disuelve el alumbre liberando iones de aluminio. Los iones reducen la transpiración en menor proporción que un antitranspirante, lo que permite que las glándulas sudoríparas segreguen sudor, pero en menor cantidad.

Hay que tener en cuenta que los desodorantes con Piedra de Alumbre pueden tener dos versiones. La versión natural y la que debemos escoger indica en el INCI: potassium alum, en cambio en la versión sintética el INCI indica: ammonium alum.

Para evitar estar en contacto con ingredientes poco deseados, hay que aprender a leer las etiquetas y reconocer los ingredientes tóxicos en el INCI (Listado de ingredientes) de un producto. Solo así seremos capaces de escoger el producto higiénico natural correcto.

Para más información visite www.naturality.es

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual Febrero 2018

1 Comentario

  1. Hola. Gracias por el post, pero a mí la piedra de alumbre no me iba bien y he encontrado otro que lleva bicarbonato y aceite de coco en crema y me va genial. Lo encontré en una tienda que se llama tuecobox.com .

    Un saludo

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here