El notable crecimiento de mercado y consumo bio en España en todos los terrenos es un magnífica oportunidad de consolidación del sector, pero no está exento de riesgos. Pedro López en el Bio Eco Actual de Mayo

En un artículo sobre mercado bio publicado en el número de febrero de Bio Eco Actual para BIOFACH 2018 (edición en inglés) comentaba sus buenas perspectivas tras años de crecimiento. Terminaba el artículo con un aviso: el mercado bio también afronta riesgos que podrían comprometer el éxito alcanzado hasta ahora.

Mercado y consumo bio: piedras en la autopista mercado ecológico consumo ecológicoUtilizando un símil de tráfico, el mercado bio ha pasado de carretera secundaria a autopista por la que se puede avanzar a gran velocidad. Sin embargo, existen zonas con gravilla que podría saltar al pasar por encima de ellas y poner en peligro a otros usuarios de la vía. Es necesario hablar de ello.

Globalización de la producción

La llegada de grandes productores convencionales al sector es una buena noticia: supone más disponibilidad y variedad de producto para el mercado y, por tanto, más fácil acceso del consumidor al producto.

Pero una incorporación masiva y rápida de grandes fabricantes puede desequilibrar la balanza en perjuicio del modelo de pequeños y medianos productores y elaboradores. Considero que esta posibilidad no es una buena opción si queremos un desarrollo armónico (entendiendo como tal la coexistencia de modelos de comercialización convencional y especializada), ya que debilitaría a pequeños productores y elaboradores y los dejaría progresivamente fuera de unos circuitos cada vez más concentrados e intensivos.

Globalización de la comercialización

La tendencia anterior avanza a la par que la apuesta de las grandes cadenas de venta convencional. Algo que, sin duda, ha contribuido al crecimiento del mercado bio en Europa y en España pero que -de nuevo dos caras de la misma moneda- implica un modelo de venta concentrado, con precios competitivos y surtidos ajustados,  que está restando cada vez más cuota de mercado al canal especialista.

Este modelo de venta se ve favorecido por unas eficaces redes logísticas y comerciales entre la distribución y sus proveedores, y aumenta el peso de fabricantes y vendedores “bio-convencionales” en detrimento de pequeños productores y canales de venta especializados.

El mercado bio ha pasado de carretera secundaria a autopista por la que se puede avanzar a gran velocidad

Evolución de los requisitos de los consumidores

El mercado bio crece impulsado por nuevos consumidores convencionales que se suman al gasto de los consumidores tradicionales.  A las motivaciones tradicionales de precio, comodidad o variedad se añaden ahora el interés por el conocimiento del producto, su origen, su composición o el impacto de su producción sobre la salud, el entorno y los recursos naturales.

Al abrigo de estas tendencias crecen líneas de producto no ecológico que presentan -o se les atribuye mediante acertadas estrategias de marketing-  cualidades típicas o asimilables a las del producto bio: productos veganos, de cercanía, de alta calidad nutricional, equilibrados, de bajo impacto ambiental, con baja huella de transporte, etc.,  constituyendo una especie de competencia para el producto ecológico que sin duda irá a más a medida que estos productos “frontera” se hagan hueco entre los consumidores.

Si el sector no está especialmente atento a estos cambios para adaptar el producto bio y sus valores añadidos, corre el riesgo de quedar desfasado entre lo que es capaz de ofrecer al cliente y lo que éste realmente valora en un producto alimentario, perdiendo fuerza como opción firme para el consumidor.

Credibilidad y confianza

Sobre todo dos valores identifican hoy por hoy a la producción ecológica: el respeto al medio ambiente, y la garantía que aporta una reglamentación europea propia, un sistema de control específico y un sello de identidad que caracteriza a estos productos.

Son valores que además cotizan al alza en un consumidor que exige transparencia y garantía, y se preocupa por el impacto ambiental de la producción de alimentos.

Es decir, son elementos críticos para la imagen y la diferenciación de los productos bio y, por tanto, deben ser especialmente cuidados por todos los operadores sectoriales para evitar cualquier problema relacionado con ellos.

Al respecto, a finales de 2017 se aprobó la reforma de la normativa ecológica europea, que se espera aplicar a partir de 2021. Según la Comisión Europea, el nuevo Reglamento supondrá una armonización de las normas intracomunitarias, un impulso a nuevos mercados bio como el de semillas y otros insumos, una mayor simplificación para los productores, y más flexibilidad en el control sin perder garantías.

Habrá que ver en qué se traduce este acuerdo y confiar en que se tendrán muy en cuenta estos dos elementos, piezas clave para el presente y el  futuro del sector bio.

Organización, unión, fuerza

Para que el mercado bio avance de forma rápida y segura, hace falta que todos los operadores sepan identificar los riesgos del camino, establecer mecanismos y estrategias para reducirlos o eliminarlos, y que trabajen, individualmente o en conjunto, para ser mejores en su parcela de actividad.

Es necesario que el sector avance en organización, vertebración y capacidad de llegar a consensos

Desde hace tiempo, venimos predicando la necesidad de que el sector avance en organización, vertebración y capacidad de llegar a consensos en materias sensibles que afectan a toda la cadena de valor.

Ahora que el mercado bio crece fuerte, muy por encima del resto de la alimentación, es cuando es más necesario un mayor nivel de organización que permita al conjunto de operadores anticipar riesgos y evitar problemas, que les ofrezca herramientas de mejora de su gestión y que les dote de una voz única que defienda sus intereses ante Administraciones, organizaciones y otros sectores.

En este momento, es uno de los ingredientes que más echo en falta para consolidar el sector bio y asegurar su futuro.

Autor: Pedro López Salcedo. PROVOTEC, Consultoría avanzada para el sector agroalimentario

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual Mayo 2018

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí