Del 7 al 10 de noviembre, en los pabellones 8 y 10 de Feria de Madrid – IFEMA vuelve un año más BioCultura a la capital del estado, y ya son 35 las ediciones en las que mediante la sensibilización e información, la feria de productos ecológicos y consumo responsable trabaja por la salud de las personas y del planeta; por la del campo y la de los productores; y también por la de nuestra sociedad como conjunto.

BioCultura Madrid: la producción ecológica es una gran realidad

Más de 74.000 visitantes pasaron en los cuatro días de celebración de la feria del cambio en Madrid en la edición del pasado año, que, ejercicio tras ejercicio, sigue ampliando su público y el alcance de su mensaje. Un mensaje que, tras más de tres décadas de lucha, ha pasado -precisamente en gran parte gracias a este activismo- de ser algo hippie y marginal a ser algo totalmente mainstream. Al menos en parte.

La filosofía BIO y los pilares de comercio local, ético, responsable, soberanía alimentaria; el respeto a todas las personas que forman parte de la cadena de producción de un alimento hasta que llega a nuestras mesas; la apuesta por el cooperativismo; y el pensamiento que un mundo distinto es posible, un mundo en el que reine el respeto y la conexión entre nuestra comida y la tierra, han pasado de ser despreciados a ser entendidos como algo imprescindible para afrontar los retos venideros y presentes. También han empezado a captar desde hace tiempo la atención de instituciones y grandes empresas, que están ya implicándose de lleno en el sector ecológico. Normal, entendiendo que, por ejemplo, para afrontar la situación de emergencia climática, apostar por productos ecológicos y, en la mayor medida posible, locales, es una de las más importantes acciones que como consumidores podemos hacer en nuestro día a día. Al menos en parte. También, para la cada vez más importante implicación por parte de estos actores, debe ser importante como está creciendo el mercado, un mercado que nace de la necesidad a nivel social y de la información, una formación que BioCultura, junto con muchos productores, personas y entidades, ha aportado a nuestro país en las últimas décadas.

BioCultura fue pionera en España, y tras 35 años podemos decir que consiguió su objetivo principal

Lo cierto es que la producción ecológica hace años que es ya una realidad como solución a muchos problemas y también como oportunidad de mercado, y, que lo que empezaron siendo reivindicaciones ecologistas llenas de activismo y pocos medios son hoy realidades muy bien articuladas profesionalmente, que están consiguiendo que cada vez sea más grande la cuota de tierras agrícolas en España cultivadas en ecológico. Según el último Avance de Datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, la superficie de agricultura ecológica en España aumentó un 8% en 2018 y se situó en 2.246.474 hectáreas.

También está creciendo de manera relevante el consumo -aunque aún queda mucho trabajo por hacer-, y es que según este último avance de datos, pese a que el gasto per cápita en España es aún bajo, se mantiene una tendencia alcista y se sitúa ya en 46,5 euros por habitante y año. Este gasto se ha duplicado en los últimos cuatro años. Así, España consume ya cinco millones de euros diarios en productos ecológicos, y dos de cada cien euros de nuestra cesta de la compra se dedican a producción ecológica. Pero queda mucho camino por recorrer.

De momento, según los últimos datos a los que ha podido acceder Bio Eco Actual, este aumento de consumo interno se está viviendo y canalizando especialmente en el canal convencional y en las grandes superficies, mientras el canal especializado y los comercios pequeños y medianos, que tienen el 100% de su oferta en BIO, crece más lento y ve como sus actores -productores, empresas y tiendas- se concentran y profesionalizan cada día más.

BioCultura fue pionera en España, y tras 35 años podemos decir que consiguió su objetivo principal. El “sello” ecológico (la Euro Hoja de color verde que indica que un producto es BIO) ocupa cada vez parte más importante del campo y los lineales de los supermercados, y el planeta y la salud de los consumidores se benefician por ello. Queda muchísimo por hacer, pero el camino está claro.

Lo que empezaron siendo reivindicaciones son hoy realidades

Otros objetivos de este movimiento que reclamaba la producción responsable y el respeto por el medio ambiente tienen aún mucho trabajo por delante. La ética, el comercio responsable y justo y la promoción de la producción local,  no necesariamente están dentro de la “Euro Hoja”, hecho que brinda dos oportunidades que no debemos desaprovechar:

1) Las tiendas especializadas deben añadir valor al producto: es la mejor forma en que pueden ayudar al planeta y a la ‘revolución del respeto’, a la vez que podrán diferenciarse de las grandes superficies, seguir creciendo y asegurarse un buen futuro.

2) Una nueva lucha con la emergencia climática y social como motor.

BioCultura Madrid: la producción ecológica es una gran realidad

Lo que no te puedes perder de BioCultura Madrid 2019:

  • Pabellón 10: Alimentación ecológica; higiene; y cosmética ecológica certificada.
  • Pabellón 8: Moda sostenible; ecomateriales, muebles y decoración; energías renovables; bienestar; ahorro y reciclaje; ecología; medio ambiente; turismo rural y casas de reposo; juguetes; artesanías; etc.
  • ShowCookings con Chefs en directo (¡con 2 salas!)
  • Actividades Planeta Moda (Moda sostenible)
  • Actividades EcoEstética (Cosmética Ecológica)
  • Festival Infantil MamaTerra
  • Jornada Profesional Bio2B (Inscripción previa)
  • Jornada Profesional EcoEstética (Inscripción previa)
  • ¡Más de 400 actividades paralelas!

Más información en www.biocultura.org

Autor: Oriol Urrutia, Co-Editor

Descuento para BioCultura Madrid 2019

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual Noviembre 2019

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here