Los detergentes demasiado fuertes pueden perjudicar el equilibrio de la piel de los más pequeños. Y no olvidemos que lo que ponemos en la piel también se puede absorber y afectar a los órganos internos que aún se están desarrollando.

Detergentes suaves para cosmética infantil

Hay muchos motivos por los que no deberíamos poner la piel de los niños en contacto con productos químicos controvertidos. Los bebés son especialmente sensibles ya que tardan un año en desarrollar todas las barreras que les permiten defenderse contra las agresiones externas. Sus glándulas sebáceas no funcionan de manera óptima y su piel es muy permeable. Además, al nacer la piel tiene un pH neutro y tarda 6 semanas en desarrollar un pH ácido que la proteja.

Gracias a la publicidad de grandes empresas cosméticas, los consumidores hemos aprendido que uno de los problemas de los geles y champús es la presencia de sulfatos. En realidad los sulfatos no son un problema por sí mismos. Todo comienza con un ingrediente, el sodium lauryl sulfate, muy utilizado en champús y geles de baño porque es barato y hace mucha espuma. Pero es muy agresivo para la piel. Con el fin de hacerlo más suave se somete a un proceso químico que lo transforma en sodium laureth sulfate que, efectivamente, es mucho mejor para la piel y el cabello. Pero en este proceso, conocido como etoxilación, se produce como contaminante secundario el 1,4-dioxano, que es un posible cancerígeno especialmente peligroso para los niños. Aunque la normativa europea limita mucho la cantidad de este contaminante en un producto, siempre será mejor optar por uno que no lo contenga.

Hay muchos motivos por los que no deberíamos poner la piel de los niños en contacto con productos químicos controvertidos

La cosmética econatural ofrece diferentes opciones de detergentes suaves empleados en las líneas destinadas a los más pequeños. Entre ellos podemos encontrar nombres como Disodium Cocoyl Glutamate, Sodium Cocoyl Glutamate, Coco glucoside, Lauryl glucoside, Sodium Lauroyl Sarcosinate, Sodium Lauryl Glucose Carboxylate, Sodium Cocoamphoacetate, Sodium Methyl Cocoyl Taurate.

En la formulación de geles y champús para niños también hay que tener en cuenta los otros ingredientes. Hay plantas especialmente indicadas para los más pequeños por sus propiedades. Por ejemplo la manzanilla tiene propiedades relajantes, muy indicadas para el baño antes de ir a dormir. La caléndula está muy indicada para pieles sensibles pues tiene propiedades antisépticas, antiinflamatorias, calmantes y reparadoras. Entre los aceites vegetales destacamos el de sésamo, muy suave y nutritivo y el de aguacate, con un gran poder hidratante.

LOGOECOESTETICAAutora: Montse Escutia, Co-fundadora del Proyecto Red Ecoestética Asociación Vida Sana www.ecoestetica.org

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual Marzo 2020

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here