Con un poco de suerte, la playa del Mediterráneo en la que nos hemos refrescado este verano estaba aparentemente limpia. Los servicios municipales de limpieza trabajan con relativa eficacia en buena parte de nuestra costa pero, desgraciadamente, la realidad del conjunto del Mare Nostrum es mucho más oscura.

La contaminación que se esconde en el Mare Nostrum

En el Mare Nostrum encontramos residuos de todo tipo -en especial plásticos-, restos de hidrocarburos y medicamentos, productos químicos sintéticos como herbicidas e insecticidas… Una larga y compleja lista de contaminantes han convertido a esta superficie de aproximadamente 2,5 millones de kilómetros cuadrados en el mar con más contaminación del planeta.

El director científico de Oceana Europa, Ricardo Aguilar, explicaba el 8 de junio, Día Mundial de los Océanos, que se calcula que, «anualmente, el Mediterráneo recibe entre 400.000 y 500.000 toneladas de petróleo y residuos oleosos», un indicador de la amenaza de contaminación en este mar que hace décadas que se considera en peligro. Los ecosistemas del Mediterráneo no se encuentran en una fase terminal pero no hay duda de que en muchos casos padecen de una situación de contaminación crónica aguda, indicaba Aguilar.

Además de los contaminantes disueltos, el Mediterráneo acumula grandes cantidades de residuos que flotan en sus aguas o que han sido vertidos durante años y ahora reposan en el lecho marino.

Desde nuestro país se vierten 126 toneladas de plásticos al día, colocándose como el segundo país que más plásticos vierte al Mediterráneo

El proyecto NIXE III liderado por investigadores del Centro de Estudios Avanzados de Blanes (CEAB-CSIC) ha permitido calcular que sólo en la parte superficial del Mediterráneo (hasta 20-25 centímetros de profundidad) se acumulan en la actualidad unas 1.455 toneladas de residuos plásticos. «Quizás no se ve a simple vista pero, en esta parte superficial del Mediterráneo flotan una media de 147.500 piezas o fragmentos de plástico por cada kilómetro cuadrado; con un peso aproximado de 579 gramos de residuos plásticos por cada kilómetro cuadrado», explica Luís Francisco Ruiz-Orejón, científico del CEAB-CSIC doctorado en 2018 con la tesis titulada Residuos plásticos flotantes en el mar Mediterraneo; concentración actual y percepción social.

Los datos de NIXE III mejoraban los cálculos presentados en 2014 en un estudio publicado en la revista PloS One por el equipo dirigido por Marcus Eriksen, del ‘5 Gyre Institute’ de Los Ángeles (Estados Unidos). Después de revisar datos de 24 expediciones marinas, los autores calcularon que en mares y océanos del planeta flotan actualmente «al menos» unos 5,25 billones de partículas de materiales plásticos, con un peso total de 268.940 toneladas.

En el mar Mediterráneo, el equipo encabezado por Marcus Eriksen calculaba que la contaminación flotante de plásticos está formada como mínimo por 247.000 millones de fragmentos, con un peso en seco de 23.150 toneladas.

La contaminación que se esconde en el Mare Nostrum

La presencia de residuos en zonas más profundas quedó igualmente en evidencia el pasado mes de marzo con la publicación en la revista Scientific Reports de una investigación sobre los vertidos en el Estrecho de Messina (Italia).

Los autores del estudio, científicos del Consejo Nacional de Investigación de Italia y de la Universidad de Roma ‘Sapienza’, localizaron entre la isla de Sicilia y la Italia Peninsular, una zona a 500 metros de profundidad en la que se han contabilizado unos 200 objetos o partículas de basura por metro cuadrado, la densidad de residuos “más elevada descubierta hasta ahora” en aguas del Mediterráneo. Con ayuda del robot submarino Pollux III, pilotado con control remoto desde la nave científica MinervaUno, se consiguió filmar la enorme acumulación de residuos depositados durante años en esta amplia franja del Estrecho de Messina, no lejos de la zona de costa.

Los datos publicados indican que el plástico constituye la mayoría de los escombros vertidos en estos fondos marinos de forma ilegal, con casi el 70% del total, seguido por materiales de construcción (ladrillos, telas asfálticas y chatarra).

El informe Una trampa de plástico, publicado en 2018 por WWF, destaca por otra parte que también España suspende a la hora de controlar los residuos que llegan al mar. Desde nuestro país se vierten 126 toneladas de plásticos al día, colocándose como el segundo país que más plásticos vierte al Mediterráneo, tan solo detrás de Turquía, según WWF.

Además de los contaminantes disueltos, el Mediterráneo acumula grandes cantidades de residuos que flotan en sus aguas o que reposan en el lecho marino

Los plásticos flotantes en el Mediterráneo provocan heridas, asfixia y muchos problemas de salud en decenas de especies de animales marinos, incluidas especies protegidas y en peligro de extinción, como las tortugas. Además, los microplásticos alcanzan en el Mediterráneo niveles incluso superiores a algunas de las denominadas islas de plásticos en el Pacífico, según el informe Una trampa de plástico.

De forma paralela, el documental Salvemos nuestro Mediterráneo, del biólogo marino y explorador de National Geographic Manu San Félix documenta gráficamente el problema de los residuos en el Mare Nostrum. El reportaje ha sido producido y realizado en España, y se centra en el estado actual de los fondos marinos de la costa mediterránea española, a la que Manu San Félix ha dedicado más de 30 años de estudiar y de activismo conservacionista.

San Félix coincide en afirmar que el Mediterráneo se ha convertido en el mar más contaminado del planeta pero insiste en que lo más importante sigue siendo que “estamos a tiempo de salvarlo, y para ello tenemos que actuar ya”. Esperemos que San Félix tenga razón y podamos volver a disfrutar de la belleza del mundo marino como la inmortalizó Jacques-Yves Cousteau y su equipo del Calypso hace más de medio siglo.

Documentación de referencia:

https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0095839

https://www.tesisenred.net/handle/10803/620795?locale-attribute=ca_ES

https://journals.plos.org/plosone/article/authors?id=10.1371/journal.pone.0111913

https://www.nationalgeographic.es/salvemos-nuestro-mediterraneo

https://d80g3k8vowjyp.cloudfront.net/downloads/wwf_trampa_plasticook.pdf

Autor: Joaquim Elcacho, Periodista especializado en Medio Ambiente y Ciencia.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer 
Bio Eco Actual Agosto 2020

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here