Alemania necesita soja de cosecha propia, y para ello cuenta con el espíritu investigador de miles de jardineros aficionados de todo el país. Es la base de 1.000 Jardines – El experimento de la soja en floración, un proyecto de investigación participativa que Taifun y la Universidad de Hohenheim han puesto en marcha para desarrollar la producción ecológica de tofu.

A la búsqueda de variedades autóctonas de soja
123rfLimited©jackf. Cosecha doméstica de soja

Los beneficios de cultivar soja

La soja es un cultivo beneficioso para el suelo: aporta nutrientes y favorece la rotación de los cultivos. Empresas como Taifun, por ejemplo, se abastecen de soja de producción europea. Pero muchas de las variedades de la no se adaptan a las bajas temperaturas de algunas regiones alemanas. Así pues, la producción derivada de la soja, como el tofu, depende de las importaciones y las corporaciones mundiales proveedoras de semillas.

Para revertir esta situación y encontrar variedades adaptadas a los campos nacionales que permitan el autoabastecimiento, el proyecto pretende recopilar datos sobre el crecimiento de la soja en toda Alemania. Entre abril y octubre de 2022, jardineros voluntarios de todo el país cultivarán distintas variedades de soja en sus casas, bajo sistemas ecológicos. Sembrarán 10 cruces naturales de soja distintos, alternados con hileras de 2 especies de plantas con flor, para averiguar qué variedades prosperan mejor en cada una de las regiones, qué papel desempeñan las condiciones climáticas en los cultivos. Y sobre todo, qué influencia tienen las franjas de floración en la soja y en la calidad del tofu resultante. Es decir, qué flores enriquecen los cultivos ecológicos.

1.000 Jardines – El experimento de la soja en floración

¿Y por qué una investigación participativa? Cuanto más diversos sean los jardines en que se desarrolle el proyecto, más valiosos serán los datos obtenidos. 1.000 jardines invita a jardineros y agricultores profesionales o aficionados, profesores de horticultura, huertos comunitarios y grupos escolares a participar en la iniciativa. Los requisitos son sencillos: solo se necesita disponer de un mínimo de 5 metros cuadrados de jardín y el espíritu de investigación para cultivar las variedades y acompañar su desarrollo desde la siembra hasta la cosecha.

Cuanto más diversos sean los jardines en que se desarrolle el proyecto, más valiosos serán los datos obtenidos

“Tenemos muchas posibilidades de desarrollar la soja para las regiones más frías gracias a las técnicas de cruce naturales y a la pasión de quienes se dedican a la jardinería. Para la nutrición humana, esto sería realmente innovador”, destaca Wolf-gang Heck, cofundador de Taifun. Desde que se puso en marcha 1.000 Jardines en 2016, se han encontrado más de 500 cruces prometedores para la obtención de semillas.

Autora: Ariadna Coma, Periodista

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Diciembre 2021

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí