Ha costado, pero por fin se ha conseguido. A pesar de las presiones de la industria fabricante de pesticidas, una mayoría cualificada de Estados miembros de la UE han votado a favor de prohibir el fungicida mancozeb. Otro nuevo hito, ya que por segunda vez la UE rechaza un pesticida por producir alteraciones del sistema hormonal. El clorpirifós, disruptor endocrino, ya fue prohibido a primeros del año 2020. Este avance en la limitación del uso de pesticidas es una gran noticia para nuestra salud.

mancozeb
123rfLimited©chontocha

¿Qué es el mancozeb?

El Comité Permanente de Vegetales, Animales, Alimentos y Piensos de la Unión Europea, decidió, en octubre del 2020, no renovar la licencia para el uso en Europa del fungicida mancozeb, que expiraba en enero 2021. El mancozeb es uno de los fungicidas más usados por la agricultura europea, y al mismo tiempo, uno de los pesticidas más cuestionados por sus efectos negativos sobre la salud, ya que provoca alteraciones hormonales al ser un disruptor endocrino demostrado. Como resultado de la decisión, el mancozeb está ya prohibido en la UE, y dejó de ser usado en febrero del año pasado.

La prohibición del mancozeb es una oportunidad para impedir el uso de pesticidas peligrosos en el ámbito de la UE

El mancozeb es un plaguicida de la familia de los carbamatos, amplio grupo que incluye otros plaguicidas como son el zineb, maneb, metiram, tiram y propineb. Se trata de un ditiocarbamato, fungicida muy activo y de acción selectiva. Es una combinación de dos plaguicidas de la familia, el zineb y el maneb. Actúa por contacto sobre las esporas del hongo causantes de enfermedades foliares, inhibiendo su germinación, pero no impidiendo el crecimiento del micelio ni la esporulación. Se ha usado para el control preventivo de hongos como Alternaria, Botrytis, Cercospora, Colletotrichum, Mycosphaerella, Peronospora, Phythopthora, Rhizoctonia y Septoria. Se ha aplicado en la producción agrícola en una amplia variedad de cultivos, en cereales, frutas, frutos secos, hortalizas, plantas oleaginosas y ornamentales.

Se le relaciona con problemas de salud graves como infertilidad y cáncer

Está perfectamente probado su efecto adverso desde hace tiempo. Es un disruptor endocrino con consecuencias graves para la reproducción. Un disruptor endocrino es una sustancia con capacidad de alterar el funcionamiento del sistema hormonal en seres humanos, interfiriendo con los sistemas de señalización hormonal del cuerpo. Son compuestos que obstaculizan la natural producción, liberación, transporte, el metabolismo, la unión, acción o eliminación de hormonas en el cuerpo. El mancozeb constituye un riesgo para la función reproductiva y su buen desarrollo en humanos. Provoca disminución del número de espermatozoides, infertilidad y retraso en el desarrollo sexual. Es especialmente peligroso en el embarazo y en menores de tres años.

mancozeb
123rfLimited©piotrkt

El mancozeb produce cáncer en humanos

En el organismo se metaboliza dando lugar a etilentiourea, un compuesto cancerígeno que causa una disminución de la hormona tiroxina (T4) y de la hormona estimulante del tiroides, tirotropina (TSH), que afecta a la tiroides, causando bocio. También está relacionado con defectos en el nacimiento. Se ha demostrado que causa hipotiroxinemia y otros efectos adversos sobre el sistema de hormonas tiroideas. La hipotiroxinemia en las primeras etapas del desarrollo del feto produce efectos negativos sobre el desarrollo del sistema nervioso, que pueden provocar un deterioro de la función cognitiva y el desarrollo motor. La etilentiourea se ha clasificado como reprotóxica, lo que significa que puede dañar al feto.

La prohibición del mancozeb es una oportunidad para impedir el uso de pesticidas peligrosos en el ámbito de la UE. El camino está trazado, no hay más que seguirlo. El Reglamento (CE) Nº 1107/2009 del Parlamento Europeo y del Consejo, del 21 de octubre de 2009, prohíbe la comercialización de sustancias activas y de los plaguicidas que las contengan, si tienen efectos adversos para la salud humana, animal o el medioambiente.

De conformidad con el Reglamento (CE) nº 1107/2009, Anexo II, 3.6.4 de la UE, ser reconocido como plaguicida reprotóxico y clasificado como tal es motivo suficiente para su prohibición

Todos los ditiocarbamatos producen etilentiourea como metabolito. Tanto el mancozeb como el resto de fungicidas de la familia, el zineb, maneb, metiram, tiram y propineb. Y por ello todos son igualmente peligrosos y tienen los mismos riesgos y efectos negativos sobre la salud. Todos ellos. De conformidad con el Reglamento (CE) nº 1107/2009, Anexo II, 3.6.4 de la UE, ser reconocido como plaguicida reprotóxico y clasificado como tal es motivo suficiente para su prohibición. Por lo tanto, todos los fungicidas ditiocarbamatos deben ser prohibidos como lo ha sido el mancozeb. Y no hacerlo es poner en peligro la salud de los ciudadanos a sabiendas de que el riesgo de enfermedad es seguro.

Pesticidas que producen alteración endocrina

Otros pesticidas que deben someterse a revisión y prohibirse de forma inmediata son los que producen alteración endocrina. Se trata de los plaguicidas disruptores endocrinos, que se usan masivamente en agricultura. Ser un plaguicida disruptor endocrino, por sí mismo, ya es suficiente para su prohibición, como así lo recoge el Anexo II 3.6.5 del Reglamento 1107/2009. Junto a los ditiocarbamatos ya nombrados, tenemos la cipermetrina y el deltametrín. El clorpirifós, afortunadamente, ya fue prohibido.

La Comisión Europea debe continuar el camino emprendido de prohibición de plaguicidas. No debe renovar el permiso de uso de los pesticidas peligrosos y debe apostar por el uso de alternativas ecológicas y seguras. Y los agricultores de la UE deben acostumbrase a trabajar sin ellos, evitando poner en riesgo la salud de los consumidores. Es necesario restringir al máximo el uso de aquellos plaguicidas para los que no exista alternativa viable. De esta forma se minimiza el peligro que supone su uso para la salud y el medio ambiente. Y lo que es obligatorio, fomentar las prácticas agrícolas que no los utilicen.

Autor: Raúl Martínez, Dietista-nutricionista, biólogo

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Marzo 2022

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí