Formulados a base de compuestos químicos (amoníacos, parabenos, agua oxigenada, fragancias, parafenilandiamina o PPD, entre ellos), los tintes convencionales provocan cambios estructurales en nuestro pelo: dañan las fibras capilares, dando lugar a un cabello débil, quebradizo y apagado. Si quieres cambiar tu look, cubrir algunas canas o disimular el efecto raíz, los tintes vegetales son la alternativa más natural.

tintes vegetales pelo
123rf Limited©daniilphotos. Cabello teñido con henna

Una coloración no agresiva

Ricos en aceites naturales, vitaminas y nutrientes, los tintes vegetales reúnen propiedades beneficiosas que no solo aportan color a la melena sin dañarla, sino que también ayudan a repararla, ofreciéndole hidratación, volumen, fuerza y elasticidad. Eso es gracias a su exclusiva fórmula de ingredientes vegetales, como hierbas, plantas y aceites naturales, que permiten una coloración no agresiva y apta para todo tipo de pieles, incluso las muy sensibles o delicadas.

Los tintes vegetales no solo aportan color a la melena sin dañarla, también ayudan a repararla

Aunque no permiten decolorar el cabello (esto sólo es posible mediante un proceso químico), son especialmente suaves para la melena y proporcionan un color natural que perdura durante largo tiempo.

Pigmentos naturales: color y nutrientes

cLos pigmentos vegetales más habituales son la Henna (Lawsonia Inermis) y el Índigo (Indigofera Tinctoria), así como otras plantas con capacidad de tinción, como Amla (Emblica Officinalis), Bhringaraj (Eclipta Alba), Neem (Azadirachta Indica), Cassia o Ruibarbo, entre otros. Para potenciar su efecto y duración, se suelen combinar con otros ingredientes de origen vegetal, como aceites esenciales y aceites vegetales (aceite de jojoba o de coco). Estos ayudan a fijar las fórmulas mientras que nutren y acondicionan el cabello, suavizan su textura y fortalecen los folículos pilosos, dando como resultado una melena bonita y de aspecto saludable.

Cuanta mayor sea la calidad de las plantas, mejores serán los resultados

Calidad, ante todo

Tonos rojizos, cobres, castaños oscuros, castaños claros, negros… La mezcla de todos estos elementos permite conseguir tonalidades diversas (aunque no extremas) para cambiar de look o cubrir los cabellos blancos, sin deteriorar nuestra melena. Eso sí: cuanta mayor sea la calidad de las plantas, mejores serán los resultados. Los tintes vegetales certificados, formulados con plantas recolectadas y tratadas bajo sistemas ecológicos, aprovechan al máximo las cualidades naturales de las formulaciones.

Por suerte, cada vez hay más opciones a elegir. Encuentra el tono que prefieras o el que más te favorezca y ¡pásate a la coloración natural!

PATROCINADO POR
Herbolario Navarro | Casa Fundada en 1771

Herbolario Navarro

Autora: Ariadna Coma, Periodista

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Abril 2022

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí