La COP 26 de Glasgow demostró claramente que el mundo no está en vías de limitar el calentamiento global a 1,5 grados. Sin embargo, las catástrofes naturales, la concienciación de la gente y la presión de la sociedad civil hacen que el cambio climático sea indiscutiblemente uno de los principales problemas mundiales. La presión aumentará. Muchos países están planificando ya la salida de la economía basada en los combustibles fósiles y la creación de sociedades climáticamente neutras para 2050.

organics climate change
Flickr / Francis Mckee. Cop 26 de Glasgow, Octubre de 2021

Papel del movimiento ecológico en el cambio climático

Sabemos que nuestro sistema alimentario es a la vez causa y víctima del cambio climático. También sabemos que los sistemas de cultivo y la política agrícola son importantes. Por lo tanto, no es una sorpresa que el movimiento ecológico preste mucha atención al cambio climático. Sin embargo, una revisión del debate muestra que, como es habitual, el movimiento bio destaca los beneficios de los sistemas ecológicos (por ejemplo, la reducción de las emisiones de N2O o el almacenamiento de carbono en el suelo) mientras que los adversarios critican los bajos rendimientos ecológicos y la mayor necesidad de tierra. Esta es la forma habitual de comparar la agricultura ecológica con la convencional, ya que los defensores y los críticos intentan influir en los consumidores y en los responsables políticos.

¿Servirá para enfriar el planeta?

Alcanzar la neutralidad climática será un reto, sean cuales sean los sistemas agrícolas que se utilicen. Sin embargo, la agricultura ecológica está bien posicionada para ser la pionera en el desarrollo del futuro de la agricultura y los sistemas alimentarios. ¿Por qué y cómo?

  • Ecología 3.0 «una cultura de la innovación» proporciona la base para desarrollar la transición a la producción de alimentos neutros para el clima. Las herramientas de evaluación de las explotaciones y los programas de mejora están cada vez más desarrollados. Las instituciones ecológicas hacen bien en animar a sus agricultores a ser los primeros en trabajar para conseguir un equilibrio climático positivo en sus explotaciones. Para ello será necesario trabajar aún más con sistemas agrícolas basados en la naturaleza y mediante la intensificación ecológica.
  • Los consumidores confían cada vez más en los productos ecológicos y los relacionan con la salud y la producción respetuosa con el medio ambiente. El siguiente paso, hacer que lo ecológico sea positivo para el clima, es lógico. Los comercializadores de productos ecológicos deberían aprovechar esa oportunidad optimizando sus cadenas de suministro y comunicando sus mejoras en materia de cambio climático. Los consumidores se preocuparán cada vez más y tendrán en cuenta los criterios climáticos en sus decisiones de compra.

La agricultura ecológica tiene el potencial de mostrar una producción climáticamente neutra e incluso ofrecer servicios climáticos a la economía y la sociedad

  • La reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y la compensación del balance siguen siendo la estrategia predominante en el sector privado. La presión sobre el sector privado para que mejore el equilibrio climático es cada vez mayor, al igual que la demanda de compensación. Los precios de los certificados están aumentando rápidamente, lo que supone una oportunidad para aquellos que puedan ofrecer una reducción de carbono.
  • Reducir no será suficiente. Eliminar los gases de efecto invernadero de la atmósfera se convierte en un aspecto esencial de los esfuerzos para limitar el cambio climático. La eliminación puede hacerse de forma geológica, técnica y a través de las plantas y la vegetación. Esta última -la estrategia más importante, con diferencia- es especialmente relevante para los agricultores que tienen tierras, y las habilidades, para maximizar la fotosíntesis.
  • Además de la fijación del CO2 de la atmósfera en las plantas, es necesario conservar el carbono fijado durante mucho tiempo en un sumidero. El carbono puede almacenarse en una biomasa vegetal creciente (por ejemplo, en sistemas agroforestales en crecimiento), aumentando la materia orgánica del suelo (incrementando el contenido de humus) o en aplicaciones técnicas (por ejemplo, construcciones de madera).
  • El biocarbón -producido mediante la pirólisis de la materia orgánica- es un método para almacenar carbono durante mucho tiempo. El biocarbón tiene también muchas aplicaciones técnicas y agrícolas, como la mejora de la fertilidad del suelo. Es una oportunidad infrautilizada.

Aunque la COP 26 de Glasgow fue calificada de fracaso, las sociedades, las economías y los gobiernos deben avanzar, y lo hacen. La agricultura ecológica tiene el potencial de mostrar una producción climáticamente neutra e incluso de ofrecer servicios climáticos a la economía y a la sociedad. Las instituciones ecológicas (por ejemplo, las asociaciones de investigación o de agricultores) y las nuevas empresas del movimiento ecológico, como Carbon Standards International con su Certificado Europeo de Biocarbón, pueden crear el marco institucional, proporcionar los servicios esenciales a los agricultores y aprovechar el impacto.

Autor: Markus Arbenz, FiBL Consultant.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Julio 2022

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí