Cuando hablamos de sabores, inmediatamente nos vienen a la mente el dulce, el salado, el ácido y el umami. Sin embargo, existe un quinto sabor básico que, a pesar de no ser tan popular, no carece de importancia. Hablamos del sabor amargo.

sabor amargo
123rfLimited©foodandcook

Dulce, salado, ácido, umami… ¡y también amargo!

Las sustancias amargas se distinguen por su sabor amargo en la lengua y la mucosa bucal. Aunque originalmente se entendieron como un mecanismo de defensa natural de las plantas como protección para sus depredadores, gracias a la investigación científica hoy sabemos que muchas de ellas no solo son inofensivas, sino que incluso presentan beneficios para la salud.

Se encuentran de manera natural en diversas plantas y hierbas medicinales, especias y frutas cítricas, alimentos que forman parte integral de nuestra dieta. Muchas hortalizas y verduras de hoja verde, como la rúcula, la endibia, las alcachofas y la col rizada, contienen compuestos amargos. Por otra parte, frutas como los pomelos y algunas bayas (por ejemplo, los arándanos) también poseen este sabor peculiar.

Las sustancias amargas han sido reconocidas y utilizadas a lo largo de la historia durante milenios

En el mundo de las especias y hierbas, las encontramos en el hinojo, el jengibre, la cúrcuma, la hierba de ajenjo, la achicoria, el diente de león, el anís, el lúpulo o la geniciana (considerada la planta natural más amarga del mundo), entre otras muchas. Incluso alimentos tan populares como el cacao o el café presentan este perfil de sabor.

En un mundo de sabores dulces y reconfortantes, el amargor a menudo se encuentra en el extremo menos preferido del espectro gustativo. Este es uno de los motivos por los que, con el paso de los años, se ha ido rebajado el contenido amargo de algunos cultivos con el fin de obtener versiones de sabor más suave para que se comercialicen mejor.

Sin embargo, cabe destacar que las sustancias amargas han sido reconocidas y utilizadas a lo largo de la historia durante milenios y en diversas culturas y tradiciones medicinales.

Usadas desde la antigüedad

Las sustancias amargas aparecieron por primera vez en la medicina ayurvédica hace unos 5.000 años, donde se empleaban para equilibrar los doshas. En concreto, se las vinculaba con la reducción de la grasa (Meda), la purificación de la sangre (Rekta) y la fortaleza del tejido muscular (Mamsa).

Han sido un elemento importante en la medicina tradicional china (MTC) durante mucho tiempo, en que el sabor amargo se asocia con el elemento fuego, la alegría, la acción, el intelecto, la risa y el crecimiento. De hecho, un proverbio chino antiguo ya decía: “La verdad a veces es amarga, pero como toda medicina, hay que tomarla”.

En Europa, el uso de las sustancias amargas ya se recomendaba en fitoterapia en tiempos de Hipócrates (460-370 a.C.), la polímata alemana Hildegarda de Bingen (1098-1179) y el médico y botánico Leonhart Fuchs (1502-1566).

Aplicaciones destacadas

Independientemente de si se consumen a través de los alimentos, en formato de gotas o en polvo, las sustancias amargas pueden ejercer un efecto positivo sobre la producción de bilis, el flujo biliar, el funcionamiento del hígado, el estómago y los intestinos. Por ello, suelen ser recomendadas para apoyar la digestión. También se conoce que el sabor amargo ayuda a saciar el hambre y a frenar los antojos de dulces, por lo que puede contribuir a mantener o perder peso.

Redescubre el placer de las sustancias amargas con M. Reich

Una dieta alcalina y saludable y el cuidado personal son tan importantes como los ingredientes ecológicos de alta calidad. Bajo esta premisa, el experto en sustancias amargas M. Reich ofrece actualmente sustancias amargas en forma de polvo, spray y gotas.

Todos los productos se basan en la receta de sustancias amargas procedentes de 55 plantas biológicas y, como todos los demás productos de M. Reich, son veganos, de calidad biológica y cuentan con el sello de calidad neuform®.

Los productos líquidos “BitterStoffSpray” y “BitterStoffTropfen” están elaborados con glicerina ecológica vegana sin aceite de palma y agua purificada, mientras que “BitterStoffPulver” se presenta en formato polvo.

Los productos se caracterizan por un alto porcentaje de hierbas amargas, como la genciana, la centaura y la cúrcuma. Además, la base de estos productos de alta calidad son especias y verduras con un porcentaje especialmente alto de sustancias amargas. Entre los componentes principales se encuentran alcachofas, espinacas, diente de león, jengibre y albahaca.

Vale la pena probar los productos y redescubrir el placer de las sustancias amargas. Tu cuerpo te lo agradecerá con más vitalidad y bienestar interior. Puedes encontrar sustancias amargas M. Reich en tu tienda especializada, naturista, ecológica, farmacia o herbolario, y en la página web www.m-reich.es.

M. Reich

Contacto para más información:
Web: www.m-reich.es

Email: info@m-reich.es 

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Marzo 2024