En el acelerado mundo actual, es fácil quedar atrapado en las últimas tendencias y productos de belleza. Sin embargo, a la hora de cuidar tu piel, la sencillez y los ingredientes naturales son clave. Una rutina de belleza basada en cosmética natural y ecológica puede ayudar a nutrir tu piel con el mínimo impacto en el medio ambiente. En esta guía, NATRUE te guía por los pasos de una rutina de belleza sencilla pero eficaz.

Nutre tu piel
123RFLimited©liudmilachernetska

¿Cómo realizar una rutina adecuada de cuidado de la piel?

  1. Limpieza. Una piel sana siempre comienza con una base limpia. Comienza tu rutina de belleza con un limpiador suave que elimine la suciedad y las impurezas sin despojar a tu piel de sus lípidos naturales. Busca limpiadores que contengan tensioactivos suaves como el cocoglucósido, aceites vegetales protectores como el sésamo y la jojoba y agentes humectantes como el aloe vera, que pueden ayudar a calmar e hidratar la piel. Consejo: Exfoliar la piel 1 o 2 veces por semana con exfoliantes naturales como avena o caolín puede ayudar a eliminar las células muertas de la piel y revelar una tez más suave.
  2. Tonificación. Después de la limpieza, utiliza un tónico natural para equilibrar los niveles de pH de tu piel y prepararla para los siguientes pasos. El tónico revitaliza los tejidos de la piel y actúa como seboregulador, con un efecto tensor y reafirmante de la piel. La lavanda, el romero y el agua de rosas son tónicos naturales que pueden ayudar a equilibrar y preparar la piel para la absorción de nutrientes. Consejo: Si tienes la piel grasa, puedes agregar agua de hamamelis, que es astringente y ayudará a cerrar los poros de la piel.
  3. Sérum. Los sueros contienen mayores concentraciones de ingredientes activos, especialmente los hidrófilos, que penetran profundamente. Por este motivo, una pequeña cantidad es suficiente. A diferencia de las cremas hidratantes, tienen una consistencia más ligera debido a su fórmula a base de agua. Se absorben rápidamente y conviene seguir con una crema hidratante, que restablezca la barrera protectora lipídica de la piel. Consejo: Si quieres centrar tu cuidado en la zona del contorno de ojos, utiliza un gel ligero por la mañana y una crema para ojos más rica por la noche.
  4. Hidratante. Termina tu rutina con una crema hidratante nutritiva que retenga la humedad y actúe sobre la epidermis. Sus fórmulas contienen principios activos como vitamina C y E, ácido hialurónico y bakuchiol para mantener la piel hidratada. Estos productos están destinados a preservar la función protectora de la piel para reducir su vulnerabilidad a los radicales libres, las toxinas ambientales y los daños causados por hábitos de vida poco saludables. Consejo: Busca cremas densas con aceites vegetales como argán o manteca de karité si tienes la piel seca o sensible; cremas fluidas con aceites más ligeros como jojoba y girasol si tienes la piel mixta; y lociones “sin aceite” si tienes la piel grasa.
  5. Protección solar. No olvides proteger tu piel del daño de los rayos UV del sol. Elige un protector solar natural que contenga óxido de zinc o dióxido de titanio, que brindan protección de amplio espectro sin utilizar filtros UV químicos (sintéticos).
Nutre tu piel
©Bio Eco Actual. Productos cosméticos certificados por NATRUE en VIVANESS 2024

Entonces, ¿en qué ingredientes puedes concentrarte?

A la hora de comprar cosmética natural y ecológica, es importante tener en cuenta los ingredientes que favorecen nuestra piel y que tienen menor impacto en el medio ambiente. Buscar certificaciones como NATRUE es una buena herramienta para estar segura de tu decisión de compra.

  • Conservantes. Sólo los conservantes idénticos a los naturales son aprobados por NATRUE, como el ácido benzoico y el ácido sórbico.
  • Alternativas a las siliconas. Existen muchas alternativas de origen vegetal y ecológicas, como el Aceite de Jojoba, el Coco-Caprilato, el Almidón de Maíz, el polvo de semilla de algarroba (Ceratonia Siliqua Gum).
  • Aceites vegetales. Los aceites minerales pueden sustituirse fácilmente por aceites vegetales, mantecas y ceras (p. ej., aceite de oliva, aceite de almendras, manteca de karité, cera de candelilla), que tienen una excelente compatibilidad con la piel, son renovables y pueden usarse en una amplia gama de productos para el cuidado de la piel, el cabello y el maquillaje.
  • Fragancias naturales. De acuerdo con las expectativas del consumidor, las mezclas de fragancias deben cumplir los criterios de la etiqueta. Las materias primas aromáticas naturales, como los aceites esenciales y otros extractos de plantas (por ejemplo, rosa, lavanda, canela, menta, pachulí, etc.). son aceptados por NATRUE frente a alternativas sintéticas como el metoxicinamato de etilo y los ftalatos.
  • Origen natural. Los OMG y los ingredientes producidos a partir de ellos están prohibidos en los cosméticos naturales y ecológicos certificados bajo la etiqueta NATRUE.
  • Biodegradabilidad. Las microperlas y microplásticos insolubles pueden ser reemplazados por diversas alternativas naturales (vegetales o minerales inorgánicos) para la función exfoliante (p. ej., harinas, caolín, sal, cáscaras o granos molidos, café, etc.) o parel efecto nacarado (p. ej., mica). Asimismo, los tensioactivos utilizados en productos certificados para la limpieza deben ser completamente biodegradables para garantizar que puedan regresar al círculo natural sin causar ningún problema.

Siguiendo una rutina de belleza basada en cosmética natural y ecológica podrás nutrir tu piel con ingredientes eficaces y con menor impacto en el medio ambiente. Busca el sello NATRUE en cosméticos si quieres elegir productos que coincidan con tus objetivos de cuidado de la piel y respalden tus valores hacia la naturalidad y la sostenibilidad.

Autoras: Paula Gómez de Tejada, Directora de Comunicación de NATRUE, y Diana Malcangi, Consultora Científica y Reguladora de NATRUE

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Abril 2024