La cosmética ecológica sigue ganando peso en BioCultura y también en el mercado cosmético en general. Cada vez son más las firmas, los productos… Y cada vez más, por otro lado, el greenwashing de las grandes empresas enturbia el proceso de transición a un mundo sin parabenos, ftalatos, dioxinas y otros contaminantes peligrosos que son, además, disruptores hormonales.

EMERSON: “Aunque viajemos por todo el mundo para encontrar la belleza, debemos llevarla con nosotros para poder encontrarla.”

BioCultura Barcelona 2024, del 9 al 12 de mayo en el Palau Sant Jordi de Barcelona, será un hervidero de empresas que se dedican a la cosmética ecológica certificada. Además, en el showroom de la Plataforma EcoEstÉtica, dentro de la citada feria, las marcas presentarán sus productos, los/as especialistas mostrarán sus técnicas y los/as consumidores/as disfrutarán descubriendo propiedades y métodos para cuidar del cuerpo de la mejor y más sana forma posible.

Montse Escutia, desde EcoEstÉtica, señala: “BioCultura se ha convertido en un escaparate imparable para estas marcas, que, en su mayoría, están dirigidas por mujeres, mujeres conscientes, responsables y muy trabajadoras”. Escutia añade que: “Al principio, eran sólo dos o tres las empresas de cosmética ecológica que exponían en la feria. Pero ahora ya son muchas. Y la cifra sigue creciendo. Este crecimiento es una respuesta a ese público cada vez más amplio que quiere cuidarse por dentro y por fuera”. En BioCultura, según Escutia, “sólo exponen firmas que tienen la certificación correspondiente. Cada vez más condumidoras y consumidores se defienden del fraudulento ‘graeenwashing’ comprando productos que tengan una certificación pertinentemente segura”.

M. Escutia: “BioCultura se ha convertido en un escaparate imparable para estas marcas, que, en su mayoría, están dirigidas por mujeres, mujeres conscientes, responsables y muy trabajadoras”

Limpieza por dentro y por fuera

Son muchas las marcas y no las podemos citar a todas. Pero cada vez son más. Ángeles Parra, directora de la feria, señala que “es un subsector no tan pequeño como pudiera parecer. Abarca desde las marcas de la cosmética ecológica certificada propiamente dicha hasta empresas de higiene ecológica, productores de aceites esenciales para aromaterapia, fabricantes de perfumes… El panorama es ahora muy grande y sigue creciendo. Es muy triste que estas empresas tengan que bregar con la competencia desleal de grandes firmas que dicen ser ecológicas, o naturales, pero no lo son”. En BioCultura, eso sí, “no hay gato por liebre”, sentencia Parra.

Aromaterapia y más

Dentro del universo de la cosmética ecológica, también hay submundos. Yolanda Muñoz del Águila coordina el showroom EcoEstÉtica y es especialista en aromaterapia. Cada vez abundan más las personas de toda condición que acuden a los talleres y ponencias de EcoEstÉtica para aprender a elaborar sus propios productos de cosmética e higiene ecológica de forma casera. Yolanda asegura: “Siempre ha existido un interés en hacernos ‘las cosas’ nosotros mismos. Ya lo hacían nuestras abuelas elaborando jabón en casa para todo el año. Hoy, el movimiento ‘it your self’ se ha puesto de moda, para ‘volver al origen’ porque buscamos evitar tóxicos, engaños… en nuestra cosmética, algo tan propio del ‘greenwashing’ o ‘lavado de cara verde’ que hacen muchas grandes empresas”.

Sigue Yolanda: “Y porque estamos cansados de que nos engañen y porque ser un poco alquimista… también tiene su encanto, ¿no?”. En cuanto al público que acude a estos eventos, Yolanda asevera: “Pues hay de todo. Sí que es cierto que cada vez más la gente que acude a las formaciones tiene más conocimientos. A veces hay que aclarar conceptos y desmitificar algunas ‘desinformaciones’ que rondan por internet; otras veces hay personas con conocimientos sólidos y otros asistentes acuden por primera vez porque les ha llamado la atención y es su primer contacto. Así que el perfil de persona que acude a estas charlas y talleres es aquella que está interesada en el cuidado de su salud, de su bienestar, y de su belleza, con ganas de aprender, y, también, hay un sector de los asistentes que busca soluciones a problemas propios o familiares, de piel”. Para Yolanda, la aromaterapia es otra tendencia al alza: “Actualmente la aromaterapia se encuentra en auge. Cada vez hay más formación y cada vez tenemos más empresas de referencia en España que tienen aceites esenciales de alta calidad.

También es cierto que, por otro lado, como en todo lo que se pone de ‘moda’, hay mucha información ‘desinformada’, y en numerosas ocasiones hay quien, consciente o inconscientemente, está ‘jugando’ con la salud de las personas. Yo sólo recomiendo aceites puros y ecológicos. La ciencia está descubriendo las innumerables virtudes de la aromaterapia desde el punto de vista de la salud”.

Cuerpos sanos y playas limpias

Juan Carlos Moreno, director comercial de BioCultura, señala que “la ecocosmética no va a dejar de crecer en los próximos años. Lo vemos en BioCultura. Cada vez son más las firmas expositoras y sus catálogos son cada vez más amplios. Y esto es así, en buena medida, porque también hay un público que pide productos sanos para sus familias y para el medio ambiente”. Para Moreno, “ahora que llega el verano… es importante utilizar protectores solares que sean ecológicos. Los convencionales te pueden hacer más mal que bien en la piel y, por si eso fuera poco, representan un desastre ambiental para los ecosistemas marinos y su fauna. En algunos países, ya han prohibido los bronceadores y protectores solares convencionales, que están saturados de químicos muy nocivos”.

Más información:

Autor: Pablo Bolaño, colaborador de Vida Sana/BioCultura/El Ecomensajero Digital

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Abril 2024