Sitopía es un concepto que ha puesto en el mapa la escritora y activista Carolyn Steel. “Sitos” (alimento) y “topos” (lugar) nos habla de cómo una alimentación ecológica, local, artesana y más vegetal que animal puede solucionar de un solo golpe muchos de los problemas a los que se enfrenta la Humanidad. La alimentación globalizada, por el contrario, significa profundizar en las encrucijadas que provocan calentamiento global, pérdida de la biodiversidad, concentración del poder en pocas manos, problemas sanitarios de todo tipo, desertización rural, pérdida de soberanía alimentaria. La autora participará con una ponencia magistral en BioCultura Barcelona 2024.

sitopía

“Las comidas largas producen vidas cortas”, Rabelais.

A finales de 2022 y principios de 2023 se publicó “Sitopía” en España, un libro publicado por Capitán Swing. “Sitopía” se podría considerar la continuación de “Ciudades hambrientas”, un libro en el que Carolyn Steel ya exploraba cómo la manera en que los alimentos viajan a través del planeta ha dado forma a civilizaciones y megalópolis, pero creando problemas de todo tipo alrededor de lo agroalimentario. Por lo tanto, en “Sitopía” la autora indaga en el camino inverso, un cambio de modelo agroalimentario relocalizado que contribuye a solucionar los principales problemas a los que nos enfrentamos. “Como británica veo con cierta envidia los ejemplos de Francia, España, Italia o Portugal, países que han cuidado la cultura tradicional; pero como oráculo del futuro vengo a decirles que, si no conservan esa cultura de la comida, la acabarán perdiendo”, ha afirmado Carolyn Steel. La globalización conlleva la adopción de dietas que son nocivas para la salud de los consumidores y, también, para la salud de los ecosistemas y para la conservación de los rasgos culturales diferenciadores de cada zona del planeta.

Un plan desastroso y la alternativa

“En la cuestión de cómo debemos alimentarnos, a grandes rasgos hay dos escuelas de pensamiento. La primera, y con diferencia la más poderosa, es la del lobby industrial. Este grupo sostiene que debemos acelerar nuestro dominio sobre la Naturaleza, utilizar de manera más inteligente los fertilizantes y los pesticidas, modificar genéticamente las plantas y los animales y aumentar la eficiencia de la producción siempre que sea posible”, señala la escritora. “Dicho de otra manera: tenemos que seguir con el Plan A, pero haciéndolo mucho mejor”, asevera. La otra opción, según plantea la autora, es la del lobby ecológico. Cuyo mensaje se mueve en las coordenadas totalmente opuestas al Plan A. Según el universo ecológico, que es el que apoya Steel, “necesitamos un Plan B que consista en desarrollar y redescubrir maneras de trabajar en colaboración con el mundo natural para lograr una mayor fertilidad, diversidad, complejidad y resistencia del suelo en los ecosistemas que nos alimentan”.

Beneficios prácticamente infinitos

Los estudios independientes señalan que las formas de producir en el Sur global, de forma orgánica, son más eficientes, ayudan a conservar la biodiversidad y tienen impactos positivos en la sociedad. “Los posibles beneficios de adoptar esa estrategia en todo el mundo son prácticamente infinitos. Podríamos reducir el consumo de agua y energía, las emisiones de gases de efecto invernadero, los pesticidas y la polución, y podríamos revertir algunas de las extinciones de especies que actualmente están en marcha”, señala Steel. La autora cita en su obra números estudios científicos e informes de prestigiosas instituciones que “nuestra que la actual manera de comer supone una gran amenaza para la existencia, tanto de los seres humanos como del planeta”.

Un mensaje necesario

Ángeles Parra, directora de BioCultura y presidenta de la entidad que organiza la feria, señala que “los libros de Carolyn Steel son manuales para el cambio agroalimentario que necesitamos. Su mensaje es muy necesario. Por eso la traemos a BioCultura Barcelona. Porque necesitamos que este mensaje llegue a los medios y a las redes sociales y que arraigue en todos los rincones. Si seguimos al ritmo depredador de hoy, los escenarios futuros serán cada vez más distópicos. Conocer y aplicar las soluciones que propone Carolyn Steel es una inversión muy poderosa y necesaria para salvaguardar un futuro digno para las generaciones venideras”.

Más información en www.biocultura.org/barcelona

Autor: Pedro Burruezo

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Abril 2024