Julio Arroyo García y Abad, Almoguera (Guadalajara) 1956, conoció la Agricultura Biodinámica desarrollada por Rudolf Steiner hace unos 30 años en Madrid, al elegir  una escuela natural para su hijo, en la que se impartía  la pedagogía  Waldorf, seguidora de la filosofía de Steiner, y lleva aplicándola en su vida profesional y personal más de 25 años. Pionero en España  en la puesta en marcha de fincas biodinámicas para su sostenibilidad productiva, maestro artesano y especialista en transformados lácteos y pan ecológico, Julio Arroyo es el principal pilar de formación y asesoramiento de la biodinámica en nuestro país impartiendo formación en el Ministerio de Agricultura, las Escuelas Agrarias de Manresa, Madrid y Lleida, entre otros muchos, públicos y privados; asesorando a productores de fruta en Extremadura, Lleida, Segovia y Almería; en cultivos de olivar en Jaén y Villena; de viña en Otero, Pedroñeras y el Penedès y de ganadería de carne en Ávila.

Julio Arroyo agricultura biodinámica

Conocí a Julio Arroyo en circunstancias surrealistas, cuando coincidimos en casa de un productor de fruta al que Julio  formaba, durante una pausa que aprovechó para almorzar. Fue un encuentro corto pero muy intenso.

¿Cómo definirías y centrarías a nuestros lectores en la agricultura biodinámica?

Primero decir que la Biodinámica es pionera de las  agriculturas de lo que ahora conocemos como escuelas de agricultura respetuosas con el medio ambiente y que no utilizan productos químicos de síntesis ni organismos modificados genéticamente. Pero además de no utilizar estos productos es un camino de auto desarrollo o mejor dicho un cultivo de uno mismo. Si queremos cultivar algo fuera en el campo primero nos tenemos que cultivar nosotros mismos: lo de fuera es un reflejo de lo que tenemos dentro. Para esto hay una serie de técnicas tanto agrícolas como conocimientos de los procesos de la vida: plantas, animales, suelo, humanos y cosmos.

¿La introducción de la química a principios de siglo XX usando fertilizantes inorgánicos, como nitrógeno «condensado» fue como la llegada de los Bárbaros en el Imperio Romano?

Hay que conocer la historia de los humanos para entender ciertos procesos de la vida y la muerte. Después de la guerra mundial y de haber desarrollado armas químicas las que quedaron había que gastarlas, y  entonces en vez de matar en la guerra se usaron para matar en la paz, querían amortizar la inversión. Lo que no se sabía es que todo lo que le hacemos a la tierra, a las plantas y a los animales, al final llega al ser humano  echamos venenos al campo, a las plantas y nos lo comemos.

Erradicar las hambrunas tras la 2º Guerra Mundial con el plan Marshall llevó a utilizar “Paration”,  plaguicida terrible usado a mediados del siglo pasado  que eliminaba todos los insectos, pero a raíz de utilizarlo surgió una nueva plaga, la de la araña roja y surgieron nuevos plaguicidas, muy perjudiciales para la salud humana  que se prohibieron en 1970, según me comentaba el Sr. Manuel Valls, ¿este es uno de los muchos ejemplos que nos deben de hacer reflexionar hacia una agricultura biodinámica y sostenible?

La muerte, la destrucción, la contaminación, las guerras, son un negocio. Mientras haya beneficios económicos, no importa… dinero para hoy y hambre para mañana, después de la catástrofe. Sufrimos todos.Las otras agriculturas y la que yo manejo, la Biodinámica, hacen, podríamos decir, lo contrario, en vez de activar la muerte en este lapsus de tiempo que pasamos por esta vida entre el nacimiento y la muerte, activan los procesos de la vida. Lo que me comentan los agricultores es que cuando trabajan con la biodinámica aparece la vida, variedad de plantas útiles, animales de todo tipo, predadores y predados, procesos de auto regulación, la misma finca se regula a sí misma, no hay que intervenir apenas.Con la Biodinámica se activan procesos de vivificación, vida en el suelo,  plantas vivas para alimentarnos, animales sanos y felices,  y humanos con un pensar claro, un sentir armonioso y un actuar correcto en el mundo, gracias a comer  productos de calidad.

Presencié como mezclabas 200 litros de agua con componentes biodinámicos, dando formación y asesorando al productor de fruta, ¿por qué los agricultores están transformando su metodología productiva hacia la  agricultura biodinámica aunque sus costes sean superiores?

Es un momento interesante de la humanidad, hay un cambio de conciencia y, claro que la economía se mira, hay costes, pero también hay beneficios en las ventas. Estamos en el momento en que a algunos agricultores lo ecológico les queda corto y buscan algo más, pues a veces no es cambiar un producto químico de síntesis por un químico natural igual de efectivo, que sea natural no significa que no dañe. Pero no hay cambio interior de conciencia, del por qué o para qué se hace. Lo importante es aprender a producir productos vivos y vida, que se utilicen el mínimo de insumos aunque sean naturales.

Cuando formas y asesoras  a los agricultores, les inicias por un recorrido técnico y humano. Según Steiner: “la antroposofía es un sendero de conocimiento que quisiera conducir lo espiritual en el hombre a lo espiritual en el universo”, ¿cómo asimila el agricultor en pleno siglo XXI un modelo anti industrial aunque lo reclame el mercado?

Podría decir que el conocimiento de los procesos de la naturaleza no es anti  nada, diríamos que es aprender a leer el libro de la naturaleza de la vida. Como he dicho, hay un cambio en la humanidad, se quiere saber y nos sorprenderíamos hasta donde.La alimentación es la gran asignatura para el cambio social que tiene que darse. Steiner dijo, a preguntas de agricultores y amigos, que no entendía cómo no había cambios en la sociedad y en los humanos con los conocimientos que se tenían.El problema por el cual la humanidad no evolucionaba era un problema de alimentación, la comida ya no aportaba  la posibilidad de conectar al humano con la esencia y el pensar y no daba la posibilidad de actuar en el mundo de una forma correcta y provocar el cambio necesario en la sociedad y en la vida de las personas,  con la alimentación eso se conseguiría, si esta fuese un alimento vivo.

Steiner nos habla de la reencarnación, la antroposofía es una forma de vivir y entender la vida, ¿qué papel juega  la muerte?

En todos los procesos de la vida está la muerte, eso las personas que tienen contacto con la naturaleza, digamos agricultores, ganaderos, lo saben, todo es nacer, crecer y morir y así continuamente, todo en movimiento. En el mundo vegetal esto parece más tenue, no sentimos mucha pena cuando cortamos el cuello a una lechuga o a un puerro. En el mundo animal es un poco más duro cortar el cuello a un ternero o a una gallina, cuesta más, estamos más cerca de la muerte con ellos y en este momento de la vida huimos de todo lo que suene a muerte, a viejo, a feo, lo escondemos, no nos queremos enfrentar a nuestras realidades, después de vivir ciertas experiencias, uno empieza a entender que la muerte no es tal como la religión y la moral que nos ha tocado vivir nos cuenta.Morir es nacer en otro estadio y nacer es morir de otra vida, y, si es verdad lo que cuentan los que saben, nacemos y morimos constantemente, tanto en la vida como en cada momento.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí