GMOSeralini.org ha acogido con satisfacción la noticia de la nueva publicación del estudio de toxicidad crónica en el herbicida Roundup, a base de glifosato y un maíz modificado genéticamente comercializado NK603 de Monsanto, dirigido por el profesor Gilles-Eric Séralini. La reedición restaura el estudio para que pueda ser consultado por otros científicos. Se puede encontrar en Environmental Sciences Europe.

El estudio encontró severos daños en el hígado y el riñón y alteraciones hormonales en las ratas alimentadas con el maíz GM y los bajos niveles de Roundup que están por debajo de los permitidos en el agua potable en la UE. Los efectos tóxicos se encontraron desde el maíz transgénico probado por sí solo, así como de Roundup probado solo y junto con el maíz. Los resultados adicionales inesperados fueron las tasas más altas de tumores grandes y mortalidad en la mayoría de los grupos de tratamiento. El estudio fue publicado por primera vez en Food and Chemical Toxicology (FCT) en septiembre de 2012, pero fue retirado por el editor jefe en noviembre de 2013 después de una campaña sostenida por la crítica y la difamación por científicos pro-OMG.

La versión reeditada contiene material extra frente a las críticas de la publicación original. Los datos subyacentes resultados del estudio se publican también – a diferencia de los datos en borrador para los estudios de la industria que subyacen a las aprobaciones regulatorias de Roundup -. Sin embargo, el nuevo trabajo presenta los mismos resultados que antes y las conclusiones no se han modificado. Se acompaña de un comentario aparte por el equipo del profesor Séralini describiendo los esfuerzos del lobby de los partidarios de los cultivos de OGM para forzar el editor de FCT para retraer la publicación original. El artículo completo está disponible aquí.

El Instituto Cornucopia comenta que los científicos asociados con la industria de la biotecnología volverán a atacar la veracidad del trabajo de Séralini. Otros científicos ya han defendido su investigación mientras que otros investigadores independientes tienen una visión más matizada y escéptica de su papel. «No hay duda de que no es suficiente la investigación que se ha hecho asegurando al público que el consumo de alimentos transgénicos, los organismos que nunca han existido en la tierra antes y mucho menos como una parte de la dieta humana, son seguros para el consumo», según el instituto. Más información aquí.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual

1 Comentario

  1. Se han perdido los vinculos a los articulos…quizas en la exportación de las paguinas….seria bueno tenerlas, gracias

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here