tierno 1ra feria

BioCultura Madrid tiene ya treinta años de existencia. En los tiempos en que todo es efímero, parece un auténtico milagro. Detrás, mucho esfuerzo, mucho trabajo, muchos baches, el sudor de muchas personas, mucho predicar en el desierto… Pero todo esfuerzo, cuando se lleva a cabo con sinceridad y honestidad, acaba dando sus frutos…

Ya no quedan políticos como los de antes 23 de octubre de 1985. Enrique Tierno Galván (foto derecha), entonces alcalde de Madrid, inaugura la primera BioCultura en el Pabellón de Agricultura de la Casa de Campo. 40 expositores y 15.000 visitantes. No está mal, pero sólo son los inicios. “El viejo Profesor”, todo un visionario, se había dado cuenta de que, si no hay un respeto por el medio ambiente, nuestra sociedad no tiene futuro.

La alimentación, la salud, el decoro en el cuidado de la Naturaleza, el clima… Todo está relacionado. Formamos parte de Gaia. Don Enrique Tierno Galván, un adelantado, ya era consciente de todo eso. Veía  como un cambio total de modelo social…

LA CRUZADA DE LA “TERNURA”

Estas fueron sus palabras para inaugurar aquel primer embrión del movimiento “bio” y ecologista en nuestro país: «Es una cruzada, un hecho espiritual, el que una asociación, gente que vibra con un propósito enorme, se dedique a recobrar la calidad. Por fortuna, es un movimiento que se va extendiendo, cada día tenemos mayor conciencia de que hay que proteger la Naturaleza, de que no hay que degradarla ni estropearla y tenemos que conservarla fresca y lozana, tal y como la Naturaleza es en su esencia.

Vida Sana está así ejerciendo una acción cultural profunda, necesaria, quizás la más necesaria en este momento. Sabernos alimentar, cuidar de la Naturalza, obteniendo de ella lo que puede darnos, a través de unos procedimientos cuidadosamente elegidos y estudiados. Esta exposición no se puede entender sólo como una actividad comercial ni como presentación de productos comerciales: es una exposición cultural»… Efectivamente, en aquel entonces, BioCultura ya era una apuesta total por un cambio de paradigma. Don Enrique Tierno Galván puso todos los medios necesarios a su alcance para que BioCultura tomara forma… Qué lejos están los políticos de hoy de la sabiduría de aquel hombre…

LA REVOLUCIÓN INVISIBLE

BioCultura-Madrid-2013

En la actualidad, en Madrid, BioCultura cumple sus tres décadas de vida. Fue la Asociación Vida Sana la que, con BioCultura y sus otras actividades en el universo de la alimentación consciente (certificación de alimentos, actividad docente, Premios Internacionales Vida Sana, edición de The Ecologist y de muchas otras publicaciones…), dio el pistoletazo de salida del movimiento «bio» en España.

Muchos años de predicar en el desierto, de todo tipo de trabas, de luchar contra enormes molinos de viento, de tropezar con la miopía de los políticos de intereses cortoplacistas, de bregar con los intereses y los lobbies de la gran industria alimentaria, farmacéutica, etc. Pero el trabajo hecho con pasión, ilusión y conocimiento siempre acaba dando sus frutos…

Hoy, BioCultura se lleva a cabo, anualmente, en cuatro grandes capitales españolas: Madrid, Barcelona, Valencia y Bilbao. Pasan por estas cuatro ediciones cerca de 170.000 visitantes anuales. En total, unos mil expositores. Cientos de charlas, ponencias, talleres, encuentros, jornadas, conciertos Miles y miles de productos ecológicos certificados, referencias que son tesoros para la alimentación y la salud de la población. Subsectores que crecen (cosmética ecológica certificada, bioconstrucción, textil orgánico, movilidad sostenible, energías renovables y descentralizadas). Toda una revolución invisible está en marcha en todo el planeta y BioCultura es su reflejo.

Al mismo tiempo, la feria crea tendencias y, allí por donde pasa, consolida un tejido estable desde el que los ecoemprendedores más activos saben dar respuestas a los nuevos retos de la sociedad contemporánea. Imposible resumir treinta años de lucha. Baste decir, eso sí, que el mero hecho de que España sea el primer productor de la UE en alimentación ecológica es todo un hito al que BioCultura ha contribuido de forma más que considerable y que, obviamente, nos reconforta enormemente.

Pero, ojo, no podemos cantar victoria. Sólo hemos ganado una pequeña batalla. La gran industria tecnoalimentaria, los políticos rendidos a intereses oscuros, la inercia de la sociedad de masas, unos medios que no informan, una tecnología que nos deshumaniza, una publicidad que crea necesidades que no existen están ahí para aguarnos la fiesta. Pero ni vamos a flaquear ni vamos a tirar la toalla. Seguiremos luchando treinta o mil años más si es necesario. Cada vez que un alimento ecológico llega a un hogar es un pequeño milagro y esa emoción resuena en todo el universo.

SÚMATE AL GRAN CAMBIO

Hay otras formas de consumir, de producir, de sanar, de educar, de crear energía, de construir y de vivir. Y todas están en BioCultura. ¡Ven a la feria y súmate al gran cambio!

Fuente: www.biocultura.org

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí