Como profesional, cuando recomiendo tomar un suplemento*, muchas veces la gente me mira y me dice: “Pero tomar pastillas no es natural”.

Según la RAE, el significado de natural es: «Perteneciente o relativo a la naturaleza o conforme a la cualidad o propiedad de las cosas.»

Teniendo en cuenta esta definición, analicemos si, hoy en día, la forma de vida del ser humano, es «natural» o no. Muy pocos de nosotros estamos en contacto directo con la naturaleza, ya que muchos vivimos en ciudades rodeadas de asfalto y sólo por eso no vivimos de forma natural.  Si nos comparamos con nuestros antecesores, ellos pasaban la mayor parte del día en la naturaleza, mientras que el hombre moderno no.

¿Qué comía el ser humano cuando vivía de forma «natural» y qué come ahora?

SALUD-Y-COMPLEMENTOS generNuestros antepasados solían incluir de forma regular en su alimentación plantas y frutos silvestres, los cuales tenían una proporción mucho mayor de vitaminas, minerales y fibra (que contenía menos ácido fítico).

En la actualidad los alimentos tienen menos minerales y vitaminas debido a la forma en que se cultivan, ya que la agricultura moderna intensiva está haciendo que el suelo se empobrezca, lo cual repercute en la composición nutricional de los alimentos.

Es posible que esta falta de nutrientes también se deba a que las frutas y hortalizas se recogen antes de madurar y se almacenan durante mucho tiempo (también sucede en la agricultura ecológica) y a que las variedades que se cultivan hoy son diferentes a las de antes. Además, actualmente la agricultura se centra en obtener un mayor rendimiento de producción (resistencia a plagas, adaptación a diferentes climas, etc.), sin tener en cuenta el valor nutricional de los alimentos.

Anne-Marie Mayer(1) realizó un estudio en el que se analizaron 19 frutas y 20 hortalizas para comparar las diferencias nutricionales existentes entre 1930 y 1980. El resultado es sorprendente ya que el contenido de calcio, magnesio, hierro, sodio y potasio disminuye entre un 14% y un 43% en las hortalizas y el contenido de minerales en las frutas, excepto el calcio, disminuye entre un 10% y un 36%.

Lo mismo sucedió en un estudio realizado por el Instituto de Bioquímica en los 43 huertos de la Universidad de Texas, donde se comprobó que algunos minerales como el calcio, el fósforo y el hierro de las frutas y hortalizas habían disminuido en los últimos 50 años. También se observó que había una disminución en algunas vitaminas como el ácido ascórbico (C) y la riboflavina (B2), la cual disminuyó hasta un 38%.

¿Son necesarios los suplementos llevando una alimentación «natural»?

Visto el empobrecimiento de los alimentos en cuanto a minerales y vitaminas se refiere, no es de extrañar que muchas personas puedan llegar a tener carencias de alguno de estos micronutrientes. Por lo tanto, es aconsejable consumir alimentos fortificados (como papillas para bebés, leches vegetales, etc.) para compensar la disminución nutricional de los alimentos.

Así pues, en algunos casos lo más natural es tomar suplementos como, por ejemplo en etapas como el embarazo, la lactancia y la vejez; en algunas patologías con problemas de absorción de algunos nutrientes y en el caso de los deportistas de élite.

* Es importante tomar suplementos siguiendo las indicaciones de un profesional de la salud.

Para consultar las fuentes podéis visitar www.dietistasvegetarianos.com.

(1)British Food Journal 99/6 [1997] 207–211, Historical changes in the mineral content of fruits and vegetables, Anne-Marie Mayer.

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí