kai kreuzer

Todo empezó con un decreto emitido por el servicio veterinario: se iba a prohibir la venta de leche cruda a los grupos que vivían en alojamientos compartidos en Kassel. Eso sucedía en 1980. En ese tiempo, Kai Kreuzer estaba estudiando planificación del paisaje en la Universidad de Kassel, y el curso que seguía también le procuró una visión del sector agrícola.

Foto: Kai Kreuzer en su oficina en Alemania, enero 2015

Queriendo llegar al fondo de la prohibición, en 1981, escribió su tesis de grado sobre la comercialización directa de leche. Desde entonces han transcurrido 33 años durante los cuales, Kai Kreuzer, ahora con casi 59 años, ha escrito tres libros e innumerables artículos sobre el tema de la comercialización orgánica. A mediados de enero de 2015, deja la empresa con la revista on line que fundó hace muchos años – Bio-Markt.Info. Kai Kreuzer: una retrospectiva.

«La prohibición de la comercialización de leche cruda fue el detonante», explica Kai Kreuzer. En su tesis de grado, se ocupó de los requisitos legales precisos para la venta de leche cruda directamente de la granja. Publicó él mismo –  «Las cuestiones legales y la práctica de la comercialización directa de productos agrícolas» – y se vendieron 3.000 copias. Realmente, las ventas fueron inesperadamente tan altas que tuvo que ser reeditado. Mientras estaba estudiando, junto con otros estudiantes, invitó a una de las primeras asociaciones de productores y consumidores en Alemania a Kassel. La idea tuvo éxito y, en 1983, se fundó allí una asociación de productores.

El siguiente paso para Kai fue hacer crecer sus propios cultivos de alimentos: arrendó una  parcela  de 2.500 m² con un suelo de marga de alta calidad, y allí es donde cultivó verduras, que se vendieron delante de la política librería ABC en Kassel en Alemania central. Era el verano de 1983. En el puesto montado dos veces por semana, se podían comprar verduras suministradas por varios productores pequeños, pan, queso, sidra y otros productos de las granjas asociadas.

kai coperativaCon mucho entusiasmo, los habitantes urbanos establecieron una asociación de agricultores de la región de Kassel en proceso de conversión a la agricultura orgánica, y luego se fundó una primera tienda, que pronto fue seguida por una segunda. Pero para Kai no se trataba sólo de producir sus propios cultivos – quería utilizar su experiencia en el periodismo. En 1987, por motivos familiares, se trasladó a Lauterbach en la región Vogelsberg en el centro de Hesse, y allí escribió su segundo libro: ”¡Haga su propio marketing!”

(Foto: Kai Kreuzer en 1986 frente a una de las dos tiendas de la cooperativa orgánica)

Durante dos años, a principios de la década de los 90, estuvo implicado en la planificación y el rediseño del antiguo matadero en Alsfeld para crear un matadero orgánico. Luego creó un servicio de pedidos por correo que vendía libros especializados en orgánico (alrededor de 270 títulos). Durante los siguientes diez años, se imprimieron cada uno o dos años pequeños catálogos con breves descripciones de los libros y reproducciones de fotos. Con tiradas de hasta 35.000, que se distribuyeron en forma de suplementos de revistas.

mostrador 1986 kaiEn 1996, su tercer libro, «Marketing Orgánico», apareció con una  tirada de 5.000 ejemplares. En esta publicación describía los diferentes canales de comercialización, que van desde la venta en finca y el catering a la tienda de comida naturista especialista. Durante mucho tiempo, esta fue la única obra de referencia sobre el tema, lo que llevó a que la edición se agotara. Escribir libros, sin embargo, con toda la investigación y preparación, llevaba tanto tiempo que comenzó a buscar un método más rápido de publicación.

(Foto: Kai Kreuzer en el trabajo detrás del mostrador en 1986)

Al mismo tiempo, durante los últimos 33 años hemos visto los avances técnicos en publicación de libros y revistas y un rápido aumento de la velocidad de la publicación. «Yo escribí mis primeras publicaciones en una máquina de escribir e hice el diseño a mano,» recuerda Kai. «Presenté 10 a 15 páginas en secuencia y con gran precisión coloqué los títulos, las fotos que yo había revelado y otros gráficos. Utilicé una plantilla de diseño transparente sobre una mesa de luz, arreglé todas las partes y piezas y las pegué con pegamento especial.” Esto llevaba siglos en comparación con el uso de programas de diseño de los ordenadores de hoy. No fue hasta que escribió su último libro en 1997 que utilizó «Pagemaker» y «Quark Express», precursores de los programas informáticos modernos.

«Me di cuenta en ese momento que pasar alrededor de un año investigando para un libro, seguido de varias semanas de trabajo en el diseño y la impresión, no sólo era exageradamente caro sino también demasiado tiempo para hacer llegar la información al público. Esta fue la razón por la que decidí escribir para revistas especializadas, por lo que el tiempo entre la investigación y la publicación se redujo a tan sólo unos meses.» No obstante, en el caso de BioFach Magazine, el tiempo transcurrido entre la investigación y la publicación era todavía de entre uno y tres meses. Desde BioFach Magazine, que aparecía cada tres meses, había un pequeño peldaño a la revista especializada Bio-Handel, una publicación mensual sobre el sector de alimentos integrales.

Era el final de la década de los 90 – los primeros newsletters se estaban enviando por correo electrónico y Internet se estaba desarrollando rápidamente, y Kai jugó con la idea de publicar su propia revista on line. En 2002, Petra Trommer del departamento de comunicación en BioFach se le acercó con la propuesta de un boletín periódico conteniendo los informes internacionales sobre la industria orgánica.

kai karen biofach 2013NürnbergMesse había asumido recientemente la feria destinada a la industria orgánica en todo el mundo desde sus fundadores Hubert Rottner y Hagen Sunder. Dicho y hecho. Se pusieron de acuerdo rápidamente sobre el contenido y el Newsletter BioFach, que comenzó a aparecer cada dos semanas, tuvo tanto éxito que en pocos años tenía 10.000 suscriptores. Se convirtió en un importante medio de comunicación en la industria. El boletín de noticias en alemán e inglés fue rápidamente seguido por una versión en español.

(Foto: Karin Heinze y Kai Kreuzer delante de BioFach en Nuremberg en 2013)

Kai era consciente de la necesidad de proporcionar una cobertura más amplia de lo que estaba sucediendo en la industria con mayor velocidad y eficiencia, y para lograr este objetivo la plataforma ideal era Internet con su capacidad de acceder a miles de piezas de información. La información podría ser publicada 24 horas al día – por lo menos, en teoría – para ser accesibles en cualquier momento a los usuarios de todo el mundo. Prácticamente investigando y publicando en tiempo real. Una idea fascinante.

Contactaron con posibles proveedores de sistemas de edición. «Después de un tiempo, encontramos a alguien en IT que estaba dispuesto a ensamblar para nosotros un sistema de edición hecho a medida a un precio asequible.» Mirando hacia atrás, Kai dice que fueron importantes las distintas bases de datos para los productos, datos y supermercados orgánicos y, sobre todo, la capacidad de agrandar imágenes. En ese momento, no se podía encontrar una combinación como esta en ningún otro lugar. «Yo estaba muy interesado en que los usuarios pudieran ampliar las fotos a tamaño de pantalla. Es cierto que una buena foto no lo explica todo, pero te da una comprensión mucho más rápida de lo que un artículo está describiendo – por ejemplo, el interior de un supermercado orgánico».

Después de varios meses de preparación, en marzo de 2003, finalmente llegó el día en que podían salir on line con la versión alemana. Hombro con hombro con Kai estaban la periodista Karin Heinze y la administradora y colaboradora  Corinna Offeney. Algún tiempo después, la versión alemana se complementó con la edición en inglés Organic-Market.Info y la edición francesa Bio-Marché.Info.

Durante más de una década, Kai y sus colegas llevaron a cabo numerosos viajes por toda Europa en nombre de ambos BioFach y Bio-Markt.Info. Prácticamente no hay ningún país en Europa que no visitaran entre 2003 y 2014, y a algunos países fueron en numerosas ocasiones. La información en palabras e imágenes que surgía al viajar a lo largo y ancho se centró en el comercio especializado de alimentos integrales, supermercados orgánicos, fabricantes orgánicos, mayoristas orgánicos y en los muchos mercados celebrados a nivel local.

Ahora, los informes se pueden investigar en muy poco tiempo y se escriben a menudo en el viaje en tren de vuelta a casa. En el caso de importantes eventos como conferencias, sus informes más imágenes bien pueden estar disponibles en Internet en tan sólo 24 horas.

Por ahora, el archivo Bio-Markt.Info contiene decenas de miles de fotos sobre la comercialización orgánica en Europa y en países de todo el mundo. La dimensión mundial se debe principalmente a Karin Heinze, quien viajó a China, Japón, India, Brasil, Chile, México y los EE.UU. Durante 17 años, ella y Kai Kreuzer han sido socios trabajando en estrecha y productiva colaboración.

Como Organic-Market.Info informó en el artículo «Bio-Markt.Info y Bio Verlag unen sus fuerzas», el 15/01/2015 es el fin de una era.

Por algún tiempo, Kai Kreuzer seguirá manteniendo disponibles su red y sus conocimientos técnicos, informará desde el extranjero y viajará a conferencias internacionales para Bio Verlag.

organic team

(Foto: El equipo Bio-Markt.Info a finales de 2013 en un nuevo supermercado orgánico en Frankfurt: Corinna Offeney, Karin Heinze, Kai Kreuzer, Katharina Kalb)

Fuente: Organic-Market.Info
Autora: Karin Heinze
Traducción: Montse Mulé – Bio Eco Actual
Artículo Original: www.organic-market.info/web/Europe/Germany/Kai_Kreuzer:_looking_back_over_33_years_of_organic_journalism/220/228/0/18100.html

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here