Enric Cortinas

El Congreso aprobó pasado noviembre la nueva Ley de Parques Nacionales que permitirá la caza dentro de estas reservas naturales hasta 2020. Esta medida ha sido aprobada por el gobierno del PP con el rechazo de organizaciones ecologistas y de algunos grupos de la oposición.

Esta norma permite que los propietarios de fincas privadas dentro de los parques puedan seguir organizando cacerías con fines comerciales. La nueva ley está diseñada para sustituir a la norma de 2007, que actualmente regula los 15 parques nacionales existentes en España. Su objetivo teórico es “la conservación de los parques” y su red, así como la “coordinación y colaboración” entre Gobierno central y comunidades autónomas, que son las que tienen las competencias de gestión exclusivas.

Para la mayoría de organizaciones ecologistas esta ley es un nuevo retroceso en materia de conservación en España, y se pone en riesgo la protección que ofrecían los parques nacionales. Estas organizaciones consideran que no tiene sentido que la nueva ley deje sin efecto la prohibición de determinadas actividades en los Parques Nacionales establecida en la ley de parques nacionales del año 2007, que daba un plazo de 10 años para la erradicación de la caza (y otras actividades) en estos espacios.

parques nacionales 1

Según algunas organizaciones ecologistas, este cambio se debe a que el Gobierno central quiere atender las peticiones de los propietarios privados del Parque Nacional de Cabañeros, entre Toledo y Ciudad Real, donde durante este mes de octubre ya se han cerrado algunas de las rutas de senderismo más visitadas para llevar a cabo monterías privadas. Allí poseen fincas privadas empresarios como Los Albertos o Alejandro Aznar.

Con este cambio las cacerías serán legales en los Parque Nacionales, y serán más frecuentes “errores” como el sucedido hace unos días en Castilla – La Mancha, donde se mató un lince por disparos en una cacería de zorros.

Esta Ley también permite nuevas actividades que pueden tener impactos ambientales importantes, como la navegación, el vuelo sin motor, las explotaciones y extracciones mineras, de hidrocarburos, áridos y canteras o la tala con fines comerciales. Incluso en algunos casos permite edificar dentro de las reservas.

parques nacionalesAbrir la caza y otras actividades en los Parques Nacionales no tiene ningún sentido. Los Parques Nacionales deberían ser santuarios de naturaleza, por lo que representan, por su importancia y porqué somos responsables de su conservación. Una sociedad que se respete debería garantizar que la naturaleza tenga un refugio, y los Parques Nacionales eran ese refugio. Por eso, se debe retirar esta ley, por la defensa del bien común.

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here