Los certificados alimentarios son la seguridad del consumidor, lástima que en muchas ocasiones da la sensación de que su obtención sólo sea para figurar en una página  web o bien en un catálogo comercial, como es el caso del Certificado de Seguridad Alimentaria ISO, tras lo cual, la amnesia del productor diluya la continuidad del protocolo obtenido.

Es como ducharse antes de ir al médico pues hay chequeo,… una vez obtenido el Certificado de Seguridad Alimentaria ISO, ya pueden salir a bailar para festejarlo.

ISO CERTIFICADOPero, estimado lector, si usted sufre cualquier incidencia contra su salud por el consumo de algún alimento, ni se le ocurra llamar al departamento de atención al cliente de la empresa productora, en vez de aclararle el porqué de su afección acabará enfermando más y en este caso de los nervios… y se dará usted cuenta que lo que decían en el anuncio de tv que le hizo decidir por la compra de aquel producto alimentario y no otro era mentira.

Si por el contrario, la situación descrita cree que tiene relación con haber consumido productos certificados de producción ecológica, ahí la cosa cambia. Llame a la empresa productora y le atenderán de inmediato, nadie se esconderá con el “llame usted mañana”, pues las empresas de producción ecológica siguen el protocolo exigido por la certificadora por convicción, no están contaminadas por acciones mediáticas masivas, no necesitan convencer al consumidor, sus productos  son de máxima calidad, fiabilidad y trazabilidad demostrable, gracias a su honestidad.

La producción de alimentos ecológicos es algo más que el mercantilismo de producir para vender y ganar dinero; es sostenibilidad alimentaria y respeto por el planeta.

Autor: Enric Urrutia, director de Bio Eco Actual

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí