La tortura de animales es una de las distracciones más frecuentes durante las fiestas populares españolas. Tristemente es así, cada año, más de 60.000 animales son maltratados para el disfrute en fiestas populares de raíz tradicional en España.

España, el país de las fiestas crueles con animales. Por Helena Escoda

La mayoría son bóvidos, machos y hembras, torturados en celebraciones de índole taurina, no obstante, también existen muchos otros tipos festejos que implican el maltrato de otras especies, estas celebraciones son menos conocidas pero igualmente crueles.

En la Europa Medieval, previo al movimiento de la Ilustración, en todos los países existían fiestas en las que se torturan animales, igual que ejecuciones públicas. Sin embargo, España es el único país de Europa Occidental donde todavía perduran fiestas crueles con animales de forma generalizada. Además se organizan con dinero de las arcas públicas.

«Occidente nos define como el país del maltrato animal»

Cada año se celebran unos 16.000 festejos populares en los cuales se utilizan animales vivos. Pueblos enteros, menores incluidos, participan en fiestas de una crueldad inaudita… 60.000 animales son así maltratados, en la mayoría de los casos hasta la muerte, durante las ya conocidas como «fiestas de sangre». España se encuentra en el punto de mira de las organizaciones internacionales en defensa de los Derechos Animales, pues Occidente nos define como el país del maltrato animal.

Los festejos tradicionales más conocidos son los taurinos, pero desgraciadamente, no son los únicos, en nuestra geografía, existen gran variedad de tradiciones horrendas. Entre los ejemplos más conocidos destacan las sueltas de “patos al agua» que consisten en soltar patos vivos en el puerto y que los participantes (mayoritariamente niños y adolescentes) se lancen al agua a capturarlos por todos los medios… los patos asustados sufren un trato brusco y suelen terminar lisiados. Afortunadamente, podemos decir que en las poblaciones de Sagunto (Comunidad Valenciana) y Roses (Catalunya) los patos han sido reemplazados por patos de goma.

No más tristes son las celebraciones de los “cerdos engrasados” en las que animales de muy corta edad son recubiertos de grasa para que resbalen, se les suelta en un recinto cerrado para que los participantes intenten capturarlos… como resbalan la tarea no resulta fácil y por tanto son frecuentes las caídas… los pequeños cerdos están aterrorizados y suelen lesionarse entre todo el bullicio. También participan niños y adolescentes. Quien logra capturar al cerdo se lo queda como premio. Este tipo de competiciones «festivas» se celebran mayoritariamente en distintas localidades de Galicia y Andalucía.

No podemos obviar que en las Islas Canarias y Andalucía las peleas de gallos están autorizadas bajo ciertas regulaciones. Lógicamente los animales terminan causándose graves lesiones… la pelea de gallos era el espectáculo rural familiar más popular en la Antigüedad, por suerte, las culturas evolucionan.

En Guipúzcoa y Vizcaya se llevan a cabo frecuentemente crueles peleas de carneros en que los animales terminan exhaustos y con la cabeza ensangrentada por los golpes y cornadas… En Villanueva de la Vera (Cáceres) en la “fiesta” del burro conocida como Pero Palo un burro asustado por todo el alboroto de la multitud es arrastrado por las calles…

En Vilanova d’Alcolea (Castellón) caballos montados son obligados a saltar por encima de hogueras… En Pollença (Mallorca) se mete un gallo en una caja y se cuelga de un árbol… y estos solamente son unos pocos ejemplos… que deberían llamar de inmediato a la reflexión a nuestra sociedad.

Autora: Helena Escoda Casas, Activista por los derechos de los Animales

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual

2 Comentarios

  1. Así es la cruda realidad de este país que se hace llamar civilizado. En prácticamente todas las poblaciones se realizan o se facilitan celebraciones crueles en las que se maltrata, se tortura o se asesina algún animal para gozo y disfrute de unos cuantos sádicos y psicópatas. Esto es dificil de parar pero no por ello debemos dejar de trabajar para detenerlo lo antes posible.

  2. No somos el único país de occidente. En Dinamarca matan delfines a palos. Otros países como Canadá realizan matanzas de focas. En Sudamérica también hay fiestas donde maltratan toros, en alemania, Bulgaria, Portugal, Italia, Reino Unido, China etc….
    Ojalá se acabe pronto está barbarie en todos los lugares, no solo en España.
    Quizá sí amaramos mas a nuestro país se podrían cambiar más cosas.

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here