La naturaleza pone a nuestra disposición una impresionante fuente de vitaminas, minerales, aminoácidos, fibra y enzimas: los verdes de cebada.

Los verdes de cebada son los brotes jóvenes de la cebada (Hordeum vulgare) que se forman una vez germinado el grano y cuando la planta tiene un desarrollo de unos 25 centímetros. Contienen todos los nutrientes necesarios para la dieta humana, que son fácilmente asimilados, por lo que permiten a nuestro organismo disponer de forma inmediata de nutrientes vitales.

La cebada es el primer grano del cereal cultivado por los seres humanos, remontándose sus usos medicinales y alimenticios al 7000 AC.

La medicina clásica usó este vegetal en el tratamiento de la piel, el hígado, la sangre y los trastornos gastrointestinales

Su valor nutricional no tiene parangón. Es una fuente concentrada de casi tres docenas de vitaminas y minerales. Los verdes de cebada son particularmente ricos en vitaminas A, C, B1, B2, ácido fólico y B12. La deficiencia de cobalamina o vitamina B12 puede evitarse en las dietas vegetarianas mediante la suplementación con verdes de cebada. Los minerales presentes son el calcio, el hierro, el potasio, fosforo y magnesio, y son ricos y abundantes en clorofila.

Verdes de cebada verds d'ordi

A diferencia de la mayoría de las plantas, los verdes de cebada contienen 18 aminoácidos e incluyen los nueve aminoácidos esenciales, que son aquellos aminoácidos que el cuerpo no puede generar por sí mismo y que debemos obtener de la dieta. Contiene más de 1.000 enzimas necesarias para la correcta función bioquímica celular. Contiene uno de los más altos niveles naturales de enzima superóxido dismutasa, que es un potente antioxidante que protege las células contra los radicales libres tóxicos, ayudando al cuerpo a combatir el envejecimiento, matar las células cancerosas, y a superar las dolencias vinculadas al stress oxidativo.

Los brotes de cebada son extremadamente alcalinos, por lo que consumirlos ayuda a mantener un correcto equilibrio de alcalinidad y acidez del cuerpo

La mayoría de los alimentos procesados que consumimos son ácidos, y cuando los consumimos en exceso, son causa entre otras dolencias de la fatiga.

Los beneficios para la salud de los verdes de cebada incluyen el fortalecimiento del sistema inmunológico, la limpieza y desintoxicación del cuerpo, la protección contra los radicales libres y el daño celular que ocasionan, la capacidad de regenerar las células y tejidos dañados, y el alivio de la colitis ulcerosa.

En definitiva, ¡el consumo de verdes de cebada nos mantiene sanos!

ESPACIO PATROCINADO POR
El Granero Integral

Autor: Raúl MartínezDietética y dieto terapia Homo toxicología

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Septiembre 2020

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí