productos ecológicos a precios razonables

SEAE. – En su continuo compromiso con la formación, la Sociedad Española de Agricultura Ecológica (SEAE) prepara una charla mensual sobre distintas experiencias agroecológicas para los alumnos/as de la Escuela de Capataces Agrícolas de Catarroja. El pasado 28 de febrero se presentaron tres iniciativas valencianas basadas en el emprendimiento y la innovación social, pero sobre todo, en la proximidad, la sostenibilidad y en su apuesta firme por el sector de la producción y el consumo de ecológicos.

Juan Solaz ha sido el primero en intervenir. Agricultor casi que desde nacimiento, ha explicado que “el trabajo de sol a sol, tener mucha capacidad de sufrimiento y, sobre todo, saber aprender de los errores” están conviertiendo a su empresa, Agrolife, en un referente dentro del sector local ecológico. Reconvirtió sus conocimientos del sector vitivinícola al hortofrutícola y sus tierras a la producción ecológica. “Con la filosofía en el corazón y el trabajo en nuestras manos, el objetivo es conseguir productos sostenibles a precios razonables. Somos una empresa y por tanto, hay que ser competitivos y profesionales. La productividad y rentabilidad no están reñidos con lo ecológico. Tenemos que trabajar para que lo ecológico sea una parte muy importante dentro del sistema agroalimentario”.

Agrolife fue la primera tienda ecológica certificada en mercados municipales de Valencia. Desde entonces, el proyecto ha seguido creciendo, y cada vez, con más fuerza. Hoy, gran parte de su apuesta se centra también en el alquiler de parcelas para huertos ecológicos urbanos: un espacio no solo de cultivo sino también de aprendizaje compartido. Además, ya sirven a más de 100 comedores escolares de la provincia con productos directos del campo y de temporada, acercando la alimentación ecológica desde la infancia.

Mireia Vidal ha narrado la experiencia de Les Marietes Arteco, una empresa de producción y elaboración de mermeladas y patés veganos y ecológicos que ella misma creó. Mireia viene del ámbito de lo social pero ahora se mueve en el agrícola como pez en el agua. Si algo no le ha faltado nunca es coraje para embarcarse en nuevos proyectos, por eso acabó cogiendo una azada y experimentando en una hanegada con sus primeros cultivos. Tras mucho ensayo-error y en un intento de encontrar su hueco en el mercado ecológico, retomó los saberes tradicionales de casa y se adentró de lleno en la elaboración y transformación artesanal de los frutos de sus cosechas. “Hay que ser creativos/as y darle vueltas al mismo proyecto hasta conseguir la estabilidad. Eso sí, lo más importante es trabajar la calidad.”

Apostar por las mermeladas y conservas le ha permitido tener su propio canal de venta directa, “cada vez más asentado”, al igual que fomentar el consumo de productos locales y ecológicos. Además, tiene muy claro que “si haces números, ves que los productos convencionales son más caros que los ecológicos, que resultan más asequibles” y por ello nombra los datos del IPOD, el Índice de Precios en Origen y Destino de los Alimentos.

Mireia es una mujer de principios y tiene muy clara la defensa de los valores agroecológicos. Para ella es muy importante “trabajar en red y crear alianzas con otros productores y productoras. No hace falta plantar 20 cultivos distintos, sino que es mejor complementarse y crear vínculos entre los mismos productores/as”. Por eso forma parte de Ecollaures-SPG y también, es representante de COAG CV en el área de agricultura ecológica y jóvenes. Por último, confía en que los futuros agricultores y agricultoras ecológicos tendrán un mejor panorama que el actual “gracias a que seguimos luchando por temas como la formación continua, la creación de nuevos mercados y las nuevas normativas”.

Para finalizar, Helena Cifre ha descrito la experiencia de SOM ALIMENTACIÓ, el que será el primer supermercado cooperativo de la ciudad de Valencia impulsado por los propios/as consumidores/as y en el que, próximamente, tendrán una tienda física con todo tipo de referencias de productos ecológicos. Esta socia fundadora ha explicado que la idea de tomar esta iniciativa comenzó siguiendo la estela de otras cooperativas similares. “Los grupos de consumo se van quedando pequeños para consumidores/as que cada vez tenemos más conciencia de lo que estamos consumiendo. Se ha perdido el control de la alimentación y por eso nos unimos, para recuperar el poder de lo que queremos comer”.

Y continúa: “Gracias a la movilización de consumidores y consumidoras, vamos creando nuevas alternativas y consiguiendo un precio digno por productos ecológicos. En SOM ALIMENTACIÓ, son los socios y socias quien marcan las reglas del juego”.

Helena destaca también que es muy importante continuar con la labor de sensibilización. “Es el consumidor/a el que va haciendo su propio camino pero hay que recordar que es necesario seguir avanzando y buscar más allá del sello eco. No se trata de tener un máster reconociendo etiquetas que certifiquen lo ecológico sino tener clara su procedencia, que se trata de un consumo de proximidad, de proveedores locales y de productos de temporada”. SOM ALIMENTACIÓ ha conseguido sus 200 primeros socios y socias en apenas unos meses y aspira a convertirse en “el supermercado de la gente que piensa que otra forma de alimentarse es posible. “Consume como piensas: local, ecológico y responsable.”

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual Marzo 2018

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here