Sentencia del

Un jurado de San Francisco emitió este 10 de agosto un veredicto en el caso de un ex jardinero con cáncer terminal contra Monsanto Company, ordenando al gigante agroquímico a pagar $39,2 millones en daños compensatorios y $250 millones en daños punitivos por no advertir a los consumidores que la exposición al herbicida Roundup causa cáncer.

Dewayne “Lee” Johnson presentó la demanda (caso número CGC-16-550128) contra Monsanto Co., con sede en St. Louis, el 28 de enero de 2016, alegando exposición al herbicida Roundup que roció mientras trabajaba como jardinero del Distrito Escolar Unificado le hizo que desarrollara un Linfoma No Hodgkin (LNH).

El 18 de junio de 2018, su caso fue asignado a la jueza Suzanne Ramos Bolanos para el Tribunal Superior de San Francisco, California. El caso de Johnson fue el primero de su tipo en proceder a juicio debido a su diagnóstico terminal.

Después de ocho semanas de juicio, el jurado determinó por unanimidad que el herbicida Roundup de Monsanto basado en glifosato causó que Johnson desarrollara LNH, y que Monsanto no advirtió sobre este grave peligro para la salud. Es importante destacar que el jurado también encontró que Monsanto actuó con malicia, opresión o fraude y debería ser castigado por su conducta.

Monsanto Co. continúa negándose a advertir a los consumidores sobre los peligros de su producto multimillonario Roundup, a pesar de que la principal autoridad mundial en cáncer, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), enlista al glifosato como probable carcinógeno desde 2015.

Lee Johnson es una de las más de 4,000 personas de todo EEUU que presentaron una demanda contra Monsanto en los tribunales estatales y federales en base a acusaciones que vinculan al Roundup con el cáncer.

Fue representado en el juicio por Brent Wisner de Baum, Hedlund, Aristei y Goldman, David Dickens de la firma Miller y Mark Burton de Audet & Partners LLP.

El abogado de primera instancia, Brent Wisner, dijo que el veredicto de hoy fue el resultado de documentos corporativos confidenciales recientemente revelados.

“Finalmente pudimos mostrarle al jurado los documentos internos y secretos de Monsanto demostrando que Monsanto sabía desde hace décadas que el glifosato y específicamente Roundup podrían causar cáncer”, dijo Wisner. “A pesar de que la Agencia de Protección Ambiental no solicitó el etiquetado, estamos orgullosos de que un jurado independiente siguiera la evidencia y utilizara su voz para enviar un mensaje a Monsanto de que sus años de engaño respecto al Roundup han terminado y que deben poner la seguridad del consumidor primero”.

Durante años, Monsanto ha afirmado que no hay evidencia de que Roundup cause cáncer, sin embargo, una montaña de testimonios y documentos fue admitida durante el juicio. Los abogados de Johnson probaron, a través del testimonio de los testigos de Monsanto, que los empleados de la compañía “escribieron a escondidas” artículos científicos y pagaron a científicos externos para que publicaran los artículos en su nombre.

Documentos internos revelaron que un asesor científico contratado por Monsanto le dijo a la compañía que las pruebas pasadas para Roundup no eran suficientes porque el glifosato, el ingrediente activo en Roundup, se probó de manera aislada sin los otros ingredientes químicos que componen la formulación Roundup.

“Muchos de estos documentos confidenciales de Monsanto fueron revelados por primera vez”, dijo el asesor principal David Dickens. “Muestran que Monsanto sabía que sus pruebas eran insuficientes y que había un efecto sinérgico cuando el glifosato se combinaba con surfactantes que ayudan al el glifosato penetra las paredes celulares tanto vegetales como animales”.

En otros documentos ahora públicos, los empleados de Monsanto reaccionaron al listado de glifosato de la EPA de California como carcinógeno al llamar a los californianos “liberales y tarados”.

Además de escuchar a los testigos expertos, el jurado escuchó el testimonio desgarrador de Lee Johnson y su esposa, Araceli.

Araceli recordó para el jurado las muchas noches sin dormir que Lee pasó llorando en la cama cuando sus hijos no estaban cerca. “Trató de ocultarlo, y creo que intentó mostrar que era fuerte”, dijo. “Trató de ser positivo; él quería ser… para nosotros y los niños “.

Después de que su esposo comenzara la quimioterapia, Araceli tomó un segundo trabajo trabajando 14 horas diarias para ayudar a pagar los crecientes gastos médicos de la familia mientras aún llevaba a sus dos hijos 45 minutos adicionales al Distrito Escolar del Valle de Napa con la esperanza de brindarles mejores oportunidades educativas.

Cuando Lee subió al estrado, le dijo al jurado lo asustado y confundido que estaba después de recibir la noticia de que tenía cáncer. También describió las veces que contactó a Monsanto para ver si las lesiones cutáneas que desarrolló estaban relacionadas con su uso de Roundup. Cuando no recibió noticias de la compañía, continuó usando el herbicida.

En particular, Johnson testificó que nunca habría usado Roundup si hubiera sabido de los peligros, y acusó a Monsanto de ocultar los riesgos de seguridad de Roundup para seguir beneficiándose de su herbicida de mil millones de dólares.

“Nunca hubiera rociado ese producto en la escuela o alrededor de personas si supiera que les haría daño”, dijo Johnson durante su testimonio. “No es ético. Es incorrecto. La gente no se lo merece”.

Un equipo de abogados de tres bufetes de abogados representó al Sr. Johnson en este juicio: The Miller Firm, LLC de Orange, Virginia, Baum, Hedlund, Aristei & Goldman, P.C. de Los Ángeles y Audet & Partners LLP de San Francisco. Estas firmas representan a miles de demandantes de cáncer Roundup en todo el país.

Sentencia del "Caso Roundup": Monsanto tendrá que pagar 289,2 millones de dólares a un hombre con cáncer terminal

Las firmas son conocidas a nivel nacional y manejan casos complejos de responsabilidad por productos defectuosos, entre otras, y ocupan posiciones de liderazgo en el litigio federal y estatal de Monsanto Roundup.

Monsanto enfrenta más de 4.000 casos de cáncer relacionado con Roundup en todo EEUU y ese número está creciendo

El próximo juicio contra el cáncer Roundup contra Monsanto también es un caso estatal y está programado para celebrarse en octubre en St. Louis, Missouri. Ahora que el juez en el litigio federal multisitio (basado en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Norte de California en San Francisco) ha aceptado a varios de los expertos de los demandantes para declarar, las fechas de los juicios federales deben anunciarse en los próximos meses.

Fuente: Organic Consumers | Autor: Baum Hedlund Law
Traducción: Oriol Urrutia, Bio Eco Actual

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual Julio-Agosto 2018

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here