BioCultura Bilbao reunirá a varios expositores de textil sostenible y cosmética ecológica y el showroom de Planeta Moda incluirá todo tipo de actividades de estos dos sectores emergentes. Entrevista a Juan Carlos Moreno, director técnico de BioCultura y, dentro de Vida Sana, entidad organizadora de la feria, una de las personas que más está apostando por el textil orgánico y por la ecocosmética.

Textil sostenible y cosmética ecológica: dos sectores al alza

Manteniendo la tendencia de estos últimos años, el número de expositores de este sector sigue creciendo y, por primera vez en Bilbao, toda la cosmética presente en la feria será certificada. Con una superficie de 200m2 y un 12% del total de expositores, los consumidores tendrán la oportunidad de conocer una amplia gama de cosmética econatural.

El crecimiento del sector de la cosmética econatural y del textil sostenible es una realidad

Aunque no hay datos concretos para nuestro país, a nivel global se habla de una tendencia de crecimiento del 10% anual que está previsto que se mantenga en los próximos años.

¿Qué pasos ha dado la Asociación Vida Sana/BioCultura y, concretamente, en la edición de Bilbao, para darle un impulso al textil orgánico y a la ecocosmética?

 Juan Carlos Moreno, director técnico de BioCultura
Juan Carlos Moreno, director técnico de BioCultura

La Asociación Vida Sana, a través de sus medios de promoción y de BioCultura en particular, ha ido incorporando propuestas de cambios en los hábitos sociales y económicos. En BioCultura Bilbao hay varias actividades y expositores que giran en torno a este concepto. También en todo lo que gira alrededor de la ecocosmética.

Desde Vida Sana y BioCultura, con ambas plataformas, EcoEstética y Planeta Moda, hemos trabajado mucho para darle un impulso a este nuevo ecomercado. En BioCultura Bilbao todo ello estará muy presente.

¿En qué momento se encuentra el textil orgánico en el estado español? ¿Es todavía muy embrionario? ¿Cuáles son las señales de que podría ser una tendencia más mayoritaria en un futuro a corto plazo?

Está en una fase muy embrionaria, apenas existe cultivo, no ya del algodón sino del resto relacionado con el textil, como el lino o el cáñamo. En este momento prácticamente todo el producto viene de fuera de nuestras fronteras, pero creo que podríamos ir cambiando la tendencia con proyectos e impulsando nuevas salidas al mercado del textil, una cuota de mercado casi inexistente y con un futuro abierto y prometedor.

Podemos encontrar dos tipos de productos textiles elaborados con algodón ecológico: los que se comercializan a través de grandes multinacionales como Zara, Decatlhon, H&M… y el textil artesanal elaborado por pequeñas firmas a partir de tela de algodón ecológico comprado principalmente a compañías alemanas. En el primer caso las empresas indican en sus etiquetas que el algodón es orgánico, pero no existe ninguna certificación que así lo acredite, por lo que debemos hacer un acto de fe y creer que no nos están engañando. En el caso de las otras fibras como el cáñamo, el lino o la lana son muy testimoniales y existe muy poca oferta. Pero es verdad que cada vez hay más empresas que se suman a la moda sostenible, especialmente pequeños talleres que han empezado a producir a partir de tejidos nacionales, reciclados, etc. Lo que podría ayudar a abrir el mercado y favorecer la compra de prendas elaboradas con tejidos orgánicos certificados. En Euskadi hay varias empresas que siempre han apostado por este sector y por BioCultura y que son pioneros: Maripuri Tijeritas, Aitor Bastarrika, etc., si hablamos de textil.

¿Cuáles son las ventajas del textil orgánico en lo que respecta al medio ambiente?

Si nos centramos en el cultivo del algodón convencional, el principal problema es que es un gran consumidor de recursos, en especial de pesticidas, abonos químicos y agua. Por tanto se trata de un cultivo muy extensivo que, al no estar destinado a consumo humano, escapa del control de residuos de pesticidas. Además en 2013 un 70% del algodón mundial ya era transgénico.  El algodón ecológico permite una gestión mucho más sostenible del territorio ya que incorpora rotaciones de cultivos y técnicas que, no sólo no son contaminantes, sino que mejoran la fertilidad de los suelos con el tiempo. En lo que respecta a la cosmética convencional, causa graves daños al medio y a los consumidores por sus ftalatos, etc. Hasta las cremas de sol convencionales contaminan las aguas… Hay que cambiar de hábitos urgentemente y BioCultura es un escaparate de los que apuestan por ,la sostenibilidad.

“Si antes he comentado el tema de los pesticidas y agroquímicos que se emplean
y destruyen la tierra, la flora y fauna, así como las aguas de la zona, nos cuesta imaginar lo que puede provocar en los seres humanos, no sólo en los que están trabajando directamente en los campos o en las fábricas, sino en las poblaciones cercanas”

¿Y en lo que atañe a la salud de los trabajadores, qué pasa con el textil convencional? 

Si antes he comentado el tema de los pesticidas y agroquímicos que se emplean y destruyen la tierra, la flora y fauna, así como las aguas de la zona, nos cuesta imaginar lo que puede provocar en los seres humanos, no sólo en los que están trabajando directamente en los campos o en las fábricas, sino en las poblaciones cercanas. El textil convencional arrasa con todo a su paso. Se dice que se puede saber el color de la moda de la próxima temporada por el color de los ríos de la China y México. Pero también de otros muchos países como India, Indonesia y en general todo el sudeste asiático. Los suelos y el agua de las zonas textiles, especialmente en países pobres, están muy contaminados y afectan directamente a la salud de toda la comunidad. Otro aspecto que no podemos olvidar son las condiciones laborales de las personas que trabajan en la industria textil, muchas veces son mujeres y niños en condiciones de semi-esclavitud. Muchas ONG’s lo han denunciado, especialmente Setem en su campaña “Ropa Limpia”. El cambio a un algodón orgánico no solo beneficiaría al medio ambiente, sino que socialmente podría dar trabajo a zonas rurales y sus pobladores, evitando el abandono de estas zonas, favoreciendo su desarrollo económico y dando una vida digna a las poblaciones que se dediquen a este tipo de cultivo.

En poco tiempo,  ¿con el textil orgánico podría pasar lo mismo que ha ocurrido con la cosmética certificada y natural, que ha dado un salto a partir del trabajo de la Red EcoEstética?

La Red EcoEstética ha conseguido formar a más de 450 personas provenientes del mundo de la estética convencional y/o ecológica. Se han dado de alta muchas empresas  y se ha incidido en los problemas de la cosmética convencional sobre los productos que se usan y que son perjudiciales para la piel y, por supuesto, los residuos que éstos dejan en el medio ambiente. En el tema del textil esperamos primero concienciar y posteriormente que surjan emprendedores que empiecen a utilizar en sus diseños el textil certificado y/o sostenible o tintes naturales, por ejemplo. Por este motivo son tan importantes los proyectos como Red EcoEstética, ya que nos permiten llegar a todos aquellos que buscan una salida consciente a un futuro más sostenible, que tienen la inquietud de hacer las cosas bien. En este momento ya hay muchos profesionales del sector, pero no tienen una gran capacidad de promoción, distribución u otros medios necesarios, de ahí la importancia de poner en marcha “Planeta Moda” en BioCultura y sentar unas bases en las que todos podamos aportar las ideas y soluciones necesarias.

¿Y el mundo del calzado? Háblame de eso…

La industria de la piel es otro sector especialmente contaminante. En BioCultura aceptamos el calzado según diferentes criterios que lo hagan más sostenible o mejor para la salud, que estén elaborados por artesanos a partir de pieles de curtidurías europeas, lo que nos asegura que están sometidas a leyes medioambientales y laborales aceptables; elaborados con pieles de curtición vegetal a partir de materiales reciclados o zapatos ergonómicos. El calzado en BioCultura siempre ha sido más ergonómico que, digamos, la moda convencional, algo que podría frenar a aquellas personas que quieren ir según las tendencias a la vez que se cuida el pie y su forma. En este aspecto también está cambiando este sector y adapta la actualidad a la comodidad sin dejar de lado nuestros criterios de selección.

Actividades de Ecoestética y Planeta Moda en BioCultura Bilbao

Actividades de Ecoestética y Planeta Moda en BioCultura Bilbao
Para descargar el programa, haz click en la imagen

Para más información visite www.biocultura.org

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual Septiembre 2018

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí