La cebolla tierna es la planta joven de la cebolla, que se encuentra a mitad de su cultivo. Es blanca y con los tallos verdes tiernos, fresca y jugosa, muy apropiada para platos de la cocina primaveral, su época natural. Y como todas las cebollas, además de un alimento muy agradable al paladar, es una gran medicina.

cebolla tierna ceba tendre

A diferencia de la cebolla de secar, sus bulbos redondos son más pequeños, de unos cuatro centímetros, según la variedad. Las cebolletas son parientes cercanas, muy similares pero con el bulbo alargado. Su sabor más suave y menos acre que el de las cebollas secas, destaca por ser muy aromático, por lo que su consumo ideal es en crudo. Para quien desee suavizarla aún más, se puede cortar y dejar en remojo con agua y vinagre unos minutos.

En ensalada es excelente, porque contrasta con el gusto de otras hortalizas y proporciona un toque ligeramente picante y crujiente. Por ejemplo, en forma de medias lunas con tomate y olivas, o picada muy finamente en ensaladillas de todo tipo, ya sea con base de patatas, de arroz, de pasta, de cuscús o de legumbre. Es un ingrediente indispensable en salsas como las vinagretas o el guacamole. También podemos usar las cebollas tiernas en cualquier plato en que se usaría la cebolla seca. Es excelente asada o al horno, donde su sabor se hace dulce y concentrado. Igualmente hervida, al vapor o salteada proporciona el toque inconfundible de la familia Allium.

Es muy ligera porque contiene casi un 90% de agua, pero con una alta proporción de fibra, vitaminas B, C y E, así como potasio, magnesio y fósforo. Su mayor aportación son los componentes antioxidantes azufrados, como la quercetina o la aliína, causantes de su característico sabor.

Destaca por sus propiedades antibióticas, antiinflamatorias y reguladoras

Al tomarla en crudo se mantienen intactas y se activan sus múltiples virtudes medicinales:

  • Alcalinizante: Equilibra el PH de la sangre. Limpia y tonifica la piel.
  • Antibiótica: Muy eficaz para afecciones de garganta y respiratorias.
  • Antioxidante: Reduce el desarrollo de sustancias cancerígenas.
  • Antirreumática: Disuelve y elimina el ácido úrico.
  • Cardiovascular: Fluidifica la circulación y rebaja la tensión sanguínea.
  • Digestiva: Abre el apetito. Estimula la secreción biliar y hepática.
  • Diurética: Favorece la eliminación de líquidos y activa el sistema urinario.
  • Hipoglucemiante: La glucoquinina estimula el páncreas y la secreción de insulina.
  • Laxante: Por su presencia en fibra. Se utiliza contra las lombrices intestinales.

Autora: Mercedes Blasco. Nutricionista vegetariana y filósofa bonavida099.blogspot.com

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual Noviembre 2018

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí