Libres de Contaminantes Hormonales. –  Con el espíritu de la “Primavera Silenciosa” de Rachel Carlson, el Dr. Trasande expone la contundente evidencia científica sobre los disruptores endocrinos y su influencia en una sociedad cada vez más enferma, más obesa y más pobre.

“Más enfermos, más obesos, más pobres”

Nuevo libro “Más enfermos, más obesos, más pobres” sicker fatter poorerAún no se ha traducido del inglés, pero no nos hemos resistido a hablar de este libro a todas las personas (cada vez más) interesadas en los tóxicos que engañan a nuestras hormonas, los llamados disruptores endocrinos.

Los disruptores endocrinos, también llamados contaminantes hormonales o EDC (por sus siglas en inglés) acechan en nuestros hogares, se esconden en nuestras oficinas y contaminan el aire que respiramos.

El Dr. Leonardo Trasande, pediatra, profesor e investigador de renombre mundial, cuenta la historia de cómo nuestro entorno cotidiano nos hace más enfermos, más gordos y más pobres.

El Dr. Trasande desenmascara en su libro a estos tóxicos que interrumpen nuestros sistemas hormonales y dañan nuestra salud. Nos muestra cómo se esconden en los productos de uso diario, en las escuelas, en el trabajo, en nuestra comida y en muchos otros lugares que no podemos controlar.

El libro muestra la contundente evidencia científica que relaciona la exposición a contaminantes hormonales con el lento pero constante aumento de los problemas de fertilidad experimentados por mujeres y hombres, con la epidemia de obesidad en países como Estados Unidos y con la disminución del coeficiente intelectual en recién nacidos, entre otros.

Todos estos efectos de la alteración endocrina suponen además un enorme coste para toda la sociedad.

Fragmento del libro

“Una de las primeras revelaciones públicas importantes de que el uso generalizado de productos químicos sintéticos puede causar daño, y no solo proporcionar beneficios, se produjo cuando la “Primavera Silenciosa” de Rachel Carson
fue publicado en 1962.

Aunque los científicos habían estado cuestionando e investigando los efectos perjudiciales de productos químicos sintéticos desde la Primera Guerra Mundial, la opinión pública empezaba a abrir los ojos a los peligros de productos químicos como el DDT, rociado sobre tierras de cultivo, humedales y en nuestros vecindarios, a nuestro hábitat natural.

Medio siglo después, la profunda investigación de Carson sobre los daños causados por los plaguicidas no solo sigue siendo relevante, sino que sirve como un recordatorio dramático de que no han resuelto completamente los problemas que ella planteó hace más de cinco décadas. De hecho, nuestro medio ambiente y la salud humana.
y la supervivencia está más en peligro ahora que nunca”.

Para más información visite www.leotrasande.com

Fuente: Ecologistas en Acción – Blog Libres de Contaminantes Hormonales

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual Enero 2019

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here