PATROCINADO POR
Viridian. Ethical vitamins with an organic heart

Ayudas digestivas para paliar los excesos navideños

Cuando pensamos en huesos fuertes y sanos lo primero que nos viene a la mente son palabras como calcio, leche u osteoporosis.

Huesos fuertes, más allá del calcio

La osteoporosis no es una falta de calcio (osteomalacia), tiene que ver con una disminución de la resistencia ósea (cantidad y calidad del hueso) que nos predispone a sufrir fracturas. Tenemos que tener en cuenta que el hueso es un tejido vivo y que podemos contribuir de manera positiva o negativa a tener unos huesos fuertes y sanos.

La osteoporosis afecta sobre todo a mujeres por una gran disminución de estrógenos durante la menopausia. El tabaco, alcohol, estrés y algunos medicamentos antiácidos también se relacionan con esta enfermedad.

Alimentación

Un suplemento de calcio no es la solución porque en la salud ósea intervienen otros factores. Los principales nutrientes que tenemos que asegurar en nuestra alimentación son el calcio, el magnesio y el silicio y las vitaminas k2, C, D y la provitamina A. Además, los hábitos de vida también contribuyen a la calidad del hueso.

El calcio ayuda a la construcción y mantenimiento de los huesos. Consume a diario dos cucharadas soperas de semillas de sésamo molidas.  Y que no falten en tus comidas las hortalizas, especialmente, el brócoli, la coliflor y la col rizada, que contienen calcio muy biodisponible.

El magnesio es importante porque genera el estímulo para crear el hueso. Las semillas de calabaza son las más ricas en este mineral, pero podemos ir variando con semillas de girasol y de amapola (también ricas en calcio).

La vitamina K2 mejora la densidad ósea. Es suficiente con una cucharada sopera de chucrut al día.

La provitamina A interviene en la formación ósea. Hortalizas de color naranja, como la calabaza y la zanahoria o el boniato, son excelentes fuentes de betacarotenos.

El hueso está formado por fibras de colágeno, y el silicio es necesario para su formación. La cola de caballo en polvo es un gran remedio. Toma 1 cucharada de postre diaria de la planta seca y triturada. En infusión no sirve porque tiene función diurética.

Es importante evitar consumir los ladrones del calcio: la sal refinada, el azúcar y los cereales refinados

Otras recomendaciones indispensables para tener unos huesos fuertes son practicar deporte de fuerza, donde exista una resistencia a la gravedad, y la exposición solar diaria sin protección solar. Se ha detectado que gran parte de la población tiene déficit de vitamina D y gracias al sol sintetizamos esta vitamina tan importante que nos ayuda a fijar el calcio en los huesos.

Es importante evitar consumir los ladrones del calcio: la sal refinada, el azúcar y los cereales refinados aumentan la excreción del calcio por la orina y, en consecuencia, reducen la densidad ósea.

Suplementación

Viridian cuenta con una amplia gama de suplementos para la salud ósea. Destacamos varios complejos:

Complejo de salud ósea: súper completo gracias a su aporte en magnesio, calcio, vitamina C, vitamina K, ácido málico, boro y vitamina D.

Calcio y vitamina D3: una buena combinación para ayudar a fijar el calcio en los huesos y dientes.

Si se detecta algún déficit concreto se puede optar por uno de estos suplementos de vitaminas y minerales:

Vitamina D3: en cápsula o líquida en diferentes cantidades (400, 1000 o 2000 UI).

Polvo de citrato de magnesio: regula la formación ósea y también es necesario para la síntesis y metabolismo de la  vitamina D.

Vitamina C: protege la oxidación de la matriz del colágeno. Ya sea en polvo orgánico, acerola-VitC o ester-C.

Vitamina K2.

*La suplementación debe ser prescrita y supervisada por un profesional de la salud.

Autora: Lluca Rullan, periodista especializada en nutrición y salud natural. Dietista con perspectiva integrativa

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual Febrero 2019

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here