El consumo de aguacate no hace más que crecer. Tiene una demanda mundial al alza. En los últimos años el aguacate se ha puesto a la cabeza de los frutos más populares y consumidos a nivel global. En 2016 el mercado del aguacate consiguió la cifra récord de 5.788.000 de toneladas producidas. La producción mundial crece motivada por una demanda que podemos calificar como insaciable, debido a que es una fruta que tiene una magnifica acogida por parte del consumidor.

Consumo del aguacate y su impacto en el planeta

Su cremosidad y sus beneficios para la salud han disparado la demanda en Estados Unidos, Europa y China. La demanda de aguacate en 2017 creció un 350% comparada con la conseguida en 2016. La expectativa de crecimiento de la demanda del producto en los mercados internacionales se estima de un crecimiento anual del +3% en el período de 2016 a 2025, llegando a un máximo de 7,6 millones de toneladas para 2025.

El mayor productor de aguacates a nivel mundial es México, que produjo aproximadamente 2.028.886 toneladas en 2017, representando el 33% de la producción mundial total. Le siguen de lejos la Republica Dominicana y Perú, con 637.688 y 466.758 toneladas respectivamente. España, único país productor y exportador de aguacates en Europa, consigue una producción de 52.000 toneladas en 2017.

Y es que el aguacate es rico, sano y nutritivo, por lo que se ha convertido en la última tendencia en la dieta del mundo occidental. Tiene un sabor suculento y gustoso, presenta beneficios para nuestra salud, y mejora nuestra dieta. Todas estas características hacen que el consumidor busque esta fruta con ahínco para ponerla en su mesa.

Toda esta abundancia nutricional hace del aguacate un extraordinario superalimento

El aguacate, Persea americana, es una especie arbórea perteneciente a la familia Lauraceae. Es originario de México y América Central, y se ha plantado ampliamente en otros países de América que presentan clima tropical y subtropical, así como en los Estados Unidos de Norteamérica, centrando la producción en los estados de Florida y California.

Su uso por parte del hombre viene de antiguo. Existen evidencias arqueológicas de su consumo en el valle de Tehuacán, en Puebla (México), que se remontan a un periodo comprendido entre los 9.000 y 10.000 años de antigüedad. Su cultivo empezó a realizarse en Mesoamérica alrededor del año 5.000 a. C. y alrededor del año 3.000 a. C. se había difundido hasta América del Sur, teniendo constancia de su consumo en Caral, en el actual Perú.

Consumo del aguacate y su impacto en el planeta

El aguacate es una fruta de hueso con una textura cremosa e increíblemente abundante en grasas saludables. Es muy nutritivo, contiene proteínas, fibra, vitaminas A, B1, B2, B3, B5, B6, C, K y E, cantidades altas de potasio, dos veces más cantidad que el plátano, y muy significativas de magnesio, manganeso, cobre, hierro, zinc, fósforo. El aguacate es un alimento rico en grasa, ya que un 77% de las calorías que contiene proceden de esta sustancia, siendo, por lo tanto, uno de los alimentos vegetales más grasos. Pero la grasa en el aguacate es ácido oleico, un ácido graso monoinsaturado que es responsable de grandes beneficios para la salud. Presenta altos contenidos en antioxidantes, que incluye los carotenoides luteína y zeaxantina, que son totalmente necesarios para la salud ocular. Nos ayuda a cuidar nuestra salud y prevenir enfermedades. Así, permite mantener la piel saludable, protege la salud del hígado evitando dolencias hepáticas, reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, colabora a mantener estables los niveles de colesterol, facilita la correcta digestión y el control de peso. Toda esta abundancia nutricional hace del aguacate un extraordinario superalimento.

Se pueden consumir de múltiples y diversas formas. Desde el guacamole hasta la tostada de aguacate, los distintos platos en los que se encuentra como relleno, la ensalada de aguacate, en dulces y en helado. A toda hora, en el desayuno, la comida o cena el aguacate puede ser un plato extraordinario. Es una fruta increíble.

Pero vayamos un poco más allá del alimento y sus propiedades nutricionales. Tratemos de conocer y valorar cual es la problemática que envuelve su producción y cultivo. Debemos empezar a considerar el impacto que el cultivo del aguacate tiene sobre las personas que lo producen y sobre las zonas del planeta en las que el cultivo se localiza.

El impacto ambiental de la producción de aguacate, al igual que la de otros cultivos tropicales como café, aceite de palma o azúcar, tiene condición de monocultivo. Los monocultivos necesitan de una transformación del medio natural de forma drástica a fin de poder producir en masa. Puede parecer interesante desde el punto de vista económico, pero no lo es tanto desde el punto de vista medioambiental. El aguacate necesita asentarse en un territorio durante años antes de empezar a producir en grandes cantidades, pero durante ese periodo transforma el medio donde se asienta. No puede coexistir con flora natural, por lo que esta se debe eliminar sistemáticamente causando deforestación. La producción a largo plazo esquilma los suelos, les agota todos los nutrientes, por lo que es necesario el aporte de nutrientes en forma de abonos químicos. Por ser un monocultivo está sujeto a plagas y enfermedades, que requiere el uso de pesticidas, que a su vez contamina el suelo y los acuíferos, dañando a la flora y fauna natural circundante, como es el caso del declive de la mariposa monarca en las zonas aguacateras de México.

Debemos buscar frutos amparados bajo la etiqueta de Comercio Justo y de cultivo ecológico

El impacto social viene dado porque los cultivadores no reciben la parte justa de los beneficios económicos por su trabajo. Es un lucrativo negocio controlado cada vez más por los cárteles de la droga.

Debemos buscar frutos amparados bajo la etiqueta de Comercio Justo, que garantice que las condiciones de trabajo y los salarios de los agricultores son equitativos, así como de cultivo ecológico que garantiza que el medio ambiente está protegido.

Autor: Raúl Martínez, Dietista-Nutricionista, Biólogo.

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual Abril 2019

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here