El verano es sinónimo de la llegada de los molestos mosquitos. Con las agradables temperaturas pasamos más tiempo al  aire libre, especialmente en lugares donde proliferan estos insectos, como piscinas, ríos o playas, y el riesgo de sufrir una picadura aumenta, especialmente en las últimas horas del día.

Mantén a los mosquitos alejados de forma natural

Los mosquitos necesitan agua para colocar sus huevos y para que sus larvas crezcan hasta llegar a convertirse en mosquitos adultos. Los espacios donde el agua está estancada son ideales para la proliferación de los mosquitos. Es conveniente reducir al mínimo estas zonas, vaciar el agua depositada en el plato de las macetas ayuda a que los mosquitos no se reproduzcan en el jardín o en la terraza. Cultivar plantas como la albahaca, geranio, lavanda o melisa ayuda a ahuyentarlos. Una barrera física, práctica y sostenible para evitar que entren los mosquitos en casa es el uso de mosquiteras en las ventanas.

Y si después de estas recomendaciones todavía tenemos que protegernos de las molestas picaduras, podemos recurrir a los repelentes de mosquitos.  En el mercado existen una gran variedad de insecticidas convencionales, que contienen algunas sustancias que son cuestionadas por sus posibles efectos cancerígenos o inhibidores endocrinos.

Una alternativa a estos insecticidas o repelentes convencionales son los productos naturales que no son agresivos. La mayoría de los insecticidas naturales contienen extractos de plantas y  aceites esenciales. Se pueden encontrar productos antimosquitos naturales para distinto uso, tanto para la piel como para el ambiente. Desde lociones repelentes, velas o difusores ambientales a las prácticas pulseras  impregnadas con aceites esenciales repelentes de mosquitos.

La fragancia proporcionada por los aceites esenciales ayuda a ahuyentar a los mosquitos y los mantiene a raya, protegiendo a las personas de sus dolorosas picaduras

El aceite esencial antimosquitos más popular y reconocible por su aroma característico es la citronela, con propiedades antibacterianas y antisépticas. Su fragancia característica ahuyenta naturalmente a los mosquitos. Este aceite puede extraerse de las hojas de distintas plantas como la citronela de Java (Cymbopogon winterianus) o la citronela de Ceilán (Cymbopogon Nardus).

Para potenciar la eficacia de los antimosquitos naturales generalmente la citronela se combina con otros aceites esenciales. Por ejemplo: el aceite esencial de geranio de Egipto (Pelargonium citrodorum), recomendable incluso para los más pequeños de la familia; el aceite de tomillo (Thymus Vulgaris Oil), de eficacia probada como repelente de mosquitos; el clavo de olor (Eugenia caroyphyllus), de propiedades antibacterianas o el aceite de menta (Mentha Piperita).

La fragancia proporcionada por los aceites esenciales ayuda a ahuyentar a los mosquitos y los mantiene a raya, protegiendo a las personas de sus dolorosas picaduras. Estos métodos naturales y sostenibles no exterminan a los mosquitos, a diferencia de algunos métodos más agresivos. Los mosquitos y otros insectos cumplen una función vital en la naturaleza, ya que son polinizadores.

Y si tenemos la mala suerte de sufrir la picadura de un mosquito, también hay productos naturales que pueden aliviar los molestos síntomas. Uno de los ingredientes naturales, poco conocido aquí, es el llamado “sangre de drago”. Se extrae de la savia de un árbol autóctono del Perú y se usa en gran cantidad de remedios naturales gracias a sus propiedades cicatrizantes y desinflamantes. Ideal para calmar las picaduras, incluso las producidas por medusas.

Autora: Clara Bosch, Ingeniera y Máster en cosmética y dermofarmacia | www.naturcosmetika.com

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual Julio-Agosto 2019

2 Comentarios

  1. A ver: la sangre de dragó es muy conocida en España ya que este árbol también es autóctono de nuestras islas. Y no solo sirve para las picaduras de mosquito sino que es un extraordinario cicatrizante con propiedades desinfectantes y ayuda igualmente en caso de quemaduras leves. De hecho hay un producto estrella basado en su savia que se llama Dermalia.
    Una reflexión: antes de afirmar algo es mejor informarse bien.

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here