Conocimiento, amor y respeto son rasgos fundamentales del trabajo de Rafel Muria, sexta generación al frente de Mel Muria, empresa premiada en todas partes, a nivel nacional e internacional. Sus mieles de montaña, de romero, de bosque, de azahar, de mil flores, de tomillo y de brezo han sido galardonadas en premios internacionales a las mejores mieles y la empresa Mel Muria reconocida por la Generalitat de Catalunya en varias ocasiones.

Mel Muria, ejemplo de valores rafel muria
Rafel Muria en el Centro de Interpretación Apícola de Mel Muria en El Perelló

La miel que sale de sus colmenas se vende en las mejores tiendas especializadas y gourmet del país y de fuera, ya que se exporta a más de 15 países donde es considerado un producto premium. Muestra de su gran calidad es su presencia en los almacenes Harrods de Londres, Printemps de Francia o Globus de Suiza.

Mel Muria está presente en las ferias internacionales de mayor prestigio como BIOFACH, en Alemania; Natexpo, en París; o Natural & Organic Products Europe en Londres, donde tratan con clientes de todo el mundo. Además de las top ventas miel de romero y miel de mil flores, Mel Muria ofrece mieles gourmet, como la miel de naranjo con azafrán, la miel de mil flores con cúrcuma, con canela o con vainilla o la miel de alta montaña con jengibre, entre otros. La línea de productos de lujo artMuria ha sido galardonada este mismo año con medalla de oro a la miel de alta montaña y medalla de plata en las variedades de romero y de bosque en el London International Award LIHA 2019. También se ha premiado el diseño del packaging del nuevo estuche de la colección artMuria Luxury Innova. “Estamos muy satisfechos de que nuestro trabajo se vea reconocido a nivel internacional y de que nuestros productos destaquen entre tantas mieles procedentes de todo el mundo“, comenta Rafel Muria.

La familia Muria lleva las abejas donde están las plantas adecuadas en dos camiones preparados para el transporte de las colmenas. Ya en 1921 Rafel Muria Llambrich transportó sus abejas desde El Perelló hasta los naranjos de Alcanar. Fue la primera trashumancia de 50 km. de las abejas de Mel Muria.

Apicultores desde 1810, generación tras generación, Mel Muria ha crecido y ha ampliado el abanico de su actividad, trascendiendo la puramente comercial para difundir una cultura que viene del pasado y ha ido evolucionando tanto en el concepto como en la manera de hacer y en el trato a las abejas. La historia, las primeras colmenas, los utensilios que se han usado en el pasado y los que se usan ahora en la apicultura, todo está bien explicado en el Centro de Interpretación Apícola que la empresa tiene en El Perelló.

miel muria rafel muria centro de interpretación apícola

Bio Eco Actual la ha visitado hace pocos días, justo después del terrible incendio forestal cercano, que afortunadamente no afectó directamente a las colmenas, pero que indirectamente sí, ya que han quemado tomillos y romeros, dejando una gran zona en cenizas, devastada por las llamas.

Nada más llegar nos recibe el zumbido de las abejas y un audiovisual que nos transporta al mundo apícola y de la miel. Después Rafel en persona nos cuenta paso a paso todos los detalles en un recorrido muy didáctico al tiempo que interactivo. Más adelante visitamos la zona de envasado que cuenta con maquinaria de última generación. Visitamos también las oficinas donde conocemos la familia que integra Mel Muria, y finalmente llegamos a la tienda donde se pueden comprar las diferentes variedades tanto de miel como polen y otros productos derivados como complementos alimenticios, cosméticos, etc. La experiencia y aprendizaje sobre las abejas y la miel pasa ahora a la parte práctica con la visita a la zona de divulgación y aprendizaje en el bosque, donde llevan a los escolares que visitan el centro, allí se ponen los trajes protectores y conocen en primera línea cuál es el trabajo del apicultor.

La autenticidad y saber hacer a través de generaciones es algo que se desprende sólo entrar en las instalaciones Muria, pero también la modernización y adaptación a los cambios del siglo XXI y la apuesta por una producción de alta calidad y ecológica. El universo apícola es inherente a Rafel Muria, lleva las abejas y su cuidado en la sangre. Una simbiosis imprescindible. Y es que en pleno siglo XXI pocas abejas vivirían en España si no fuera por los apicultores: hemos destrozado talmente el medio natural y nuestro entorno que sin ellos no habría abejas en nuestro país. Ahora es necesario que los apicultores que quedan se transformen en producción sostenible y ecológica, es necesario que los consumidores les apoyemos y apostemos por ellos, al igual que con todo tipo de productos, por la miel de verdad, por aquella miel coherente con nuestra conciencia y, además de la salud, que promueva un cambio social y en términos de consumo.

miel muria rafel muria

Mel Muria es esencia. Es la esencia de aquella producción local respetuosa con el entorno y sus necesidades. Es aquella esencia que se está perdiendo y que deberíamos recuperar para el bien de nuestra salud a nivel social y ambiental y, al mismo tiempo, es el claro ejemplo de éxito empresarial con un producto de alta calidad y en posición de liderazgo dentro su categoría, siendo también un importante valor nutritivo y saludable.

Producción ecológica, local y selecta. Apostemos por este modelo en nuestra cesta de la compra.

Autora: Montse Mulé, Redactora

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual Septiembre 2019

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here