Vamos a tratar un superalimento de nombre poco popular, noni, pero con gran tradición de uso y grandes beneficios para la salud. Noni, Morinda citrifolia, conocida comúnmente como mora de la India,​ es una planta arbustiva de la familia de las rubiáceas, como el café, cuyo origen se centra en el sudeste asiático, que ha sido introducida en las zonas tropicales y subtropicales del mundo, cultivándose en la India y la Polinesia.

Noni, protege el ADN y evita su alteración

El noni florece a lo largo de todo el año con abundancia de pequeñas flores blancas tubulares que producen frutos múltiples de forma ovoide, de superficie irregular y color amarillento que contiene múltiples semillas.

Las culturas nativas, como las de la Polinesia, llevan milenios usándolo para mejorar problemas de salud tan dispares como infecciones, hipertensión o diabetes, mejorar la salud intestinal, y sobre todo, porque se conoce que tiene propiedades anticancerígenas debido a su principio activo, la proxeronina. Una vez metabolizada por el organismo, la proxeronina se convierte en xeronina, una sustancia capaz de regular el metabolismo y diferentes funciones biológicas.

Asimismo contiene escopoletina de poder antiinflamatorio, antraquinonas, con actividad antibacteriana, y terpenos, compuestos con actividades diversas como el terpenol, un relajante muscular; fitosteroles, que reducen la absorción del colesterol y ayudan a regular sus niveles; flavonoides y ácido ascórbico como antioxidantes, y ácido linoleico, polisacáridos y oligosacáridos que regulan la absorción intestinal. Por esto el noni es efectivo para mejorar la diabetes, asma, hipertensión, migrañas, irregularidades menstruales, mejorar el funcionamiento del hígado y mantener la salud cardiovascular. Estimula la capacidad de conservar la piel sana, cicatriza las heridas, aumenta los niveles de energía y fortalece el sistema inmunológico. Los antioxidantes, sobre todo los lignanos, previenen la arteriosclerosis. No es indicado para embarazadas y personas con enfermedades hepáticas, renales o cardíacas.

El noni es un gran anticancerígeno

De los estudios llevados a cabo se obtienen evidencias de que protege al ADN y evita su alteración por la acción de sustancias químicas que son las responsables de causar daño celular y alteraciones cancerígenas.

Las culturas nativas llevan milenios usándolo para mejorar problemas de salud

¿Cómo consumir noni?

La mejor forma de tomar noni es en zumo, y para que sea 100 por 100 efectivo y pueda ser absorbido y metabolizado, lo ideal es tomarlo solo y en ayunas. Tomarlo en comidas o durante el proceso de digestión inhibe sus principios activos, ya que los ácidos gástricos los bloquean y les impide la metabolización posterior, anulando sus efectos positivos.

Autor: Raúl Martínez, Dietista-nutricionista, biólogo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual Septiembre 2019

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here