¿Por qué una piel envejece antes que otra, teniendo la misma edad cronológica?  Existen factores genéticos que influyen, pero es también muy importante cómo cuidamos nuestra piel. Os contamos cómo cuidar la piel para envejecer bien.

Cuidar la piel para envejecer bien

La epidermis está muy agredida por aspectos exógenos como la polución, el exceso de sol, la mala alimentación, etc. Es importante tomar las medidas adecuadas para conseguir una piel saludable y estar más protegidos de los agresores externos. Así que, es necesario cuidar la piel sobre todo en el sentido de aumentar su función barrera, purificarla y detoxificarla, para lograr que respire, se oxigene y pueda llevar a cabo sus funciones de nutrición, detoxificación y regeneración de forma adecuada. De esta forma estamos participando de forma activa en la prevención del envejecimiento cutáneo. No hay mejor tratamiento antiedad que proporcionar a la piel los nutrientes que necesita para neutralizar la oxidación celular que se produce por el simple hecho de vivir en una ciudad o seguir una alimentación con alimentos procesados.

El cuidado de la piel va más allá del uso de un cosmético natural indicado para uno u otro tipo de piel. La cosmética natural no puede dejar de ver algo tan fundamental como son los aspectos psicológicos y emocionales que también influyen en el estado de nuestra piel. Es ahí donde la fitocosmética aromaterapéutica juega un papel esencial para ayudar a equilibrar la piel, devolviéndole salud y luminosidad.

El cuidado de la piel va más allá del uso de un cosmético natural indicado para uno u otro tipo de piel

Los cosméticos antiedad, tienen que aportar activos, en general fitoactivos, capaces de estimular la producción de colágeno en la piel, es decir actuar sobre los  fibroblastos, para que estas células, que decrecen en número y funcionalidad con la edad, puedan mantenerse más tiempo activas y sean  capaces de producir suficiente colágeno y elastina, para mantener una piel tersa y firme el mayor tiempo posible. De nada sirve aportar a la piel sustancias químicas, plásticos y parafinas, que la piel no necesita para nada, al contrario, no solo no sirven, sino que, además, su uso tiene consecuencias indeseables, a corto y largo plazo.

Este aspecto tan importante unido al aporte de poderosos antioxidantes ayuda a afinar las arrugas, mejorar la calidad de la piel y devolverle volumen y densidad, con lo que redescubriremos una piel más luminosa y saludable.

Si a ello le añadimos una alimentación sana, rica en antioxidantes, vitaminas, minerales, oligoelementos y ácidos grasos esenciales de calidad, en poco tiempo veremos cómo nuestra piel cambia y recobra su salud original.

Autora: Maribel Saíz Cayuela, Licenciada en Ciencias biológicas, PGD. Dietética y nutrición

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual Febrero 2020

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here