¿Hay algo más agradable y refrescante en verano que un buen helado cuando el calor aprieta? Es un dulce rico en azúcar y grasa, por eso te proponemos hacer helado vegano de avellanas.

Receta: Helado de avellanas

Aunque hacer un helado cremoso no siempre es fácil. Lo más probable, si lo has intentado alguna vez, es que hayas conseguido un polo lleno de pequeños cristales de hielo, muy lejos de esa consistencia suave que buscabas.

Para hacer un buen helado hay que tener en cuenta que la grasa es la clave. Es la responsable de la cremosidad típica del helado. Puedes utilizar anacardos u otro fruto seco, leche de coco o incluso plátano congelado para una opción más saludable.

Usar agua o zumo de fruta nos garantizará una base cristalizada y no es lo que buscamos. Para evitar este problema, siempre que hagamos helado deberemos, en caso de no usar una heladera, triturar la crema base una vez la hayamos metido a congelar, cada 45 minutos. Así romperemos esos cristales y la consistencia será más fina.

Si utilizas moldes para helado y una base como la que te proponemos en esta receta, el resultado será espectacular.

  • Dificultad: Media.
  • Tiempo de preparación: 20 minutos.
  • Tiempo de reposo en congelador: 6 horas.

Ingredientes:

  • 130 gr de anacardos crudos.
  • 300 gr de leche de coco.
  • 200 gr de crema de avellanas AMANDÍN.
  • 30 gr de xilitol.
  • 300 gr de chocolate negro 72% cacao.
  • 100 gr de leche de coco.
  • 20 gr de aceite de coco fundido.
  • 50 gr de avellanas tostadas.

Elaboración:

  1. Remojar los anacardos al menos durante 4 horas.
  2. Escurrir y triturar junto con los 300 gr de leche de coco, el xilitol y la crema de avellanas AMANDÍN. El objetivo es conseguir una crema muy fina y espesa.
  3. Colocar la crema en moldes de helado tipo bombón o magnum con un palo y dejar reposar en el congelador, al menos, durante 4 o 6 horas.
  4. Preparar la cobertura fundiendo el chocolate al baño maría o en el microondas. Incorporar el aceite de coco fundido y cuando se haya integrado añadir la leche de coco. Mezclar hasta que quede una crema homogénea. Si se desea algo más dulce, añadir el edulcorante preferido al gusto.
  5. Picar las avellanas con el cuchillo para conseguir trozos pequeños y añadir al chocolate.
  6. Colocar la crema de chocolate de la cobertura en un vaso alto y estrecho para que pueda cubrir sin problema los helados.
  7. Desmoldar los helados una vez estén completamente congelados y sumergir en la crema de chocolate y avellanas.
  8. Dejar escurrir para que quede una capa fina y esperar a que se solidifique la cobertura antes de soltarlo.
  9. Conservar en una bandeja con papel de horno o un tupper bien tapado hasta consumirlos.

ESPACIO PATROCINADO POR
Amandín. La opción más saludable

Autores: Iván Iglesias, Experto universitario en Nutrición y Dietética  y Estela Nieto, Psicóloga, Master en psicopatología y salud, y especialista en psiconutrición.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer 
Bio Eco Actual Agosto 2020

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here