Un nuevo estudio muestra que las familias estadounidenses consumen glifosato, relacionando el cáncer y la alimentación. Hay una buena noticia: consumir productos ecológicos reduce rápidamente los niveles de pesticidas de tu organismo.

Una dieta basada en alimentos eco puede reducir en un 70% los pesticidas que tienes en el organismo

Nunca antes habíamos rociado tanto producto químico en nuestra comida, en nuestros patios, en nuestros parques infantiles. Así que no es de extrañar que Roundup, el herbicida más utilizado en el mundo, aparezca en nuestros cuerpos. Lo que quizás sea sorprendente es lo fácil que es sacarlo. Un nuevo estudio analizó los niveles de pesticidas en cuatro familias estadounidenses durante seis días con una dieta no ecológica y seis días con una dieta completamente eco. El cambio a una dieta ecológica redujo los niveles de la principal sustancia tóxica de Roundup, el glifosato, en un 70% en solo seis días.

Los investigadores encontraron glifosato en todos los participantes, incluidos niños de hasta cuatro años. Este estudio es parte de un análisis científico integral que muestra que cambiar a una dieta ecológica reduce rápida y dramáticamente la exposición a los pesticidas.

Esas son buenas noticias, pero plantea una pregunta grave: ¿por qué tenemos que ser detectives de supermercados, buscando etiquetas ecológicas para asegurarnos de que no estamos comiendo alimentos cultivados con glifosato o cientos de otros pesticidas tóxicos?

El glifosato fue señalado como un carcinógeno potencial ya en 1983 por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA), sin embargo, el uso del químico ha crecido exponencialmente desde entonces, con el gigante químico Monsanto, comprado por Bayer en 2018, dominando el mercado. Numerosos informes han cubierto los documentos internos de la empresa que muestran cómo la influencia de Monsanto sobre la EPA logró suprimir los problemas de salud.

De hecho, en lugar de restringir el uso de glifosato, la EPA ha elevado el umbral legal de residuos en algunos alimentos hasta 300 veces por encima de los niveles considerados seguros en la década de 1990. Y a diferencia de otros pesticidas de uso común, el gobierno ha hecho la vista gorda durante décadas cuando se trata de controlar el glifosato, sin realizar pruebas en los alimentos y en nuestros cuerpos.

La regulación descuidada de la agencia ha llevado a un aumento dramático en la exposición. La investigación muestra que el porcentaje de la población estadounidense con niveles detectables de glifosato en su cuerpo aumentó del 12% a mediados de la década de 1970 al 70% en 2014.

Podemos mirar a la Unión Europea en busca de alguna esperanza. Ya ha comenzado el proceso de recogida de información para la renovación del uso del glifosato. Se votará en 2022. Por otro lado, este verano, la UE anunció planes para reducir a la mitad el uso de pesticidas para 2030 y hacer la transición de al menos el 25% de la agricultura a la ecológica. Pero en los EE. UU., a pesar de la creciente demanda de alimentos eco, el gobierno continúa favoreciendo las ganancias de la industria de los pesticidas sobre la salud de los ciudadanos.

Fuente: The Guardian

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer 
Bio Eco Actual Agosto 2020

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here