Con la llegada del otoño, apetecen desayunos más calientes, consistentes y energéticos que en los meses más calurosos, como por ejemplo este porridge.

Porridge

Siempre puedes recurrir a un pequeño bocadillo o sándwich, los típicos cereales o unas tostadas, pero si de verdad quieres algo que te entone por la mañana debes probar el porridge o gachas de avena.

Es un desayuno de fácil digestión, muy nutritivo y reconfortante.

La base de este plato sólo son copos de avena y agua, para una versión más ligera, o bebida vegetal si quieres un aporte extra de sabor y cremosidad. Una buena opción es cocinar la avena con agua, al menos una parte de los líquidos, y añadir la bebida vegetal al final para enfriar un poco o para calentar tu desayuno si has dejado tu porridge hecho con antelación.

La clave para poder variar serán los toppings que utilices. Puedes añadir plátano chafado dentro para endulzar y saborizar, incorporar una cucharada de cacao puro para hacer un porridge sabor chocolate, añadir fruta fresca por encima y frutos secos troceados para aportar una textura crujiente. Las posibilidades y combinaciones son infinitas.

Tiempo de preparación: 2 minutos.

Tiempo de cocción:  5-8 minutos.

Raciones: 2

Dificultad: Baja.

Ingredientes

  • 40 gr de copos de avena integrales suaves.
  • 250 ml de agua.
  • 150 ml de bebida vegetal.
  • 40 gr de Crema de nueces y cáñamo AMANDÍN.
  • Plátano, manzana o fruta al gusto.
  • Frutos secos o semillas al gusto.

Elaboración

Colocar en un cazo los copos de avena con el agua y la bebida vegetal. Puedes usarla  de soja, almendras, avena o la que más te guste.

Llevar a ebullición y mantener a fuego medio-bajo removiendo con frecuencia para que no se pegue y no se formen grumos.

Mantener durante 5-8 minutos hasta comprobar que se vuelve espeso, pero sigue siendo cremoso.

Si lo prefieres más ligero puedes añadir algo más de bebida vegetal hasta ajustar la consistencia a tu gusto.

Mientras se cocina el porridge prepararemos el topping que aportará sabor, cremosidad y el punto más dulce.

Para ello, colocar en un bol pequeño la crema de nueces y cáñamo y añadir una o dos cucharadas de agua caliente, según la consistencia que desees. Remover hasta que se integre completamente y quede una crema ligera. A esta crema podrás añadir cacao puro, si quieres una salsa sabor chocolate, canela o algún sirope para endulzar si quieres un toque extra dulce.

Cuando las gachas de avena estén listas, sean cremosas y hayan espesado, colócalas en un bol de desayuno y añade la crema de nueces y cáñamo por encima.

Termina la presentación con nueces, semillas o tus frutos secos preferidos y fruta fresca al gusto.

ESPACIO PATROCINADO POR
Amandín. La opción más saludable

Amandin

Autores: Iván Iglesias, Experto universitario en Nutrición y Dietética y Estela Nieto, Psicóloga, Master en psicopatología y salud, y especialista en psiconutrición.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Octubre 2020

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here