En los últimos años el aceite de coco (INCI: Cocos Nucifera Oil)  se ha convertido en uno de los ingredientes de tendencia en cosmética, tanto convencional como natural/Bio. Y no solamente en cosmética, también está considerado un súper alimento y se está introduciendo en nuestras cocinas, aunque muchos lo sigan considerando exótico. Su uso es muy común en países del sudeste asiático,  como la India o Tailandia.

aceite de coco

¿Cómo se obtiene el aceite de coco?

Este aceite tan maravilloso se obtiene de la pulpa blanca del coco y se prensa en frío. No interviene ningún proceso químico en su obtención ni es necesario ningún conservante ni antioxidante. Se puede conservar hasta un año sin oxidarse sin que pierda sus propiedades (1). Una de las características que se puede observar a simple vista es que no se liquidifica hasta los 25ºC. Por tanto, si tenemos aceite de coco puro en casa, está sólido en invierno y líquido en verano.

Otra de sus características es que está compuesto de un 85% de ácidos grasos saturados y de éstos el  más abundante es el ácido laúrico, que representa más del 45% (2). El ácido laúrico tiene propiedades hidratantes, calmantes, antiacnéicas y antimicrobianas, entre otras. Además contiene vitamina E y K que ayudan a contrarrestar la acción de los radicales libres.

Usos cosméticos

Su popularidad en cosmética se debe a sus múltiples usos. Se utiliza sobre todo en productos de cuidado capilar, para nutrir las puntas o como mascarilla para usar antes del lavado. Su alta eficacia se debe a su bajo peso molecular, que lo hace muy afín a la proteína del cabello y lo penetra con facilidad. Sin embargo, no se recomienda su uso después del lavado, ya que puede engrasar el cabello.

Es un aceite ideal para el cuidado corporal, pues se absorbe rápidamente y deja una sensación de suavidad en la piel, sin engrasarla

Se puede encontrar como aceite corporal puro o como ingrediente en el gel de ducha y en la loción corporal. Tiene propiedades hidratantes y nutritivas.  Además proporciona una agradable fragancia dulce y exótica.

Otro de sus usos, aunque menos conocido, es en higiene oral. Gracias al ácido laúrico y a sus propiedades bactericidas, aporta numerosos beneficios para la salud bucodental. Este ácido puede llegar a eliminar las bacterias que causan la acumulación de la placa, las caries o el mal aliento.

También se usa en desmaquillante de ojos o para nutrir las cutículas de las uñas.

Así pues, el aceite vegetal de coco natural, cuando se incluye en productos como cremas, champús, geles de ducha, lociones corporales o dentífricos, aporta muchos beneficios al producto. Pero esto debe estar acompañado de una fórmula natural/Bio con certificación, por ejemplo Ecocert, NATRUE o COSMOS, ya que sino los beneficios del aceite podrían ser contrarrestados por un ingrediente de origen petroquímico que impidiera su penetración.

En el mercado de cosmética natural/Bio hay muchos productos con aceite de coco, natural o Bio, que aprovechan todas sus propiedades para múltiples usos. Descubrámoslos.

Fuentes:

  • (1)  – Quality characteristics and oxidative stability of coconut oil during storage – Clean Products and Processes – 2012
  • (2) FEN – Fundación Española de la Nutrición.

Autora: Clara Bosch,  Ingeniera y Máster en cosmética y dermofarmacia

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Noviembre 2020

1 Comentario

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here