El movimiento de agricultura y alimentos ecológicos critica el plan de la Comisión de trabajar en un nuevo marco legal para las plantas derivadas de los nuevos Organismos Genéticamente Modificados (OGM).

Desregulación de los nuevos OGM: el movimiento ecológico levanta la bandera roja

Nuevo marco legal sobre los nuevos OGM

En un informe publicado recientemente, la Comisión de la UE reveló que están dispuestos a explorar opciones para un nuevo marco legal si los Estados miembros dan luz verde. El informe concluye que hay «fuertes indicios de que la actual legislación sobre OGM de 2001 no es adecuada para algunos OGM y sus productos», y propone un nuevo proceso de consulta que podría romper con décadas de controles de seguridad para proteger el medio ambiente y la salud pública.

El sector ecológico pide a los ministros de agricultura y medio ambiente, así como a la Comisión Europea, que salvaguarden la capacidad de los productores y agricultores de producir sin OGM y permitan que los consumidores elijan lo que comen. El reglamento existente es apto para alcanzar estos objetivos y ya permite la investigación y la comercialización de OGM si se respetan las normas aplicables.

Algunos actores políticos muestran su oposición

Tanto el Ministro de Medio Ambiente alemán como el Gobierno austriaco han manifestado su oposición, y consideran que la nueva generación de OGM debe seguir regulándose por la legislación comunitaria vigente en materia de OGM. A su vez, 161 grupos de agricultores y organizaciones de la sociedad civil han escrito a la Comisión Europea mostrando su rechazo a esta nueva intentona de blanquear los OGM.

161 grupos de agricultores y organizaciones de la sociedad civil han escrito a la Comisión Europea mostrando su rechazo

El Presidente de FOAM Organics Europe, Jan Plagge, señala: «Una normativa más laxa sobre el uso de la ingeniería genética en la agricultura y la alimentación es una noticia preocupante y podría dejar desprotegidos los sistemas de alimentos ecológicos, incluida su capacidad para rastrear OGM a lo largo de la cadena alimentaria para evitar contaminaciones que conducen a pérdidas económicas y cumplir con normas de calidad ecológica y expectativas de los consumidores. Los productores ecológicos instan a la Comisión y a los Estados miembros a mantener el marco normativo existente y considerar seriamente el impacto que tendría el escenario normativo propuesto en la alimentación y la agricultura ecológicas, la elección del consumidor y el acceso a la agrobiodiversidad».

Una normativa más laxa contradeciría los objetivos del Pacto Verde Europeo

Según IFOAM Organics Europe, la transparencia sobre el uso de la modificación genética debe seguir aplicándose a lo largo de la cadena de producción alimentaria. Contrariamente a los resultados del estudio, Una normativa de regulación más laxa de estas tecnologías, en realidad contradeciría los objetivos del Pacto Verde Europeo y las estrategias «De la Granja a la Mesa» y la «Biodiversidad», así como la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que establece que esta nueva generación de organismos genéticamente modificados debe estar regulada por las leyes de OGM vigentes en la UE.

«Sería irresponsable que los Estados miembros tiraran por la borda años de trabajo en políticas para garantizar la transparencia y la trazabilidad del uso de OGM»

«Es desconcertante que la Comisión prevea poner en peligro el desarrollo de las soluciones agronómicas existentes presentadas en su propia estrategia «De la Granja a la Mesa» para incluir en la agricultura y la producción de alimentos las tecnologías de modificación genética con un historial de promesas incumplidas», explica el responsable de políticas en IFOAM Organics Europe, Eric Gall.

Continuó diciendo que «sería irresponsable que los Estados miembros tiraran por la borda años de trabajo en políticas para garantizar la transparencia y la trazabilidad del uso de OGM basándose en un estudio de la Comisión basado puramente en supuestos sobre los ‘beneficios potenciales para la sociedad’ de las nuevas tecnologías de ingeniería genética y su contribución a los objetivos de la estrategia «De la Granja a la Mesa».

Los controles de seguridad para los nuevos OGM son esenciales

Las promesas de los productores de utilizar la tecnología para crear alternativas a los cultivos tolerantes a los pesticidas deben tratarse con precaución, como lo demuestra el hecho de que la primera solicitud en la UE para la aprobación de una planta CRISPR es un maíz resistente a los herbicidas.

Además, las meras promesas de los beneficios esperados no justifican que se establezcan normas más laxas en la UE con respecto a la protección del medio ambiente y la elección de agricultores y consumidores. Los controles de seguridad para las nuevas técnicas de ingeniería genética son esenciales, ya que es necesaria una evaluación de riesgos adecuada para evaluar el riesgo potencial para la salud y el medio ambiente de un cultivo en particular editado con el genoma caso por caso.

En lugar de depender y esperar soluciones milagrosas como los cultivos transgénicos, la Comisión debería centrarse en mejorar las prácticas agroecológicas concretas y bien definidas con beneficios comprobados para la biodiversidad y la calidad del suelo. La agricultura ecológica ya está implementando una amplia gama de prácticas para hacer que nuestros sistemas alimentarios y agrícolas sean más resistentes a las plagas y las diversas condiciones ambientales, así como a las situaciones climáticas extremas relacionados con el cambio climático, a la vez que se reduce la dependencia de los pesticidas sintéticos.

Fuentes:

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Abril 2021

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here